El tranvía: esa moda bahiense

El tranvía: esa moda bahiense

9/1/2019 | 09:10 |

Mario Minervino / mminervino@lanueva.com

Hace 108 años, en enero de 1911, se habilitó el tranvía eléctrico hasta Villa Harding Green, convertido en el paseo de moda bahiense.
Fue época de fundación de villas la primera década del siglo XX, de lotes a precios accesibles, con rematadores hablando de prosperidad en terrenos áridos y desiertos. 

Uno de esos emprendimientos data de diciembre de 1906, cuando Ernesto Parral, propietario de una chacra a “unas 30 cuadras” del centro, dispuso crear una villa “bajo el simpático nombre de Harding Green”. 
Para alentar la consolidación, Parral donaba terrenos con la condición de que construyeran viviendas según planos del arquitecto Gregorio Salamandekov. 

Un año después terminó la subdivisión en esa “soberbia explanada con bondad de tierra y agua” y el martillero Carlos Pronsato realizó, luego de un suculento asado, el remate de las primeras manzanas. 
Villa Harding Green creció lentamente y en 1910 Parral encontró u

n nuevo elemento para fortalecerla: el tranvía eléctrico. El mismo financió la construcción del tendido férreo hasta que el concesionario del servicio, el Buenos Aires al Pacífico, lo tomó a su cargo.

Llegó así el viaje inaugural de enero de 1911 a la 1 p.m. y en el tramway viajaban el gerente de la empresa, William Harding Green, Parral y el intendente, Valentín Vergara. De inmediato ese viaje de “60 minutos a 50 centavos” fue moda. “Es un hecho que al paseo a Puerto Comercial le ha salido un competidor de importancia”, publicó este diario. 

Los domingos era común ver los coches atestados de pasajeros, gozando de “un paseo agradable, un espectáculo lleno de gratas perspectivas”.

El servicio funcionó hasta 1938, año en que el Concejo Deliberante aprobó la cancelación del tranvía en nuestra ciudad.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias