Datos actuales.
Últimos datos: 19:50hs.
Mín.
17.6°
5:40hs.
Máx.
25.8°
0:05hs.
St.
-
Humedad
51%
Presión
1008.4hPa (Baja)
Lluvia
0.0mm.
Viento
SE a 22km/h

21.1°

Sociedad.

TRAUMATICO ASALTO EN UNA VIVIENDA DE FUERTE ARGENTINO AL 800

Buscan a un quinto ladrón por el robo a una concejala

18/06/2008 09:00 Mientras los cuatro sospechosos apresados el lunes a la tarde, poco después del asalto, fueron conducidos a la fiscalía para ser indagados, la policía procuraba individualizar ayer a un quinto delincuente que habría tomado parte del atraco en la vivienda de la concejala Aloma Sartor. Es que hasta el momento no se pudo recuperar una parte del botín obtenido por la gavilla --sólo se secuestró un radiograbador con CD de marca Sony-- y, por otro lado, habría algunos testimonios que hacen referencia a la posible intervención de cinco ladrones en el hecho cometido alrededor de las 18 del lunes.

La vivienda de la concejala Aloma Sartor, donde se perpetró el robo a mano armada. (Rodrigo García-LNP)

 Mientras los cuatro sospechosos apresados el lunes a la tarde, poco después del asalto, fueron conducidos a la fiscalía para ser indagados, la policía procuraba individualizar ayer a un quinto delincuente que habría tomado parte del atraco en la vivienda de la concejala Aloma Sartor.

 Es que hasta el momento no se pudo recuperar una parte del botín obtenido por la gavilla --sólo se secuestró un radiograbador con CD de marca Sony-- y, por otro lado, habría algunos testimonios que hacen referencia a la posible intervención de cinco ladrones en el hecho cometido alrededor de las 18 del lunes.

 "Aproximadamente son cinco, según las declaraciones, de los cuales tenemos cuatro aprehendidos", confirmó en la víspera el capitán Daniel Martínez, jefe de la seccional Segunda, al dar a conocer detalles del delito cometido en el inmueble de Fuerte Argentino 817, a corta distancia de la disco Chocolate.

 "Ayer (por el lunes), siendo aproximadamente las 19, se tomó conocimiento (del hecho), a raíz de un llamado al (teléfono de emergencias) 911", sostuvo el vocero.

 Dijo que, de inmediato, se irradió la novedad a los rondines del Paseo de las Esculturas y a los móviles de la Policía Distrital pertenecientes a las cuadrículas del sector.

 De esa manera, fue "avistado un grupo de personas que salía de la zona corriendo, por lo que se efectuó una breve persecución, logrando la aprehensión, en primera instancia, de tres sujetos, estableciéndose que dos de los mismos eran mayores y uno menor", continuó.

 Esas capturas se concretaron en cercanías de la calle Cuyo, ya que los individuos fugaron por Fuerte Argentino, en dirección al Parque de Mayo, tomando por las vías del ferrocarril, según trascendió.

 Los mayores fueron identificados como los hermanos Sergio Rafael (20) y Diego Gastón Zerdá (26), quienes tienen domicilio en Espeche 1480, mientras que del adolescente atrapado sólo se indicó que tiene 13 años.

 En poder del trío se incautaron dos cuchillos --con mangos de madera y de plástico--, uno de ellos de tipo carnicero, con una hoja de 18 centímetros de largo y el restante, de 10, además del radiograbador sustraído a la ingeniera de 50 años de edad, de extracción radical, quien prefirió no formular declaraciones públicas ayer, una vez que trascendió el hecho delictivo.

 Minutos después, en las inmediaciones, se logró la captura de Gustavo Fabián Donadío (20), quien vive en Guido Spano 1665 y sería otro de los ejecutores del traumático suceso.

Cómo fue el saqueo

 El grupo de malvivientes accedió a la casa de Sartor una vez que se retiró del lugar el novio de su hija.

 "Aprovechando el momento para golpear la puerta y estimando los allí presentes que volvía (el joven), porque se había olvidado algo, abrieron la puerta y ahí uno de estos malvivientes, esgrimiendo una botella de cerveza vacía, ingresó, seguido por los otros, que estaban armados con cuchillos", detalló el capitán Martínez.

 Mediante intimidación verbal, los malhechores obligaron a Sartor, a su hija de 26 años y a dos amigas de ésta, ambas de 25 años, a arrojarse al piso.

 "Tras revolver las distintas habitaciones, sustrajeron un (reproductor de) DVD, una cámara digital, el radiograbador y aproximadamente 100 pesos", expresó el jefe policial.

 Negó, ante preguntas de la prensa, que se hayan empleado en el delito armas de fuego. "Está expresado en las distintas declaraciones que hemos tomado", destacó el policía.

 Consultado respecto de si pudo haber existido algún trabajo de inteligencia de parte de los ladrones, el informante opinó que "se está tratando de establecer, es materia de investigación, pero parecía ser al voleo".

 Los Zerdá y Donadío, quienes fueron alojados preventivamente en los calabozos de la comisaría Cuarta, quedaron a disposición del fiscal Guillermo Petersen, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 15, de delitos en flagrancia.

 El adolescente, en tanto, fue entregado a sus padres, por disposición del juez de Menores Guillermo García Pereyra.

 Todos fueron acusados de robo calificado doblemente agravado, por cometerse con armas y en banda.

Los investigan por otro hecho

 Los sospechosos apresados por el robo a la concejala podrían ser quienes, el miércoles último, en horas de la tarde, asaltaron a un anciano en su vivienda de Ayacucho 1421.

 Se trata del delito que sufrió Alberto Ferronato, de 82 años, cuando fue sorprendido en la puerta de su casa por tres sujetos que lo maniataron, junto con dos albañiles que casualmente se encontraban en el inmueble.

 También armados con cuchillos y a cara descubierta, los delincuentes recorrieron la finca y se llevaron unos 400 pesos en efectivo y una cámara fotográfica.

 El episodio se produjo alrededor de las 14.

 "Abrí la puerta para hacer entrar al perro y aprovecharon esa circunstancia para ingresar ellos. Nos agarraron a los tres, porque en ese momento en casa estaban trabajando dos albañiles", dijo Ferronato a este diario.

 "Tenían cuchillos, pero no vi armas de fuego. Pero hay que tener en cuenta que no vimos nada. Es que cuando entraron, me empujaron y me taparon la cara con las manos para que no los mirara. 'Da vuelta la cara para el otro lado', me dijeron", declaró.

 En la víspera, el capitán Martínez reconoció que los sospechosos apresados podrían ser autores de aquel ilícito.

 "Es el mismo modus operandi y los rasgos fisonómicos son coincidentes con el de los aprehendidos", comentó el informante.

Uno ya purgó una condena

 A mediados de julio de 2003, Diego Gastón Zerdá fue hallado culpable por la justicia de cinco sustracciones, de una agresión en perjuicio de otro joven y de resistirse y lesionar a golpes a un policía, y purgó una condena de cuatro años y seis meses de prisión.

 El fallo fue dictado por el Tribunal en lo Criminal Nº 2, integrado por los jueces Alejandro Salvador Cantaro, Ariel Armando Soto y María Eloísa Errea de Watkins.

 El sujeto se vio involucrado en distintos ilícitos, algunos en compañía de otros individuos, aunque en el debate sólo se analizó su caso.

 Entre otros hechos, se lo culpó de ser uno de los tres individuos que, el 25 de noviembre de 2000, a las 3.25, agredieron a Pablo Gastón Conte, mediante golpes de puño, cintazos y pedradas, ocasionándole una herida en la región supraauricular izquierda.

 En la madrugada del 8 de junio de 2001, el acusado y otra persona fueron aprehendidos tras sustraer unos cien pesos y helados, de la cantina de la Cooperadora del Hospital Municipal de Agudos Doctor Leónidas Lucero, ubicada en el interior del Parque de Mayo, previo realizar un boquete.

 Casi un año después, a mediados de abril de 2002, en las primeras horas de la mañana, Zerdá robó documentación y una tarjeta bancaria del interior de una camioneta Mitsubishi Montero, que se encontraba estacionada en Moreno 15, para lo cual rompió el vidrio de un ventilete.

 Un acto similar concretó el 4 de noviembre de 2002, a las 18, cuando, en complicidad con otro sujeto, intentó sustraer un autoestéreo, cortando y pelando los cables y forzando los laterales del mismo, del interior de un Peugeot 306, propiedad de Miguel Angel Latini, estacionado en Mendoza y Castelli.

 Sin embargo, 21 días después estaba nuevamente en libertad y, en la puerta del club Villa Mitre, de Garibaldi 149, luego de que se lo expulsara del salón donde se estaba desarrollando un recital --por protagonizar una pelea--, agredió al cabo primero de la policía bonaerense Carlos Abel Fizsman, provocándole lesiones leves mediante golpes de puño y puntapiés.

 Sergio Zerdá, en tanto, cayó a fines de noviembre de 2005, junto con otro hermano (Jorge Javier), luego de ser perseguidos y capturados por un vecino del barrio Universitario, quien los habría observado al romper el vidrio de un auto estacionado en Primera Junta al 500.

No es la primera vez. La concejala Sartor sufrió un robo, aunque en la vía pública, a fines de febrero último. Fue cuando, en horas de la tarde, caminaba por Caronti y Florencio Sánchez, en dirección a la UTN, donde trabaja como secretaria, y dos motochorros le arrebataron la computadora portátil que llevaba en un portafolios.

Esta nota fue etiquetada en

No se encontraron comentarios.