Olimpo: el sueño del predio propio se hace realidad

Se anunciará mañana

Olimpo: el sueño del predio propio se hace realidad

13/2/2019 | 19:07 |

"Serán 6 hectáreas para Olimpo y otras 6 que pertenecerán a la Universidad Tecnológica Nacional", dijo Mauro Altieri, presidente de la institución aurinegra.

Mauro Altieri se ilusiona con las obras que proyecta en Olimpo. Foto: Archivo La Nueva.

Por Javier Oscar Schwab / jschwab@lanueva.com

   El sueño del predio propio comienza a ser una realidad en Olimpo. La fallida gestión anterior de llevarlo a un lugar imposible para los propósitos del club, por el acotado margen de maniobra en tierras lindantes al aeropuerto, contrastan con este nuevo proyecto que surgió en los últimos meses gracias al aporte de un reconocido empresario de nuestra ciudad.

   "Tengo que admitir que hay que gente que quiere a Olimpo y, también, a la ciudad. Porque no es común que te cedan 6 hectáreas como está la situación hoy en día. Pero para llegar a eso hubo gente que trabajó y se preocupó, y que todavía sigue creyendo en que se puede", dijo Mauro Altieri, presidente de Olimpo, quien esta tarde, precisamente, estaba retornando de Buenos Aires luego de destrabar en AFA una situación para evitar un conflicto mayor.

   "No es fácil. Acá solucionamos un tema y aparece otro, pero no por eso dejamos de pensar en hacer de Olimpo un club modelo, que pueda ser disfrutado por los socios y por los particulares. Mi meta es hacer obras de verdad, no cómo otras que se habían anunciado y no servían para nada", remarcó.

   —¿Quién es el empresario que donó las tierras?

   —Jorge Bonacorsi, quien también es socio del club. Serán 6 hectáreas para Olimpo y otras 6 que pertenecerán a la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), cuyo rector es el doctor Liberto Ercoli. Están ubicadas en el camino de La Carrindanga, pasando las vías, un lugar por donde transitan muchos deportistas diariamente.

   —¿Cómo surgió el contacto?

   —Por intermedio de Rodrigo Gómez, quien es amigo de "Corcho" Bonacorsi. Es parte de la misión que tenemos los directivos de sanear al club y dejar obras para que puedan ser disfrutadas por la gente de Olimpo y por el neutral. 

   —¿Cuando hablás de obras proyectás algo distinto a lo que sería un predio futbolístico?

   —Sin dudas. La misión inicial es forestar y pasar las máquinas para armar canchas de fútbol. Pero imagino un complejo que va más allá, con múltiples actividades y una vida social propia. Que no esté proyectado sólo para el fútbol profesional sino para la gente común, el que no tiene un lugar para desarrollar sus actividades.

   —¿Hasta podría haber un intercambio con gente vinculada a la UTN?

   —Sería fantástico. Un aprovechamiento integral, donde la UTN nos permita usar su espacio y todos pueden hacer uso del predio. Claro que el mantenimiento del mismo correría por cuenta de Olimpo.

   —Si se logra eso, ¿dejarían el predio de Teléfonos?

   —No. Teléfonos es parte de Olimpo. No es necesario mudar el fútbol profesional. Sí, se me ocurre, podríamos tener un intercambio con los afiliados a Teléfonos para que también tengan acceso a nuestro predio.

   —Se tornaría, entonces, en un club de puertas abiertas.

   —Lo han hecho otro clubes incorporando ligas amateurs, otorgándole espacio a la gente que tiene una determinada edad y no tiene un lugar a donde ir. Lo proyecto de esa manera, incluyendo también a gente que practica otros deportes.

   "Las universidades tienen ligas y sus estudiantes compiten. La UTN tiene muchos chicos que seguramente también aprovecharán ese espacio que va a ser muy importante". 

   —¿Qué va a pasar con las tierras abandonadas lindantes al aeropuerto?

   —Nada. Olimpo ya no aporta allá. Y le dije a (Fernando) Bonacci que haga lo que quiera con ese lugar. Es un sitio que a nosotros no nos sirve.

   —En esta política de construcción, ¿proyecta más obras para el club?

   —Sí, la pensión. Cuando llegamos estaba en un abandono total y para mí es algo esencial. Considero que tiene que estar en el club, donde los chicos sientan el arraigo. Cercana al quincho, donde antes funcionaban las canchas de pádel, o en otro sector. El proyecto de pensión propia está en manos de los ingenieros y arquitectos, que son los que determinarán el lugar adecuado, y de los socios, que nos aportan con su cuota.

   —¿Los socios tendrán participación en todo esto?

   —Sí. Queremos que nos hagan llegar su idea, que participen y se involucren. Todo lo hacemos para bien del club.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias