Mundo Gremial

Los gremios bahienses se movilizaron contra el ajuste y el tarifazo

8/4/2019 | 07:00 |

Las organizaciones sindicales y políticas marcharon para protestar por las políticas económicas del Gobierno. “Quienes nos gobiernan nos mintieron”, dijo Roberto Arcangel, del Sindicato de Camioneros.

Fotos: Rodrigo García-La Nueva.

   Decenas de organizaciones sindicales, sociales y políticas de Bahía Blanca marcharon el último jueves por calles céntricas de nuestra ciudad para reclamar en contra de los tarifazos, el ajuste y los despidos.

  La manifestación arrancó a las 10.30 con la adhesión de los principales gremios que enfilaron por calle Sarmiento, pasando por el Concejo Deliberante y desembocando en las puertas del municipio, donde tuvo lugar el acto principal que encabezaron  Roberto Arcangel,  secretario general del Sindicato de Camioneros, y Analía López, integrante del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

    “Los dirigentes nos sentimos en la obligación de manifestar la bronca que se siente y la desesperación por la pérdida de la dignidad. Cuando un trabajador se queda sin trabajo pierde todo, porque no puede llevar el pan a su casa”, afirmó Arcangel, quien recibió un caluroso aplauso de las más de mil personas presentes en calle Alsina y en inmediaciones de la plaza Rivadavia.

   “Esto no termina acá. Lo más importante que nos puede pasar es cambiar este gobierno  porque tiene una política que es contra de los trabajadores.  Los trabajadores no se equivocan, votaron pensando que esto iba a ser algo diferente. Lamentablemente, quienes nos gobiernan nos mintieron a todos”,  sintetizó.

   Entre los manifestantes  estuvieron presentes la Confederación General del Trabajo (CGT), La Bancaria Seccional Bahía Blanca, SMATA Seccional Bahía Blanca, ATE (Asociación de Trabajadores del Estado), Sindicato de Seguridad y el Peronista, APA (Asociación del Personal Aeronáutico), La Celeste (Suteba), CCC (Corriente Clasista y Combativa) y Movimiento de Jubilados y Pensionados, entre otros.

   “Queremos hacer oír nuestro profundo malestar y preocupación frente a las medidas del gobierno que atentan contra nuestros puestos de trabajo, nuestros salarios y organizaciones, nuestros dirigentes  y contra la calidad de vida de nuestro pueblo”, dijo, por su parte, Analía López, integrante del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), quien previamente pidió un minuto de silencio por un nuevo aniversario de la muerte del docente Carlos Fuentealba, en la provincia de Neuquén.

   “Es el gobierno que aplica tarifazos, que acalla las voces disidentes con represión, el que con sus políticas económicas genera despidos, cierre de fábricas, reduce el poder adquisitivo de los salarios hasta el punto de subsumir a la clase trabajadora en la pobreza. El que endeuda el país hipotecando el futuro de los jóvenes y niños, deprecia la salud y la educación pública, pilares fundamentales de nuestra sociedad, a la par que le roba la dignidad a nuestros jubilados.

   “Buscamos ser pilares de construcción de la unidad nacional, regional y local, para poner fin a este modelo. Y queremos denunciar el preocupante aumento de la pobreza y la indigencia en nuestra ciudad, a la vez que exigimos se declare la emergencia alimentaria y se destinen los recursos públicos necesarios para por lo menos contener mínimamente esta realidad y que ningún bahiense pase hambre”, afirmó Analía López.

La opinión de gremialistas de nuestra ciudad

   “Participamos de la movilización en Buenos Aires con un cuerpo de delegados, ya que, al no ser un paro, los empleados no pudieron participar porque tuvieron que acudir a sus respectivos trabajos”, señaló Miguel Aolita, secretario general de la Asociación Empleados de Comercio.

   Y añadió: “El país atraviesa una crisis muy profunda, por lo que es necesario manifestar nuestro desacuerdo con las medidas económicas y políticas que llevan a esto. No podría decir si ahora se viene un paro, porque eso lo tendrá que resolver la CGT”.

   “La disconformidad de la gente se palpa día a día en las calles. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta. Uno camina un poco y percibe la falta de ventas, la falta de dinero y la desocupación. Siempre digo que no se necesita ser un economista recibido en Harvard para darse cuenta que los únicos que hacen circular el dinero es la clase trabajadora. Para que la economía de un país funcione tiene que haber circulación de dinero en el mercado interno”, cerró Aolita.

   En el mismo sentido se refirió Gabriel Matarazzo, líder de los petroleros.

   “Desde el sindicato adherimos a la movilización, con participación activa. Apoyamos esta medida porque la realidad indica que el trabajador no la está pasando bien y que el pueblo en general está sufriendo este proceso. Creo que debiera servir como un llamado de atención para rectificar el rumbo, que indudablemente no está dando los resultados esperados. Es altamente probable que esto desemboque en un paro, al que también adheriremos en caso de que la CGT así lo determine”, señaló.

   Por su parte, Carlos Moreno Salas, secretario general de la Seccional local de SMATA,  fue uno de los que encabezó la movilización junto con Roberto Arcangel,  secretario general del Sindicato de Camioneros, y Fernando García, de la Bancaria Seccional Bahía Blanca, entre otros.

   “Fue un verdadero reclamo de gente que perdió su trabajo y no encuentra respuestas. Se movilizaron por esta situación que impera en el país, desde los problemas económicos, pasando por despidos, tarifazos, cierre de empresas, achicamiento del poder adquistivo y desprecio por los jubilados. La gente no puede más y lo hace saber”, manifestó Moreno Salas.

   Sergio Zaninelli, de Aduns, tomó parte de la marcha que se realizó el jueves por el centro de Bahía Blanca.

   “Para el sector docente, el 4 de abril es una fecha simbólica. Al asesinato de Carlos Fuentealba, se sumó el homicidio el año pasado en el ámbito escolar de Sandra Calamano. Además de ser un llamado de atención al gobierno, esto es una exigencia y un reclamo muy grande a la dirigencia de las centrales sindicales para que convoquen, en forma urgente, a un paro nacional. Hoy el hambre se hace presente cada vez con más fuerza, como así también crecen los índices de pobreza”.

   Y añadió: “Nosotros como docentes de universidades nacionales aún no tenemos llamado a paritarias, aún teniéndola vencida. Ante esta contingencia, el lunes próximo definiremos el plan de lucha a seguir”.

Comunicado de FATSA y ATSA

   “Estamos atravesando un momento crítico en nuestro país. Cae la industria nacional, cae el empleo y aumenta la pobreza. Nos movilizamos por la unidad, la producción nacional y el trabajo argentino. Cierran 25 PYMES por día, hay 350.000 nuevos desocupados, 50% de inflación anual y 15% caída de la industria en diciembre. Por un país para todos y no para unos pocos”, señala el comunicado de FATSA y ATSA.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias