Sociedad.

Santiago del Estero

Denunció el suicidio de su pareja, pero luego confesó que la había asesinado

13/09/2017 | 15:01 | La víctima fue identificada como Rocío Corvalán de 22 años, madre de 2 niños de 4 y 5.

Denunció el suicidio de su pareja, pero luego confesó que la había asesinado. Sociedad. La Nueva. Bahía Blanca

Foto: elliberal.com.ar

   Un hombre fue a una comisaría de Santiago del Estero a denunciar que su pareja se había quitado la vida, pero luego de que los investigadores constataran signos de violencia en el cadáver, terminó confesando entre lágrimas que la había asesinado y quedó preso.

   El caso se registró en la madrugada de ayer cuando un hombre de 30 años identificado como Eduardo Ojeda, que reside en El Mojón, departamento Pellegrini, se presentó ante la Policía y relató que había encontrado a su concubina ahorcada.

   Los policías se trasladaron de inmediato al lugar y pusieron al tanto de la situación al fiscal de turno en ese momento, Julio Vidal, quien ordenó que se realizaran las pericias de rigor y que el cadáver fuese trasladado a la Morgue Judicial para una autopsia.

   La víctima fue identificada como Rocío Corvalán de 22 años, madre de 2 niños de 4 y 5.

   Cuando los policías llegaron al lugar, encontraron el cuerpo de la mujer tendido en el piso del baño, con una soga que le rodeaba el cuello.

   El hombre dijo que él la había bajado de la viga de madera, pero los investigadores del caso habrían notado que la mujer presentaba algunos hematomas, que luego el informe preliminar del examen forense confirmarían.

   Ya en la mañana, los policías informaron de las anomalías a la fiscal de turno, Aída Farrán Serlé, la cual dispuso que una comisión de la División Homicidios y Delitos Complejos se trasladara hasta El Mojón para continuar con las averiguaciones, y posteriormente la representante del Ministerio Público se trasladó hasta ese lugar.

   Las fuentes revelaron al diario El Liberal que sumado a los signos de violencia en la víctima, divisaron rasguños en el rostro de Ojeda y en sus brazos.

   Con varios indicios que hacían presumir que no se trataba de un suicidio, los investigadores hacían repetir el relato al acusado, hasta que en un momento se quebró y terminó confesando que él la mató.

El hecho

   Ojeda había manifestado que durante la jornada del lunes habrían mantenido varias discusiones porque él le hizo escenas de celos ya que sospechaba que le era infiel.

   El hombre confesó que la asesinó en el dormitorio y que luego la arrastró hasta el baño, donde dejó el cadáver para intentar simular un suicidio.

   Los detectives secuestraron en el lugar prendas de vestir, el elemento con el que la habría ahorcado y los celulares de ambos, entre otras cosas.

   Las fuentes señalaron que la fiscal Farrán Serlé ordenó que todo sea remitido al Ministerio Público para ser sometido a las pericias correspondientes.

   Las fuentes apuntaron que la fiscal también requirió que se corrobore en las dependencias policiales de la zona posibles denuncias o exposiciones por casos de violencia de género anteriores. (NA)