Crisis en Suárez: los extrabajadores de Dass denunciaron que se sienten abandonados

El sector del calzado, en su peor momento

Crisis en Suárez: los extrabajadores de Dass denunciaron que se sienten abandonados

7/2/2018 | 17:11 |

Dijeron que, entre despidos y retiros voluntarios, la fábrica de calzado ya redujo su planta en unas 740 personas. Hace un año tenía 1.960 empleados; ahora, unos 1.200.

Crisis en Suárez: los extrabajadores de Dass denunciaron que se sienten abandonados

Fotos: Agencia Coronel Suárez.

   Trabajadores suspendidos y despedidos por la multinacional Dass marcharon hoy hacia el palacio municipal para denunciar que se sienten abandonados por la empresa, el gremio Socaya y el poder político.

   Los manifestantes -que fueron unos 50- recibieron el apoyo de los principales gremios de la ciudad, pero su reclamo tuvo escaso respaldo de la comunidad.

   Durante la manifestación reclamaron al poder político que se comprometa para encontrar nuevas fuentes laborales, ya que no hay indicios de que Dass pueda reincorporar a los despedidos.

   “Los números son contundentes: hubo 140 los telegramas de despidos, sumados a los 600 arreglos voluntarios que concedió la empresa”, sintetizó Adriana Barrionuevo, una de las trabajadoras de la fábrica de calzado que aceptó el retiro voluntario.

   La exoperaria recordó que el 10 de enero el intendente le dijo a los trabajadores que estaba “trabajando” para revertir la situación.

   “La verdad, no sé de qué manera trabajaron, ya que una de las fábricas más importantes del sudoeste de la provincia se está cayendo. Esto se suma a que tenemos un gremio ausente. Estamos indefensos”, añadió.

   Los trabajadores dijeron que la empresa mintió cuando dijo que estaba sólida y no iba a haber más despidos, y criticaron la falta de gestión del intendente Roberto Palacio para interceder ante el gobierno nacional y evitar la apertura indiscriminada de las importaciones, que derivó en cientos de puestos de trabajo perdidos en el sector del calzado.

   Andrea Crunger, ex trabajadora de Dass y madre de tres hijos, dijo que hay que tomar conciencia de que la crisis de Dass afecta a toda la ciudad.

   “Si la fábrica no trabaja, nos morimos de hambre todos. Venimos a denunciar que lo que sucede en la fábrica es un fiel reflejo de las políticas neoliberales del gobierno nacional, con la apertura de las importaciones como máximo responsable. Hoy hay precarización laboral, desocupación y pobreza. Queremos respuestas concretas del intendente municipal”, enfatizó.

   Dalma Bazan también dijo que el gremio Socaya -liderado por el suarense Claudio Streitemberger- “ha estado ausente”, incluso para evitar que le saque la obra social a los despedidos.

 

El apoyo de los gremios

   Los trabajadores recibieron en la manifestación el apoyo de los representantes de los principales gremios de la ciudad.

   “Cuando tocan a un trabajador, nos tocan a todos”, enfatizó con honda emoción María José Lacoste, integrante de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo).

   “No es casual que estas políticas neoliberales produzcan despidos en las mujeres trabajadoras -añadió-. Por eso convoco a no claudicar en la lucha. Esto nos atraviesa y pasa en nuestra sociedad, en donde se rompe el tejido social y se rompen las familias. Le pedimos al intendente que se haga cargo”.

   A ella se sumaron las voces de Roberto García, secretario general del Sindicato Regional de Trabajadores de Luz y Fuerza, y de la delegada regional de Uticra, Mariela Holzmann.

   Esta última dijo que “el gobierno municipal debe hacer las gestione para que la fuente laboral no se termine”, y reclamó el cierre de las importaciones de calzado terminado por al menso 180 días.

   “Sabemos que esto puede a la vez traernos consecuencias negativas, pero queremos impedir que se pierdan más fuentes de trabajo”, sostuvo.

   Rubén Allende, secretario general del STM, coincidió con Lacoste en que “nadie puede hacerse el desentendido” ante la crisis de Dass.

   “La Cámara de Comercio, la comunidad... todos deberían estar apoyando a los trabajadores. Esto es todo parte de un plan que deja despedidos en todo el país, en lo estatal y lo privado, y tenemos que salir todos a la calle para frenarlo”, remarcó.

   Carlos Varela, del Centro Papelero Suarense, agregó que “hoy no solo los trabajadores de Dass se encuentran en esta problemática, sino que de varios sectores están pasando lo mismo”.

   La delegada del Suteba, Ana María Schweitzer, remarcó que la política nacional implementada por Mauricio Macri ha sido la desencadenante de esta situación.

   “Este modelo apunta a un grupo minoritario que esté bien y el resto que viva como paria, recibiendo asistencia social”, fustigó. (Agencia Coronel Suárez)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias