Seguridad.

NECESARIO PARA ACORTAR PLAZOS

La fiscalía sumó equipos para analizar teléfonos

11/09/2017 | 08:00 | La herramienta informática que recibió el Ministerio Público de nuestra ciudad brindará una gran utilidad en la investigación de los delitos.

La fiscalía sumó equipos para analizar teléfonos. Seguridad. La Nueva. Bahía Blanca

El software adquirido tiene un costo aproximado a los 800 mil pesos y fue fabricado por una empresa de Israel.

Claudio Rodríguez Kiser

crodriguez@lanueva.com

Acortar tiempos y reunir la evidencia necesaria son cuestiones de gran trascendencia en la investigación de delitos.

En este sentido la fiscalía bahiense dio un gran paso, ya que acaba de recibir un programa adquirido por la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires, que permite realizar un completo análisis de teléfonos celulares.

El fiscal Rodolfo De Lucia, quien fue designado para estar al frente del área especializada en el análisis de comunicaciones, comentó que el equipo consta de “un software que viene con varios adaptadores, que se conectan a la computadora y permite extraer la mayor cantidad posible de datos de los aparatos, ya sea de la memoria externa o interna”.

El representante del Ministerio Público sostuvo que entre otras utilidades, el equipo permite analizar “las agendas telefónicas, los mensajes enviados y recibidos, y los archivos multimedia”.

Además, “se pueden recuperar archivos que hayan sido eliminados, también saltearse el bloqueo para acceder al teléfono y analiza la mayoría de las aplicaciones conocidas, como WhatsApp, Facebook, Snapchat, y redes sociales que hoy están en casi todos los celulares”.

Según señaló De Lucia, el sistema “extrae la base de datos y conversaciones, y los presenta de una manera mucha más fácil de analizar”.

También sostuvo que “evita tener que ir diálogo por diálogo y permite obtener un informe completo, categorizando el historial de búsqueda en el navegador de Internet, en las páginas, videos que se hayan observado, las contraseñas que haya podido recuperar dentro del teléfono. Toda esa información se puede lograr dependiendo del modelo del celular”.

Aseguró luego que el programa permite acortar los tiempos de demora en las investigaciones.

“Toda esta extracción de datos, salvo los análisis sencillos como los de una foto, la teníamos que mandar a otro departamento judicial, ya sea Mercedes o a través de a Policía Federal a Capital Federal. Eso implicaba mayor demora y también una complicación diferente en la logística”.

“Muchas veces teníamos que llevar nosotros personalmente el teléfono hacia esos lugares. Esto nos permite obviar ese proceso y también determinar las prioridades de análisis”, siguió diciendo.

De Lucía, quien estuvo al frente de la investigación del homicidio de Micaela Ortega, comentó que “en ese caso sufrimos lo mismo que en otras causas, la falta de equipamiento”.

“Si bien por las características del caso era grave no tener ese equipamiento, el problema no fue tanto por no poder realizar el análisis de los celulares, de hecho se envió el aparato a Mercedes y a Capital Federal, sino que la información necesaria estaba en Facebook y no en el teléfono".

En este sentido, resaltó que en la actualidad los celulares resultan elementos de gran importancia para la investigación criminal.

“Cada vez más hay una intervención de un equipo de telefonía en el delito. Esta herramienta nos permite mayor agilidad al momento de extraer información para analizar. Es fundamental para estar a la altura del equipamiento de investigación que se necesita”, finalizó.

Perito informático
A la espera de un especialista

El programa que fue cedido a la fiscalía tiene un costo de unos 800 mil pesos y fue fabricado por una firma israelí.

Se encuentra instalado y en condiciones de ser utilizado, aunque el ministerio público aguarda la designación de un perito informático, ya que en la actualidad el puesto se encuentra vacante.

“Eso nos permitiría independencia en el análisis de información”, dijo De Lucia.

“En estos momentos estoy tratando de involucrarme más en el operativismo, pero soy fiscal y la idea es centralizar en alguna dependencia el análisis de comunicaciones”, agregó.

“Vamos a tratar de capacitar a alguna persona. La idea es que, mientras no tengamos al perito, ese empleado sepa cómo utilizarlo y se encuentre en funcionamiento lo antes posible”.