DIAGONALES PLATENSES

Fricciones internas

27/11/2013 | 09:00 | La administración de Daniel Scioli sigue sin poder desatar el complejo nudo político en torno a la aprobación legislativa de la pauta presupuestaria y la ley impositiva para el año que viene en la provincia de Buenos Aires. A esa dificultad puntual, habría que sumarle la debilidad gubernamental para imponer criterios propios en la actividad parlamentaria.

Ricardo Salas/"La Nueva Provincia"






 La administración de Daniel Scioli sigue sin poder desatar el complejo nudo político en torno a la aprobación legislativa de la pauta presupuestaria y la ley impositiva para el año que viene en la provincia de Buenos Aires. A esa dificultad puntual, habría que sumarle la debilidad gubernamental para imponer criterios propios en la actividad parlamentaria.


 


 A esto hay que anexarle, asimismo, las pulseadas que se vienen dando dentro de la Legislatura bonaerense a partir de las clásicas negociaciones internas por el estratégico reparto de los espacios de poder, ante la inminente renovación parlamentaria del 10 de diciembre próximo.


 


 El clima de ebullición ante los cambios en el esquema de autoridades parlamentarias no sólo se viene dando dentro del oficialista Frente para la Victoria K, sino que además se extiende como en cualquier otro espacio peronista al reciente Frente Renovador de Sergio Massa, sector heterogéneo que, como era lógico, ya comienza a tener sus divisiones domésticas.


 


 La puja por los espacios de decisión en ambas cámaras de la Legislatura probablemente incorpore como nuevo protagonista a los bloques de senadores y diputados que responden al tigrense Massa, armado opositor que en los últimos meses vio engrosar sus filas a partir de la llegada de dirigentes provenientes del oficialismo K, la UCR y el PRO de Mauricio Macri.


 


 Apenas finalizó el escrutinio de las pasadas elecciones legislativas, se suponía que uno de los principales desafíos para Massa era, precisamente, contener las apetencias de protagonismo en el flamante FR.


 


 Durante los últimos días se repitieron los contactos telefónicos entre Tigre y La Plata. Posiblemente sea el propio Massa quien desactive las rencillas internas durante alguna reunión con su tropa de legisladores, aquellos con mandato vigente y quienes fueron electos en los comicios de renovación legislativa de hace un mes. En general, la clave pasa por una definición sobre quiénes serán las principales autoridades de los bloques de senadores y diputados provinciales del Frente Renovador.


 


 Esa etapa todavía parece estar en el aire. En Diputados, hay dos sectores en disputa y un grupo que vendrían a ser una suerte de "tercera posición". Dicho forcejeo es protagonizado por el ala más "renovadora" del massismo contra los referentes tradicionales del peronismo residual, cuentan en las diagonales.


 


 El sciolismo sigue dependiendo del Frente Renovador para aprobar el Presupuesto 2014 y el endeudamiento, aunque ahora cuenta con la tranquilidad de haberse garantizado que la Unión Cívica Radical y el Frente Amplio Progresista acompañarían ambos proyectos, aunque no el aumento del impuesto inmobiliario. Se sabe, esa situación podría terminar fortaleciendo al gobernador en el marco de una estrategia de "victimización" política.


 


 La rosca política ante el recambio de autoridades parlamentarias, obviamente también está presente en el oficialismo kirchnerista del FpV. Durante una reciente reunión de diputados se habría acordado que Horacio González siga al frente de la Cámara Baja de calle 53. Pero hay "operaciones cruzadas" por algunos lugares de conducción de cara al próximo período legislativo.


 


 Un lugar en discusión, a partir de las fricciones internas, pasa por la presidencia del bloque, actualmente en manos de Juan De Jesús, legislador cercano al vicepresidente Amado Boudou. No pocos creen que tal vez sea la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner quien digite alguna instrucción directa, ya sea tanto para la titularidad de la bancada del Frente para la Victoria como así también para la vicepresidencia (con caja propia y firma para tomar diferentes resoluciones de la Cámara), que hasta ahora está en poder del diputado camporista José Ottavis.


 


 Las especulaciones sobre los postulantes a disputar sitios significativos dentro del esquema del oficialismo en Diputados aparecen de diferentes sectores. Uno es Juan José Mussi. El exintendente peronista de Berazategui resultó electo diputado provincial por la Tercera Sección Electoral. Otro que se suma a disputar un lugar es Fernando "Chino" Navarro, que renovó su banca en la elección de octubre en representación del Movimiento Evita, pero que además ya fue jefe del bloque FpV antes que se fusionara con el PJ en una sola bancada.


