Causa DyF

La investigación “basura” para seguir la pista de Favretto

24/6/2019 | 06:30 |

Cuando las intervenciones telefónicas y las redes sociales no aportaban datos, los policías hallaron respuestas en los residuos.

Foto: Archivo LN.

   En las últimas horas efectivos de Interpol Brasil detuvieron a Sergio Arnaldo Favretto en ese país, aunque desde hace un tiempo la fiscalía y los investigadores manejaban información que les permitía mantener la esperanza de capturar al ingeniero, prófugo desde 2015 y acusado de llevar adelante una millonaria estafa con el plan de viviendas DyF.

   “Era muy cuidadoso y precavido”, admite una persona vinculada a la búsqueda acerca de la conducta de Favretto en la clandestinidad.

   Por ese motivo, cuando las intervenciones telefónicas y los rastreos en las redes sociales no arrojaron resultados positivos, los policías debieron agudizar el ingenio y la basura que descartaban los familiares del prófugo les entregó pistas.

   Esa tarea fue llevada adelante por el personal del Departamento de Casos Especiales, a cargo del comisario inspector Eduardo Ávalos. Esta dependencia, perteneciente a la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial, fue especialmente convocada a principios de 2018 por el fiscal Rodolfo De Lucia para colaborar en la causa.

   Con el apoyo de efectivos de la policía rionegrina se coordinaron tareas y durante varios meses se realizó el análisis de los residuos en una vivienda ubicada en Viedma y en un inmueble de nuestra ciudad.

   “Dos o tres veces por semana se retiraban las bolsas cuando las depositaban en la vereda y se analizaba el contenido, En la búsqueda se hallaron en varias ocasiones descarte de correspondencia, sobres y otros elementos que nos brindaron datos para encaminar la investigación”, comentó el vocero.

   De esa forma, llegaron a la conclusión que Favretto realizaba una especie de “triangulación” para poder estar en contacto con sus seres queridos.

El recorrido

   Según reconstruyeron los investigadores, las encomiendas que realizaba el exadministrador de la firma DyF llegaban a la capital rionegrina, donde reside un hermano, y desde allí eran enviadas a Bahía Blanca.

   También describieron que los paquetes solían estar muy bien sellados.

   “Se advirtió que tomaba una serie de medidas para evitar que fueran abiertos o preservar el contenido. Por ejemplo, colocaban varios sobres dentro de uno más grande”, agregó.

   Por otra parte, indicó que Favretto enviaba notas escritas en computadora y firmadas con las iniciales SAF, aunque la letra de los sobres le correspondía.

   A partir del origen de la correspondencia y otros elementos vinculados a la misma, los investigadores estiman que en el último tiempo podría haber estado en la zona de Neuquén y Buenos Aires.

   La fuente explicó que “hace unos tres meses se dejó de hallar elementos en los residuos”, por lo que se presume que en ese momento Favretto habría salido del país rumbo a Brasil, donde finalmente fue atrapado.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias