Cristina inauguró el nuevo aeropuerto

LA PRESIDENTA, OTRA VEZ DE VISITA

Cristina inauguró el nuevo aeropuerto

20/6/2009 | 09:00 | Con la presencia de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quedó oficialmente inaugurado anoche el nuevo aeropuerto de Bahía Blanca, obra llevada a cabo por las empresas Corporación América SA y Arecco Ingeniería SA, concesionarios de la terminal por los próximos 25 años.

Cristina inauguró el nuevo aeropuerto

Cristina inauguró el nuevo aeropuerto. Aplausos. La Nueva. Bahía Blanca




 Con la presencia de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quedó oficialmente inaugurado anoche el nuevo aeropuerto de Bahía Blanca, obra llevada a cabo por las empresas Corporación América SA y Arecco Ingeniería SA, concesionarios de la terminal por los próximos 25 años.


 El acto tuvo lugar en la planta alta del nuevo edificio, en el sector que, a partir de su habilitación, servirá como zona de preembarque y sala VIP, ante unas 400 personas, entre empresarios, funcionarios nacionales, provinciales y municipales, comerciantes, gremialistas e invitados especiales, que aguardaron con paciencia la llegada de la presidenta, con cierto retraso respecto de la hora establecida.


 La primera mandataria fue la encargada de cerrar la lista de oradores, destacando la trascendencia que este tipo de obras tiene para los habitantes del sur argentino.


 "Sé lo que los bahienses sienten hoy con la inauguración de este aeropuerto. Lo sé porque soy como ustedes, del sur, donde en nuestra vida cotidiana, la de simples mortales que no contamos con aviones particulares, necesitamos de los aeropuertos y las líneas comerciales", señaló.


 En el comienzo de su discurso, la presidenta pidió paciencia por su disfonía y señaló que el de Bahía Blanca era el quinto aeropuerto que inauguraba durante su gestión.
En este aspecto, destacó la trascendencia de la aviación en el sur del país.



 "En esta región es imprescindible este servicio, tanto como el agua. El avión es la única manera de comunicarnos que tenemos. Hoy recuperamos nuestra línea de bandera (por Aerolíneas Argentinas), tenemos más frecuencias y combinamos esfuerzos para dar mayor bienestar y calidad de vida a los ciudadanos", expresó.


 Tras señalar que en su casa posee una foto de Saint Exupéry como piloto de la Aeroposta, en ocasión de un paso por la localidad santacruceña de San Julián, la presidente alentó a seguir peleando por una argentina diferente.


 "Muchas veces tenemos que pelear por las cosas. Son situaciones que hacen a la gestión de un gobernante. Bahía Blanca, que tiene el puerto más importante del país, ahora cuenta con un moderno aeropuerto y una nueva terminal de ómnibus. Por eso necesitamos gente que haga, que produzca cosas que se puedan ver y tocar. Criticar por criticar o aprovechar una oportunidad para sacar rédito, sólo genera desánimo en la sociedad", aseguró.


 "Muchas gracias Bahía Blanca y disfruten el aeropuerto", finalizó.

Deber cumplido.




 El encuentro se inició con la palabra de Ernesto Gutiérrez, presidente del Aeropuerto de Bahía Blanca, quien señaló como un "deber cumplido" la palabra empeñada un año atrás, en ocasión de recibir su empresa la concesión.


 "Para un operador aeroportuario, inaugurar un aeropuerto es la máxima emoción que puede vivir, porque conjuga el trabajo de todo un equipo y demuestra lo que somos capaces de hacer", indicó.


 Tras repasar parte de la historia de la aviación de nuestra ciudad con la habilitación, en 1929, de la ruta Bahía Blanca- Comodoro Rivadavia, destacó el rol de personajes como Antoine de Saint Exupéry, piloto de aquella línea.


 "Con su actuación nos mostró a los argentinos que el camino a seguir es el de una Argentina integrada aerocomercialmente. Estas terminales aéreas modernas son las que posibilitan el progreso de las ciudades, porque facilitan el comercio, el turismo y la economía", afirmó.


 Luego de agradecer a empresarios como Eduardo Eurnekian y a funcionarios como Dámaso Larraburu e Iván Budassi, "por el impulso que en diferentes etapas dieron al proyecto", destacó la validez del esfuerzo empresarial en estos tiempos.


 "Este aeropuerto es ejemplo concreto del rol que deben cumplir las empresas: seguir apostando a la inversión y al crecimiento. Estos son los momentos en que deben redoblar sus esfuerzos y ser socialmente responsables".


 Acto seguido, hizo uso de la palabra el intendente municipal Cristian Breitenstein, quien comenzó agradeciendo a quiénes, desde distintos ámbitos, tuvieron participación en la concreción de la nueva obra.


 "Ha habido un esfuerzo importante de todos los sectores, en una ciudad que, generalmente, plantea obstáculos y críticas, que a veces parecen excesivas. Si esa energía se canalizara en una actitud positiva, de colaboración, de poner el pecho a los problemas en vez de quejarse, creo que tendríamos una ciudad distinta", destacó.


 Al momento de hacer nombres, el jefe comunal no destacó a empresarios ni inversores sino que eligió mencionar a los obreros de la construcción que materializaron el edificio y, puntualmente, a Ricardo Ayes, "un vecino que se enojaba conmigo porque no teníamos un aeropuerto a la altura de las circunstancias", y a Pascualito, "el hombre que cada vez que me servía un café en esta terminal me preguntaba cuándo íbamos a tener un aeropuerto como la gente".


 También tuvo palabras de elogios hacia Juan Pedro Tunessi, presidente del Concejo Deliberante, cuya participación en el proceso de construcción de la obra calificó de "decisiva". "A la hora de trabajar por Bahía Blanca, ha sido una persona en la cual han primado los intereses de la ciudad por sobre los sectoriales", apuntó.


 Tras destacar que ninguna obra es posible hacerla si no es de forma mancomunada, el intendente también citó a Saint Exupéry para cerrar sus palabras. "'Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad. El mundo entero se aparta cuando ve a un hombre que sabe a dónde va', escribió Saint Exupéry. Por eso le quiero decir, señora presidenta, que Bahía está soñando despierta porque sabe hacia dónde va", agregó.

Renacimiento aeroportuario.




 A su turno, el gobernador Daniel Scioli, quien le agradeció a la presidenta haber plasmado lo que definió como un "renacimiento del sistema aeroportuario del país", a través de la estatización de Aerolíneas Argentina, un servicio al que calificó de "estratégico para Buenos Aires, por sus características geográficas".


 "Pero esto no es un golpe de suerte, sino consecuencia de la articulación del sector público y privado, de la responsabilidad social empresaria, con decisiones que el gobierno nacional ha tomado con gran coraje", señaló.


 El gobernador se refirió, por último, al problema del agua que aqueja a Bahía Blanca, señalando la voluntad del gobierno nacional para dar una respuesta inmediata a la crisis, comprometiendo los fondos necesarios para solucionar la demanda en lo urgente y a largo plazo.


Un plan de riego para nuestra zona







 Previo a participar de la inauguración del nuevo aeropuerto, la presidenta se dirigió a la empresa Transportadora de Gas del Sur (TGS), situada en el kilómetro 701 de la ruta 3 sur, donde puso en marcha una nueva bomba que permitirá inyectar 2,2 millones de metros cúbicos adicionales a la red de gas nacional, en un hecho que la mandataria consideró histórico en materia energética.


 "Estamos inaugurando obras de gas, agua y energía nuclear en todo el país, lo cual nos permitirá seguir sosteniendo un modelo de desarrollo, producción y trabajo para recuperar el trabajo para los argentinos", aseguró.


 Cristina Fernández también se refirió al problema del agua en el sudeste bonaerense, señalando la contradicción de la actual situación con la vivida en los 90, cuando las inundaciones eran el mal de esta zona.


 "De la misma manera que abordamos con una gran inversión aquel problema, ahora abordaremos la sequía. Lo haremos con un Plan Argentino de Riego, que permitirá el suministro de agua para todas nuestras ciudades. Se hará de manera conjunta, entre Nación, Provincia, municipio y los particulares, que se verán beneficiados al eliminar la contingencia del agua como un elemento que afecte sus rentabilidades económicas", aseguró.





Mustang Cloud - CMS para portales de noticias