 Para ese lugar, uno de los que suenan como favoritos es el bahiense Marcelo Feliú. El sciolismo también se anotó en la disputa postulando a Guido Lorenzino, pero el espacio que responde al gobernador no cuenta con el consenso necesario dentro del bloque.


 


 Scioli, hoy por hoy, tiene otras prioridades. Por ejemplo, que el oficialismo en el Senado consiga los votos para aprobar un Presupuesto 2014 que también prevé tomar nuevas deudas por 14.500 millones de pesos. Ese punto es el más resistido por el Frente Renovador "massista", lo que le impide al Ejecutivo acceder en el Senado a los dos tercios necesarios para aprobarlo.


 


 Aun a mitad de camino, el oficialismo confía en aprobar el cálculo de recursos y gastos. "El presupuesto puede llegar a salir como un fiambre cortado en fetas", advierten desde el FR. "Acá no hay nada que negociar, o se vota el presupuesto, o serán responsables del impedimento de realizar las obras de infraestructura que la Provincia necesita", responden los sciolistas.


 


 Para intentar destrabar la negociación, el gobernador anunció que de la redacción del proyecto de ley impositiva para el año que viene suprimía la suba del 18 por ciento para el inmobiliario rural, que era rechazada por entidades agropecuarias y por todo el arco opositor.


 


 Antes de ese virtual "plan canje", Scioli ya había ofrecido al radicalismo designar a Hernán Gómez (allegado al centenario partido) como Fiscal de Estado de la provincia de Buenos Aires. También habría ofrecido algunos asientos en el directorio del Banco Provincia.


 


 "Si la Provincia no exige rediscutir la coparticipación federal, no habrá cobija que cubra a todos los bonaerenses. Scioli no exige a la Nación lo que nos pertenece, entonces esa negativa por exigir lo justo hace que viva aumentando la presión impositiva para obtener más fondos, y así sacude a los sectores medios exprimiéndolos cada vez más", sostienen desde el radicalismo.


 


 "El Frente Renovador tiene doble discurso", disparó el jefe de Gabinete sciolista, Alberto Pérez, al reclamarle a los intendentes "massistas" que se oponen al ajuste del 18 por ciento en el inmobiliario rural y urbano para destinarlo a un fondo de seguridad, "que sean consecuentes en sus distritos con el aumento de las tasas municipales". La gobernación anotó que no pocos alcaldes que responden al FR estarían proponiendo hasta un 40% de aumento en sus tasas municipales.


 


 "El resultado electoral ha sido un dolor de cabeza, pero no hay mal que por bien no venga", reconoció el vicegobernador Gabriel Mariotto, y llamó a la militancia K a "dejar de mirarnos el ombligo para construir un camino entre todos" para fortalecer a la presidenta Cristina Fernández.


 


 Como ejercicio de "gestión y política", Scioli recibirá por su lado, en La Plata, a concejales y dirigentes del oficialismo para abordar una agenda con eje en el "desarrollo provincial" de cara al año próximo. Es una manera de darle continuidad al reciente encuentro que mantuvo con 82 intendentes municipales.


 


 Desde la sede gubernamental de calle 6, portavoces del sciolismo ventilan como confirmado un rumor de pasillo que circulaba con bastante fuerza desde hace un tiempo. Dicen que el denarvaísta Gustavo Ferrari es probable que se sume como titular de la Asesoría General de Gobierno provincial. Otro exlegislador denarvaísta, Franco La Porta, también estaría preparando un desembarco platense para conducir una futura Secretaría de Servicios Públicos.


 


 Scioli todavía debe encontrar un reemplazante para Gustavo Arrieta en el ministerio de Asuntos Agrarios, ya que fue electo diputado nacional por la boleta K. Las entidades bonaerenses que conforman la Mesa Agropecuaria ya le manifestaron al gobernador que, así como se oponen a la suba impositiva a nivel provincial, también rechazarán enfáticamente todo incremento de tasas municipales que las intendencias están impulsando por estos días en los que se tratan los presupuestos para el año que viene.


 


 También le solicitaron que se ponga al frente del pedido que los representantes rurales vienen sosteniendo, por el que reclaman a la Nación la devolución de los cuantiosos fondos que se están llevando de la Provincia por vía de los distintos impuestos que no son coparticipables.











Mustang Cloud - CMS para portales de noticias