Ocurrió en 2017

Doble crimen en Pradere: “El jurado valoró la vida e hizo justicia”

6/5/2018 | 06:20 |

La abogada Victoria Fernández, quien representó a la familia de Miguel y Juan Mayer, dijo estar conforme con el veredicto de culpabilidad resuelto en el juicio contra Rubén Angelosante. 

Fotos: Archivo LN.

   Pasó algo más de un año desde el momento en que Miguel Mayer (59) y su hijo Juan Manuel (18) fueron hallados sin vida junto a un alambrado de un campo de colonia La Graciela, en Juan A. Pradere.
   La acción de la policía y la declaraciones de testigos permitieron la detención de Rubén Fabián Angelosante (40) por el doble crimen.
   Si bien el dolor por las pérdidas es irreparable, la familia de las víctimas halló algo de consuelo en las últimas horas, luego que en un juicio por jurados el acusado fue declarado culpable. 
   “Fue un debate muy largo y difícil, donde hubo mucha chicana de parte de la defensa, tratando de armar una coartada que se cayó. Finalmente, el jurado valoró la vida, la tranquilidad de un pueblo e hizo justicia”, consideró la abogada Victoria Fernández, quien representó legalmente a la familia Mayer.
   Angelosante fue condenado por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y homicidio simple.
   El hecho se produjo el 13 de marzo de 2017, en el sector de corrales del establecimiento rural Los Servos.
   Miguel falleció como consecuencia de un severo traumatismo de cráneo, mientras que el deceso de su hijo se produjo como consecuencia de un disparo que recibió en la región torácica.
   El debate fue dirigido por la jueza del Tribunal en lo Criminal Nº 2, Claudia Fortunatti, quien en los próximos días celebrará la audiencia de cesura, durante la cual las partes realizarán el pedido de pena.


   “Quiero que sea el máximo de condena posible, porque es un doble homicidio y además porque mató a un chico con toda una vida por delante, sin darles lugar a nada”, comentó Fernández.
   Agregó que tras la decisión “las sensaciones son de mucha paz, ya que que el pueblo -por el jurado- ha creído en la verdad de lo que pasó. Eso da mucha tranquilidad”.
   “En un juicio por jurados por este tipo de delitos, donde no encontramos el arma homicida, porque el acusado tuvo todo un día para deshacerse de ella, era muy difícil que la gente que no sabe de derecho entienda que había un montón de condiciones que daban a esta persona como culpable”, siguió diciendo.
   Fernández indicó que “es muy gratificante que haya salido a la luz toda la verdad de lo que pasó”.
   Manifestó también que un testigo clave fue hostigado y amenazado, por lo que permaneció con custodia hasta el juicio.
   Finalmente, afirmó que Pradere “es un pueblo muy chico, donde todos se conocen, y los vecinos tenían temores, incluso uno de ellos habló y contó que había visto el arma en el lugar, por lo que acreditamos que esa arma existió. Fue una alegría para todo el pueblo”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias