Salud.

LAS TÉCNICAS HAN EVOLUCIONADO

Cuando la mujer toma la decisión de postergar la idea de ser madre

12/11/2017 | 07:59 | Desde los 35 años bajan significativamente las chances de ser mamá. Los motivos son diversos, pero lo que no cambia es la importancia de asesorarse debidamente.

David Roldán

droldan@lanueva.com

Muchas mujeres cada vez buscan un embarazo a mayor edad.

Es una tendencia a nivel mundial que también se da en la Argentina.

El proyecto de tener hijos se posterga por deseos de terminar estudios universitarios, viajar por el mundo, consolidar el desarrollo profesional, determinadas condiciones médica o el simple hecho de no estar en una relación de pareja estable.

Es indispensable que las mujeres sepan que su potencial reproductivo va disminuyendo con el paso del tiempo y que hoy los avances en fertilización asistida pueden ser un aliado para lograr el embarazo cuando sea el momento adecuado.

Por eso, el laboratorio Merck lanzó una plataforma digital (www.yoelijocuando.com), que busca orientar a la mujer y a su pareja sobre los pasos recomendados para sostener en el tiempo las chances biológicas de ser mamá.

El momento de buscar el embarazo no siempre coincide con los tiempos que marca la naturaleza y la edad es el principal factor de riesgo de infertilidad, por lo que puede convertirse en un obstáculo.

“Yo elijo cuando” brinda información para que las mujeres, con sus parejas, sean quienes toman la decisión de ser mamás y que esta no sea vea influenciada por el reloj biológico.

El sitio web “Yo elijo cuando”, que cuenta con el aval de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, está dirigido a mujeres jóvenes y sus parejas, incluye videos en los cuales se pueden ver representaciones sobre mujeres que han decidido, a conciencia, postergar su maternidad, las cuales se encuentran basadas en experiencias reales obtenidas de distintas fuentes, incluyendo información proveniente de profesionales de la salud, internet, redes sociales y otras.

También ofrece una sección de preguntas frecuentes y es muy didáctico para explicar el paso a paso del proceso de criopreservación de ovocitos, que incluye la consulta con el especialista, el estudio de la reserva ovárica, la estimulación ovárica y la recolección y congelamiento de esos óvulos.

“Consideremos el ejemplo de una mujer que a sus 32 años finaliza un extenso noviazgo. Ella ignora cuándo volverá a formar una pareja estable. Quizás pasen 2, 4 o 7 años. Es importante que esté asesorada sobre salud reproductiva porque sus chances de quedar embarazada por métodos naturales a los 32 años son muy diferentes de las que tendrá a los 38 o 39”, sugirió el doctor Gastón Rey Valzacchi, médico especialista en Medicina Reproductiva y miembro de la comisión directiva de SAME.

Tal como refirió el especialista,por falta de información es frecuente que se considere que la fertilidad “está bien”, por el simple hecho de que la mujer continúa menstruando, mientras que se asocia el fin de las chances de ser mamá recién con la menopausia.

“Una cosa son los ciclos menstruales y otra muy distinta es la cantidad y calidad de los ovocitos. La mujer puede tener ciclos, pero esto no significa que tiene las mismas chances de embarazo que 10 años atrás”, aseveró el doctor Rey Valzacchi.

Va generando ovocitos de peor calidad genética, que pueden formar embriones con anomalías cromosómicas, fallas de implantación, abortos espontáneos y otros problemas que atentan contra la gestión.

La iniciativa “Yo elijo cuándo” refuerza un concepto que comparten los expertos en salud reproductiva: toda mujer de entre 25 y 30 años, además de sus visitas frecuentes al ginecólogo y otros controles periódicos de salud, debería consultar, al menos una vez, con un experto en fertilidad, acompañada por su pareja (si la tiene) para asesorarse y poder tomar decisiones conscientes e informadas a la hora de planificar su proyecto de familia.

Cuando llega al consultorio una mujer de alrededor de 40 años queriendo ser mamá, sus chances de lograrlo son bajas.

Para el doctor Rey Valzacchi, esa edad no es la ideal para consultar. Se perdió un tiempo irrecuperable.

“Sería muy diferente el panorama si ella hubiera criopreservado ovocitos cuando tenía 10 años menos y hoy pudiéramos contar con ese material de calidad genética muy superior”, dijo.

“Existe, además, cierta fantasía de que la fertilización in vitro puede resolver todo y no es así.

“Esta técnica junta el óvulo con el espermatozoide, pero si la calidad del óvulo ya no es la suficiente, descienden considerablemente las chancas de éxito”, señaló Rey Valzacchi.

En la actualidad existe una técnica que permite criopreservar ovocitos con mucha eficacia que antes no existía, que es la vitrificación.

Para el doctor Rey Valzacchi lo ideal es criopreservar óvulos antes de los 35 años, aunque reconoce que es una etapa en la que todavía la mayoría de las mujeres no está preocupada por la disminución silenciosa de su capacidad de ser mamá.

Por falta de información es frecuente que se considere que la fertilidad “está bien”, aunque no es así y ahí comienzan los riesgos.