Del Parque de Mayo al Barcelona para entrenar a los arqueros del futuro

Es DT nivel UEFA

Del Parque de Mayo al Barcelona para entrenar a los arqueros del futuro

14/7/2019 | 06:30 |

Con 22 años, el bahiense Cristian Lelli se ganó un lugar en la escuela del Barsa.

Cristian Lelli, en un día de entrenamiento en las inferiores del Barcelona. Fotos: Gentileza Cristian Lelli

Por Ricardo Sbrana / rsbrana@lanueva.com
(Nota de la edición impresa)

   ¿Cuántas personas en el mundo logran puestos de fútbol en un club de la elite mundial como el Fútbol Club Barcelona?

   Aquí y ahora, 2019, anoten a Cristian Lelli. Tiene 22 años. Llegó.

   Trabaja como entrenador de arqueros en la Escuela Barsa, escalón previo a La Masía, como se denomina a la estructura de formativas del fútbol azulgrana.

   “Me fui del país porque no sentía que (Argentina) fuera mi lugar para desarrollarme profesionalmente y porque quiero seguir aprendiendo. En nuestro país, con las cosas como están siempre, no hay un contexto en el que la gente joven pueda formarse y seguir su carrera. Al llegar a Barcelona comencé en un club pequeñito, pero gracias a ese club pequeñito pude empezar a trabajar y desarrollarme como profesional”, dijo Cristian.

   Habla del Club de Fútbol Damm (Barcelona), especializado en formativas.

   “Estar acá me dio mucho aprendizaje y formación. Para mí es cumplir un sueño. Cuando llegué a España, todos me hablaban de Damm, de ir a ver sus entrenamientos. Ahora estoy ahí también, después de una buena cuota de esfuerzo. Porque tuve que hacer los cursos de entrenador de arqueros y de entrenador de fútbol o director técnico. De nivel UEFA en ambos casos”, contó.

   Con entusiasmo, siguió el rastro del aprendizaje y del crecimiento. Hasta que llegó la chance en esa “universidad global del deporte", llamada FC Barcelona.

También trabaja como DT de arqueros en CF Damm.

   “Un conocido me contó que buscaban entrenadores de arqueros. Tenía que enviar un currículum para ver si era seleccionado. Porque Barsa hace dos pruebas: una de currículum y otra teórico-práctica. Envié mi currículum y luego me llamaron para cumplir con la teoría y práctica en el mini estadio. Hice lo que me pidieron y después me convocaron para formarme a nivel metodológico, que es lo que estoy haciendo en estos momentos. Quieren asimile su metodología de trabajo y difunda los valores que propagan con el fútbol”, en relación a que se encuentra en Estados Unidos. El Barsa lo envió a capacitarse a un campus, durante 6 semanas y en las ciudades de Cincinatti, Charlotte, Raleigh, Filadelfia, Nueva York y Boston.

   “El Barcelona tiene dos áreas. La Escuela Barsa y el Barsa Formativo, donde compiten los jugadores de La Masía. En la Escuela los niños se van formando, como un paso previo a La Masía. Y cada tanto va saliendo algún talento que sube a La Masía. Yo estoy en ese paso previo, como entrenador de arqueros”, explicó.

Filosofía Barsa

   Cristian se inició en la escuela de arqueros que fundó su papá (Sergio) en enero de 2010 y que comenzó en Mundial Fútbol Club.

   “Soy ex arquero, como casi todos los entrenadores de arqueros. (En Bahía) Tuvimos una escuela llamada Arqueros Bahía, en la que empecé como entrenador a los 17 años. En mis primeras semanas entrenaba en el Parque de Mayo, en el sector de la cancha de básquet municipal. Hoy, al poder vestir la camiseta del Barsa luego de pasar por el Parque, si miro para atrás hay muchas cosas que viví en el medio, hasta llegar. Porque mi sueño es ser entrenador de arqueros. Y evidentemente para llegar al fútbol de elite hay mucho por recorrer, ver y aprender. Ojalá pueda vivirlo. Estoy cien por cien abierto a poder lograrlo”, afirmó.

¿Prefieren milenials?

   “A lo mejor suena chocante el hecho de que con 22 años sea entrenador de arqueros. El año pasado, además de Damm, estuve en un primer equipo de Atletic San Juz, como coordinador del área de metodología de arqueros. Éramos cuatro en el staff: el DT tiene 23 años, el asistente 25, el preparador físico 24, el otro PF 24 y yo 22. Y salimos campeones y ascendimos”, recordó.

   “Acá la edad no es un impedimento. En Argentina me pasó que el año y medio que estuve entrenando, la edad resultaba muy chocante. Pero acá si no sos joven, es muy difícil estar en el fútbol formativo. Se le da más importancia a que los jóvenes sean los que formen a los jugadores. Si sos grande, es difícil. Además sí o sí te piden tener títulos de entrenador. Todo lo que me queda ahora es sumar experiencia en los clubes actuales donde trabajo y en los futuros”, concluyó.

Más "fútbol", menos "físico"   

   Al llegar a España, donde vive desde hace 3 años, Lelli comenzó un proceso de adaptación para afrontar una rutina de trabajo deportivo con otro sentido respecto de la costumbre en nuestro país.

   “En mis primeros meses tuve que cambiar radicalmente el entrenamiento. Yo jugué en La Armonía, en Pacífico, en Olimpo... Y allá le entrenamiento es físico, es correr y jugar partidos. Acá quieren jugar con la pelota, hablemos de un club pequeño o grande. No hay entrenamientos de correr o pretemporadas al estilo argentino. Tuve que cambiar la manera de entrenar, de ver el fútbol y la manera de entender el entrenamiento de arqueros. Es un proceso con el que hoy Barsa me permite aprender muchísimo”, dijo.

   "¿De qué manera? En cuanto a cómo llevar a cabo el fútbol. Debemos entenderlo como un método. Para expresar valores y para respetar la premisa de pedir siempre la pelota. El arquero, por ejemplo, es parte del equipo y pieza fundamental. Es decir, la construcción del juego comienza también en el arquero. ¿De qué manera? Al dar una solución para superar una situación de presión del rival, por ejemplo", explicó.

El legado de Arqueros Bahía, la escuela que fundó Sergio Lelli en 2010.

“Lo que hago vale la pena”

   “Nunca me pregunté si lo que hago vale la pena, porque sé que lo que hago vale la pena. Es lo que siento y que me apasiona. Siempre intento hacerlo con pasión, con ganas de aprender, de preguntar y de vivir experiencias, contextos y distintas culturas”, agregó Cristian.

Arqueros Bahía

   En septiembre de 2010 en La Nueva. te presentamos la historia de la escuela Arqueros Bahía. Su creador, Sergio Lelli, se había planteado reivindicar la figura del arquero y llenar un vacío en la materia en nuestra ciudad. Su hijo Cristian era un adolescente más entre los que buscaban formarse en el puesto. Arqueros Bahía inclusive llegó a Olimpo, aunque la escuela ahora no funciona. Desde hace dos años la familia Lelli se radicó en Barcelona.

La huella de Santos

   Hubo un arquero bahiense que en 1975 llegó al Barsa: Osvaldo Norberto Santos, ex Huracán de Ingeniero White, Lanús, Boca y Racing, entre otros.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias