Salud.

MUCHO CUIDADO CON EL SOL

Una revisación periódica puede detectar con más tiempo los melanomas

05/11/2017 | 07:44 | Es el tipo de cáncer de piel más grave. Pese a no ser clara la causa de todos los casos, se sabe, con certeza, que la exposición a la luz solar puede influir mucho.

David Roldán

droldan@lanueva.com

Acudir al dermatólogo para una evaluación anual y revisar la piel de manera regular son dos medidas excelentes para detectar pronto el melanoma y otros tipos de cáncer de piel, pues cuanto antes se descubre, mejor es la oportunidad de curarlo.

El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel y se desarrolla en las células llamadas melanocitos que producen melanina o pigmento que da el color a la piel.

A pesar de no ser clara la causa exacta de todos los melanomas, se sabe que la exposición a los rayos ultravioletas (UV) y a la radiación proveniente de la luz solar o de las lámparas y camas de bronceado aumenta el riesgo para la enfermedad.

La cantidad de casos de melanoma ha aumentado drásticamente en los últimos 30 años, sobre todo en las mujeres de edad media.

Dicho incremento podría tener vinculación con el mayor uso de camas de bronceado durante los años 80, cuando muchas mujeres que ahora tiene entre 40 y 50 años eran adolescentes.

Por otro lado, es necesario aprender también el abecé del cáncer de piel y se informe sobre cualquiera de esas cosas al dermatólogo.

Es también importante observar el tamaño del lunar.

Si el diámetro de un lunar excede de 635 milímetros o tiene aproximadamente el tamaño del borrador de un lápiz, hágalo revisar.

De igual manera, se recomienda revisar un lugar si presenta algún cambio en su tamaño, forma, color o altura y/o si se desarrollan síntomas tales como sangrado, comezón o sensibilidad.

Además, tenga presente que aparte del melanoma hay otros tipos de cáncer de piel, tales como el carcinoma basocelular y el carcinoma de células escamosas.

Estos tipos de cáncer tienden a lucir como manchas escamosas de color rosa o rojo en la piel, que no desaparecen por sí solas.

La revisión anual realizada por el dermatólogo es fundamental para detectar pronto el cáncer de piel.

Vale preguntarse si usted tiene estos factores de riesgo para melanoma.

Todo aquel que se expone al sol sin ninguna protección corre el riesgo de melanoma, pero algunas personas corren más peligro.

“Al meditar sobre el asunto, esas personas son quienes tienen la menor cantidad de protección natural”, afirma el doctor Juan Carlos Martínez, médico dermatólogo de la Mayo Clinic, de Jacksonville, Florida, Estados Unidos.

La pigmentación natural de la piel protege contra los daños de la luz ultravioleta, explica el profesional.

Las personas que tienen menos pigmentos son las de piel más clara y corren el mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Si usted es rubio o pelirrojo, tiene los ojos azules o verdes y se le forman pecas o se quema fácilmente con el sol, entonces su probabilidad de desarrollar melanoma seguramente será mayor.

“Por otra parte, puede también existir cierta predisposición genética”, observa el doctor Martínez.

Uno puede tener más riesgo cuando algún familiar desarrolló cáncer de piel o se ha quemado mucho al sol con anterioridad.

“Los pacientes con muchas quemaduras solares, especialmente durante la infancia, o los pacientes que se han expuesto a muchos bronceados artificiales pueden correr un alto riesgo de desarrollar un melanoma”, añade el conocido profesional de la Mayo Clinic.

Por último, el doctor Martínez puntualiza que es importante para las personas que corren más riesgo someterse regularmente a revisiones con un especialista en dermatología.

Además, todo individuo debe tomar medidas para garantizar que el tiempo de exposición al sol no sea un período considerado como peligroso.

En definitiva, es necesario prestar atención a todos estos consejos de los profesionales, revisarse, de tanto en tanto, el cuerpo, para ver si encuentra alguna marca distinta y consultar a un dermatólogo.