¿Cómo está la ruta 3 vieja a pocas semanas del verano?

9/11/2019 | 06:45 |

Luego del accidente fatal del domingo, recorrimos el tramo y hablamos con Vialidad Provincial sobre sus peligros.

Fotos: Emmanuel Briane - La Nueva.

Federico Moreno/ fmoreno@lanueva.com

“Le pedimos a la gente que respete los carteles, por algún motivo están ahí”, sintetiza Juan Aparicio, jefe del Departamento Zona XI – Bahía Blanca, de la Dirección de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires, responsable del mantenimiento de la ex ruta nacional 3.

El estado de dicho trayecto, de 30 kilómetros entre el aeropuerto --allí termina la autovía-- y el empalme con la ruta nacional 3, lleva décadas de deterioro y el domingo pasado, a la altura de Bajo Hondo, se produjo un accidente que arrojó un saldo de dos víctimas fatales y cuatro heridos.

“En comparación, está bien”

Consultado por el estado del camino, el responsable de la DVBA, Juan Aparicio, opinó que “en comparación con otros años, la ruta está bien. Sigue teniendo algunos sectores complicados, en los cuales hacemos bacheo cada 10 o 15 días. Lo peor se da cuando llueve, hay pozos históricos puntuales a los que hemos tratado de encontrarles la vuelta, pero con el agua se vuelven a abrir y se repite el ciclo”.

“Dentro de nuestras posibilidades tratamos de repasarla periódicamente como para mantenerla controlada. Dejamos la cartelería del último verano, tanto en las dos cabeceras del tramo –en los empalmes con la rutas 51 y 3-- como en dos o tres sectores intermedios, que indica que la ruta está en mal estado y que la velocidad máxima es de 40 kilómetros por hora”, agregó.

Lo que lamentó el funcionario es que “los automovilistas no respetan los carteles, ese es el tema, la velocidad es algo incontrolable, y lamentablmemente lleva a que haya accidentes. Al automovilista le pedimos que por favor tenga en cuenta toda la cartelería, está por un motivo. Es complicado mantenerse a una velocidad mínima en una ruta, pero es la idea, cuidar a la gente. Después del accidente del domingo tal vez reforcemos con más cartelería todavía”.

Sobre la temporada de verano y vacaciones que se aproxima y las tareas necesarias para que el camino en cuestión sea una digna alternativa de la ruta 3 a la hora de ir a Pehuen-Có, Monte Hermoso y otros destinos de la costa, Aparicio sostuvo que “de acá al verano y durante el mismo seguiremos haciendo bacheo por administración, es decir con personal y material nuestro, mientras que seguiremos trabajando para conseguir alguna obra que brinde una solución definitiva. Estamos atentos al cambio de gobierno, nuestras autoridades en La Plata están al tanto del estado del tramo, pero la situación económica se complicó y muchas obras están a la espera”.

Sobre los puntos más deteriorados del trayecto, el jefe de la zona XI – Bahía Blanca explicó que “desde la rotonda de la 51 hasta las vías de Calderón está aceptable, había algún pozo puntual pero ya lo tapamos. Después de Calderón tenés un tramo --al que nosotros le decimos ‘bajo de la laguna’-- que está bastante deformado, y lo que hicimos ahí fue trabajar en las banquinas como alternativa de escape por algún pozo que se forme y no hagamos tiempo de tapar. También hay un par de segmentos complicados llegando al sector de los chañares, pero todo esto que te digo está puntualmente señalizado para que el automóvil circule a 40”.

Sobre el estado general, el funcionario de Vialidad de la Provincia analizó: “Hay tramos que están bien, lo que lamentablemente genera que el automovilista acelere y después se encuentre ante los tramos más complicados circulando a alta velocidad. Por eso la decisión que tomamos de mantener la cartelería del verano pasado, tanto para los que van de Bahía a la costa o de la costa a Bahía”.

Tránsito pesado y flujo

“Tránsito pesado hay, no mucha cantidad pero hay. No debería circular por ahí, pero ese control excede a lo que yo pueda disponer. Hemos implementado algunos operativos con balanza móvil, esperamos a los camiones en la rotonda con la ruta 51 pero no hemos agarrado a muchos en infracción de peso”.

Sobre el uso que se le da a la ruta vieja, Aparicio comentó que “durante el año es flujo es bajo y constante, y ya a partir de octubre, noviembre, lógicamente porque la gente empieza a ir a la playa, se intensifica, por lo que las tareas de bacheo en verano se intensifican también”.

Recorrida por el lugar

En la semana, un periodista y un fotógrafo de este diario recorrieron los 30 kilómetros en cuestión, desde el fin de la autovía hasta el empalme con la ruta 3, y constataron que, en efecto, el estado de la ruta es como lo describió el funcionario de Vialidad Provincial.

Más que estar deteriorado todo el recorrido –-que en líneas generales está en estado aceptable--, lo que tiene es un deterioro pronunciado en sectores específicos, como los que Aparicio enumeró y que, tal como dijo, están bien señalizados.

No se observan baches de los vulgarmente denominados “cráteres” como se podía ver años atrás, y los segmentos con pozos, ondulaciones o asfalto muy gastado no se extienden por más de 200 o 300 metros.

Más allá del estado de la calzada, se observa el pasto muy alto en gran parte del trayecto, lo que reduce las posibilidades de usar la banquina, algo sobre lo que el responsable distrital de Vialidad también habló.

“Esta semana estuvimos cortando el pasto en la ruta 51, desde Cabildo hasta Bahía, la que viene nos ocuparemos de las banquinas de la ruta 3 vieja. Eso sí, por un convenio que se acaba de firmar, nuestra jurisdicción –-siempre hablando del mantenimiento de la hierba-- llega hasta Calderón, y desde Calderón hasta el cruce con la ruta 3 ahora depende del municipio de Coronel Rosales.

Palabra de los usuarios

“Fui por ahí a Monte la semana pasada y me pareció aceptable. Sabía que no estaba bien, pero no hay pozos tan profundos como antes, sigo poniendo en la balanza evitar la ruta 3 nueva, por la vieja circulan muchos menos vehículos”, comentó Mariano.

“La uso todos los años porque me queda más cerca entrar por ese lado de la ciudad. Aunque está mejor que otros años estaría bueno que la arreglaran definitivamente, más considerando que prometieron una autopista en la ruta 3 nueva y no la hicieron”, opinó Fabián.

“Se puede transitar, es cuestión de ir con cuidado en los tramos que están mal, pero si ya los conocés, la verdad es que en las partes buenas, que son la mayoría, podés ir a 90, a 100, como en cualquier otra ruta. No te cruzás tantos autos, ni tantos camiones, en tiempo es más o menos lo mismo y me siento más segura”, analizó Mariela.

Otras rutas provinciales del distrito

Aparició explicó que la 78, de acceso a Monte Hermoso, se encuentra en muy buen estado. Sobre la 72, importante para el turismo serrano, dijo que está en buen estado.

“La 76 en la rotonda de Sierra tiene algunos baches, se trabaja periódicamente. Y desde la 72 hasta la rotonda de San Eloy se hizo un bacheo importante pero todavía falta para llegar óptimos al verano”.

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias