Son del siglo XIX

Abrieron tumbas de 2 princesas en el Vaticano pero estaban vacías

11/7/2019 | 13:32 |

   El Vaticano abrió hoy dos tumbas para ver si el cuerpo de una niña desaparecida desde 1983 se encontraba en el lugar, pero no halló nada, ni siquiera los restos de dos princesas del siglo XIX que se suponía estaban enterrados allí.

   Los expertos buscaban los restos de Emanuela Orlandi, la hija de un empleado del Vaticano que no regresó a casa tras una clase de música en Roma. Su desaparición ha sido objeto de especulaciones en los medios italianos durante años.

   El trabajo de exhumación comenzó después de una oración matutina en el Cementerio Teutónico, un sitio de entierro ubicado dentro de los muros del Vaticano usado durante siglos principalmente para figuras de la Iglesia o miembros de familias nobles de origen alemán o austríaco.

   Los funcionarios esperaban encontrar al menos las osamentas de la princesa Sophie von Hohenlohe, quien murió en 1836, y de la princesa Carlotta Federica de Mecklenburg, quien falleció en 1840, pero no había rastros de ellas.

   "El resultado de la búsqueda fue negativo. No se hallaron restos humanos ni urnas funerarias", dijo el portavoz del Vaticano Alessandro Gisotti.

   Gisotti dijo que el Vaticano ahora examinaría los trabajos estructurales realizados en el cementerio a finales del siglo XIX y nuevamente hace unos 60 años para ver si podían arrojar luz sobre el nuevo misterio.

   La tumba de la princesa Sofía llevaba a una gran sala subterránea vacía y tampoco se encontraron restos humanos en la tumba de la princesa Carlotta, dijo.

   "Bajaron y encontraron una habitación de 4 metros por 3 metros, que fue la primera sorpresa... no había absolutamente nada dentro", dijo a periodistas el hermano de Emanuela, Pietro Orlandi, frente al Vaticano.

   Las dos tumbas fueron abiertas en presencia de la familia Orlandi y descendientes de las princesas.

   La familia Orlandi había recibido una carta anónima que decía que el cuerpo de Emanuela podría estar escondido en el Cementerio Teutónico, cerca de la estatua de un ángel que sostiene un libro que dice "Requiescat in Pace", las palabras en latín para "Que en paz descanse". (Reuters)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias