Vuelve el parque

28/1/2018 | 06:30 |

por Mario Minervino

Hace 49 años, en enero de 1969, volvió a la órbita municipal el parque de Mayo, el cual había sido cedido al estado provincial veinte años antes, durante la intendencia de José Aralda.
El convenio de restitución de nuestro principal paseo fue firmado en diciembre de 1968 por el intendente Luis Esandi y el ingeniero Héctor Spinelli, del ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincial. 
De acuerdo al arreglo, el municipio “tomaba a su cargo, a partir del 1 de enero de 1969, el cuidado, la conservación, el mantenimiento y las mejoras del parque, a su costo y con su propio personal e implementos”.
De inmediato el ingeniero Roberto Laur, secretario de Obras Públicas, aseguró que se trabajaría “para que el parque sea durante el día un lugar de esparcimiento para los niños y de noche para las familias”. Las primeras obras incluían la mejora de la iluminación, la concesión para instalar carritos y bares, tareas de pavimentación, habilitación del lago, con la incorporación de juegos acuáticos y botes, y la construcción de un restaurante en la zona de El Lido.
Curiosamente, no solo el Parque de Mayo estuvo en manos de la Provincia por casi dos décadas, sino que igual suerte tuvieron el teatro Municipal y el balneario Maldonado, todos reintegrados oportunamente.
Finalmente, y como dato complementario, ese mes el gobierno provincial dictó la resolución por la cual se debía modificar la numeración de las líneas de transporte urbano, correspondiendo a Bahía Blanca designarlas a partir del 500. 
De tal forma, por caso, La Unión llamó 500 a su línea número 1; La Bahiense 506 a la 4 y 509 a la 15 y la Ciudad de Bahía Blanca denominó 517 a su hasta entonces conocida línea 9.
Historias de la ciudad en 1969, el año que el hombre pisó la luna.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias