Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

Bahía Blanca | Miércoles, 17 de agosto

El Nacional no quiere dejar pasar la chance

El Nacional Monte Hermoso no puede dejar pasar la oportunidad. Hoy, por la vigesimonovena fecha de la segunda fase de la Liga Nacional, visitará a un Quilmes que por diferentes razones llega golpeado al partido de esta noche. El encuentro comenzará a las 21.30, en el estadio Once Unidos de Mar del Plata y será dirigido por Daniel Rodrigo y Sergio Tarifeño.

 El Nacional Monte Hermoso no puede dejar pasar la oportunidad. Hoy, por la vigesimonovena fecha de la segunda fase de la Liga Nacional, visitará a un Quilmes que por diferentes razones llega golpeado al partido de esta noche.


 El encuentro comenzará a las 21.30, en el estadio Once Unidos de Mar del Plata y será dirigido por Daniel Rodrigo y Sergio Tarifeño.


 Los bahienses marchan cuartos en la tabla de posiciones y llevan tres victorias consecutivas, producto de un juego equipista que parece consolidado y que tiene en la solidez del trabajo defensivo al principal argumento.


 Enfrente, el equipo marplatense no atraviesa un buen momento. Ganó sólo dos compromisos de los últimos ocho jugados y el técnico Oscar Sánchez parece no poder fichar al segundo extranjero que, definitivamente, le otorgue el poder de gol y presencia en los rebotes.


 Esta semana la dirigencia de Quilmes había confirmado la llegada de Leroy Hickerson, un alero saltarín que jugó en El Nacional la temporada pasada en el TNA.


 Sin embargo, el agente del jugador estadounidense se comunicó con gente del cervecero para avisar que el jugador no embarcaría hacia nuestro país por problemas familiares.


 Fue por ello que los directivos decidieron contratar, en una movida desesperada, al desconocido Carl Edwards.


 Se trata de un estadounidense de similares características a las de Hickerson: es un alero que mide 1m96 y tiene 26 años. Proviene de la liga de Hungría.


 En El Nacional, a pesar del contraste de realidades que habrá hoy en el Once Unidos, el escolta Patricio Rodríguez prefirió mantenerse cauto.


 "Quilmes será un rival durísimo, es uno de los equipos de punta y además jugará como local. Sabemos que no viene del todo bien, pero no debemos confiarnos en eso y hacer nuestro juego", expresó "Pato", quien realizó una buena semana de entrenamientos y parece haber dejado atrás las secuelas de su lesión en el tobillo.


 Más allá de la cautela, el celeste tiene una chance valiosa para obtener el primer triunfo en una serie de cuatro partidos fuera del Polideportivo de Monte Hermoso.