Lula pidió la anulación de su condena porque el juez que lo sentenció será ministro de Bolsonaro

5/11/2018 | 20:26 |

El mandatario electo se opuso porque "sería un mal ejemplo".

Foto: Infobae

   El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde el 7 de abril, pidió hoy al Supremo Tribunal Federal, máxima corte de Brasil, su liberación y la anulación de su condena por corrupción a raíz de que el juez que lo sentenció, Sérgio Moro, asumirá como ministro de Justicia del gobierno del mandatario electo, Jair Bolsonaro, quien se mostró en desacuerdo con esa solicitud.

   El argumento de la defensa de Lula es que Moro actuó políticamente, ya que la inhabilitación electoral del líder del Partido de los Trabajadores (PT) permitió la victoria del candidato ultraderechista el pasado 27 de octubre en balotaje.

   "La formalización del ingreso del juez en el escenario político -en clara oposición a Lula- hace más necesario hacer un análisis retrospectivo de la conducta del juez sobre el expresidente", dice el texto enviado al Supremo Tribunal Federal.

   Moro aceptó el viernes pasado ser una suerte de superministro de Justicia y Seguridad Pública de Bolsonaro, quien a su vez públicamente reconoció que el trabajo del magistrado en la Operación Lava Jato lo "benefició políticamente".

   El juez condenó a Lula el año pasado a 9 años de prisión por corrupción en el caso conocido como "triplex" de Guarujá, que según el fallo fue un soborno de la empresa constructora OAS.

   Según la defensa, "la actuación del juez Moro en relación a Lula siempre fue parcial y tuvo como objetivo impedir la actuación del expresidente en la política, facilitando las chances de un tercer candidato consagrarse vencedor en las elecciones presidenciales".

Las frases más polémicas de Bolsonaro

   El argumento también incluye que durante la campaña electoral Moro tuvo reuniones con enviados de Bolsonaro que le hicieron la oferta para convertirse en ministro.

   El magistrado de la ciudad de Curitiba se tomó vacaciones de su cargo y solamente renunciará pocos días antes de asumir Bolsonaro, el 1 de enero próximo.

   Los abogados de Lula sostuvieron que "en vez de alejar sospechas fundadas, Moro colabora con la consolidación de la fama que tiene, alimentando la percepción razonable en la sociedad de que se comporta como enemigo opositor de Lula".

   La defensa pidió extinguir las otras dos causas vinculadas a Lula que sigue Moro.

   "Si una persona puede permanecer libre por varios meses hasta que su caso pase por última instancia la Justicia mostrará que vale la pena ser corrupto en Brasil; no podemos tener un país que da muestra de que el crimen compensa", afirmó Bolsonaro esta tarde, en una entrevista con la televisora Bandeirantes.

   Asimismo, Bolsonaro descartó la posibilidad de un indulto a favor de Lula.

   "Todos sabíamos que si el PT ganaba las elecciones, el decreto de indulto iba a ser firmado por (el candidato a presidente de ese partido, Fernando) Haddad; con mi llegada al poder ya no existe esa posibilidad", remarcó el mandatario electo. (Télam)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias