El Museo de Bellas Artes ofrece exhibir sus cuadros en comercios y otras entidades

Objetivo de mejor preservación

El Museo de Bellas Artes ofrece exhibir sus cuadros en comercios y otras entidades

11/2/2019 | 06:30 |

Distintas instituciones podrán exponer obras del patrimonio artístico bahiense. Se buscan interesados.

Los espacios para guardar obras en Sarmiento 450 distan de lo ideal. (Fotos: Rodrigo García - La Nueva)

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

   En la búsqueda de mejorar las condiciones de cuidado y preservación de su patrimonio artístico, el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo de Bellas Artes, hoy agrupados y rebautizados como Dos Museos, comenzarán a ofrecer sus obras a entidades interesadas en exhibirlas y de esa manera disponer de más y mejores ambientes para su conservación.

   El museo, con sede en Sarmiento 450, tiene severas limitaciones para el guardado de su patrimonio, tanto por una cuestión de espacio como también por las condiciones ambientales que exigen las obras.

   "Cualquiera que visite el museo puede ver dónde están guardadas: unas 870 obras, bi y tridimensionales, acopiadas en una sala de 20 metros cuadrados", explica el director Christian Díaz.

   La falta de espacio genera además que tengan un contacto no recomendable. "Hemos detectado algunos daños, por ejemplo, cuando los marcos de unos cuadros afectan a las telas de otros, como consecuencia de estar todos apretados", detalló. 

   Otra carencia del museo es no disponer de personal especializado en restauración. Sin embargo, esta situación se modificará este año, con la incorporación de dos personas con preparación en la materia.

   La necesidad de espacio para el guardado de obras es fundacional del Museo. Cuando en abril de 1995 se habilitó la casona de calle Sarmiento, quedó pendiente la construcción de ese lugar, pensado para ocupar parte del patio.

   El titular del Instituto Cultural, Ricardo Margo, señaló a La Nueva que el Museo es "una obra incompleta" al estar pendiente de materializar ese depósito y aseguró que en 2019 se intentará iniciar su construcción. "Es lo que falta para dar por terminada la obra. La idea es hacerla con recursos afectados", indicó.

   Un local para el guardado de este tipo de bienes exige tratamientos especiales. Una adecuada sectorización, sistemas que aseguren la estabilidad climática, con control de humedad y temperatura, la renovación del aire con filtros de protección de partículas, y seguridad a prueba de robos y actos vandálicos.

La idea

   Un camino que seguirá Dos Museos este año buscando de descomprimir el depósito y mejorar las condiciones de las obras será ofrecerlas para su exhibición a instituciones y comercios. 

   Bancos, centros comerciales, hospitales, el aeropuerto pueden ser algunas de esas alternativas. "Muchos museos del mundo utilizan este recurso. Organizan muestras en otros lugares. De esa manera hacen circulan sus bienes, los muestran y los ventilan", señala Díaz. 

   Por supuesto que esos puntos deben cumplir con ciertas exigencias, en cuanto a su espacialidad y seguridad.

   "La idea es que los interesados en disponer de nuestras obras nos llamen, nosotros evaluaremos el sitio y a partir de eso definiremos qué material ofrecerle. La idea es que todo el año dispongan de cuadros o esculturas y nosotros rotar y mostrar este patrimonio que es de todos", agregó.

Problema mundial

   Es propio de los museos no poder exponer toda su colección. Los más importantes del planeta aseguran que apenas pueden dar a conocer el 5% de sus bienes.

   El Museo Reina Sofía, en Madrid, posee varios trabajos de Pablo Picasso que nunca pudo mostrar.

   El año último, Dos Museos implementó una política para rotar el material, llegando a exhibir 162 obras. Este año espera mantener idéntica tesitura.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias