Datos actuales.
Últimos datos: 23:50hs.
Mín.
13.8°
6:15hs.
Máx.
31.7°
15:25hs.
St.
-
Humedad
83%
Presión
1009.0hPa (Baja)
Lluvia
0.0mm.
Viento
NO a 13km/h

24.4°

Sociedad.

VIEDMA

Le roba $ 20.000 y le dispara un tiro

14/05/2013 09:00 Un solitario delincuente irrumpió en una vivienda, amedrentó con un arma de fuego a los moradores y se apoderó de una importante suma, luego de efectuarle un disparo a un hombre que se hallaba de visita. Según se informó ayer, el robo se perpetró alrededor de las 23 del domingo, en un inmueble ubicado en la intersección de las calles 110 y 107, del barrio Lavalle, en esta capital, donde se encontraban los integrantes de una familia de apellido Bartolo y un allegado identificado como Cristian Jesús Andrés Vera (32), que había llegado desde Mendoza para pagar una deuda en Viedma.

 VIEDMA (De nuestra agencia) -- Un solitario delincuente irrumpió en una vivienda, amedrentó con un arma de fuego a los moradores y se apoderó de una importante suma, luego de efectuarle un disparo a un hombre que se hallaba de visita.

 Según se informó ayer, el robo se perpetró alrededor de las 23 del domingo, en un inmueble ubicado en la intersección de las calles 110 y 107, del barrio Lavalle, en esta capital, donde se encontraban los integrantes de una familia de apellido Bartolo y un allegado identificado como Cristian Jesús Andrés Vera (32), que había llegado desde Mendoza para pagar una deuda en Viedma.

 El malhechor ingresó en el inmueble, encerró a los moradores en un dormitorio y separó a Vera, a quien después de despojarlo de alrededor de 20.000 pesos, documentación personal y un teléfono celular Samsung, le disparó por la espalda y huyó.

 Personal policial llegó al lugar justo cuando el hombre baleado había salido a la calle para subir en un taxi y dirigirse al Hospital Artémides Zatti.

 En ese momento hizo señas a los uniformados, quienes lo subieron al móvil y lo trasladaron al nosocomio, para ser atendido de una herida en la espalda, que no reviste gravedad.

 El damnificado, quien había llegado a esta ciudad por algunas horas, realizó la denuncia en la subcomisaría 76 del barrio Lavalle.

 Según reveló el comisario Ricardo Pérez, jefe de la citada dependencia, los investigadores presumen que el malhechor actuó en conocimiento de que Vera iba a concurrir a esa casa portando una fuerte suma.

 "Todavía no se detuvo a ningún individuo por el hecho. Se les hizo un muestreo fotográfico a la señora del dueño de la casa y a Vera, quienes vieron al delincuente, pero no lo pudieron reconocer", expresó Pérez.

 "El hombre resultó herido en el omóplato derecho --explicó--, pero fue una lesión leve y cerca de las 23.30 de anoche (por el domingo) le dieron el alta del Hospital Zatti. El arma utilizada en el asalto es calibre 22".

Se entregó un sospechoso

 Uno de los sujetos que habría participado del cruento asalto al dueño de una heladería en Viedma, y que presuntamente fue autor del disparo que mató a otro de los malhechores, Damián Salvo (21), se entregó ayer voluntariamente en la comisaría Primera de la capital rionegrina, luego de permanecer prófugo durante una semana.

 Se trata de Nicolás Quintero (18), quien alrededor de las 11.20 de la víspera se presentó en esa seccional y quedó detenido bajo el cargo de "homicidio y robo calificado".

 "En este momento Quintero se encuentra en el Juzgado (de Instrucción) Nº 2. No sé si el juez (Carlos Reussi) dispondrá el traslado del joven a la Unidad Penal Nº 1 de Viedma, o lo dejará en libertad", dijo el vocero policial consultado.

 El doctor Reussi había librado anteayer la orden de detención del imputado.

 Como se publicara en estas columnas, aproximadamente a las 2.40 del lunes 6 de mayo, al menos tres malvivientes comenzaron a disparar en la vía pública contra una camioneta Nissan conducida por Sergio Dato, propietario de la heladería Sei Tu, en el marco de un intento de asalto.

 En ese momento uno de los disparos efectuados por los ladrones hirió de muerte a Salvo en la cabeza. El empresario asaltado, en tanto, aprovechó esa situación para escapar del lugar.

 Poco después, José Luis Estevanacio, presunto dueño del Ford Falcon bordó que los maleantes abandonaron en el barrio Jardín, fue aprehendido por la policía y quedó a disposición del doctor Reussi.

 A él se sumó ahora Nicolás Quintero.

Esta nota fue etiquetada en

No se encontraron comentarios.