En medio de la tensión con la oposición y la región, Maduro asumirá un nuevo mandato

Lo hará mañana

En medio de la tensión con la oposición y la región, Maduro asumirá un nuevo mandato

9/1/2019 | 16:35 |

Foto: Reuters.

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asumirá mañana un nuevo mandato en un clima de tensión creciente con la oposición y la mayoría de los países de la región, que desconocen su reelección.

   Debido al enfrentamiento interno, Maduro no jurará ante la Asamblea Nacional (AN, parlamento), como lo establece la Constitución, sino ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

   Con holgada mayoría opositora, la AN no solo desconoce el próximo mandato de Maduro sino que ayer debatió un anteproyecto de “ley de transición” con el objeto de “ejecutar políticamente” un cambio de gobierno.

   Ante ese panorama, el TSJ, controlado por el oficialismo, convocó formalmente al jefe del Estado para tomarle el juramento.

   Paralelamente, escaló el conflicto que enfrenta a Venezuela con 13 de los 14 países de la región que integran el Grupo de Lima, que declararon el viernes pasado que no reconocen la “legitimidad” del próximo mandato de Maduro y anunciaron que evaluarían medidas para sancionar a la administración chavista.

   El canciller, Jorge Arreaza, citó esta mañana a los representantes diplomáticos de esos 13 países, entre ellos Argentina, para entregarles una nota de protesta.

   Inmediatamente, esos diplomáticos fueron llamados de urgencia por sus respectivos gobiernos y ya abandonaron Caracas, con el fin de que no asistan mañana a la asunción de Maduro.

   Mientras tanto, Perú anunció ayer que prohibió el ingreso en su territorio de Maduro y otras 92 personas vinculadas con el régimen chavista, entre funcionarios, jueces, empresarios y familiares.

   El próximo mandato de Maduro es cuestionado por la oposición y por buena parte de la comunidad internacional, porque en los comicios del 20 de mayo de 2018, en los que fue reelecto, no participó la mayoría de los adversarios del oficialismo, no se permitió la actuación de observadores independientes y votó menos de la mitad de los ciudadanos empadronados.

   El líder bolivariano comparó sus resultados con los de Donald Trump, Sebastián Piñera y Mauricio Macri, a quien calificó como "destructor de Argentina".

   La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) sumó hoy su rechazo, al declarar que "la pretensión de iniciar un nuevo período presidencial el 10 de enero de 2019 es ilegítima por su origen y abre una puerta al desconocimiento del gobierno porque carece de sustento democrático en la justicia y en el derecho". (Télam y La Nueva.)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias