Bitcoin y tecnología Blockchain, una oportunidad para la Zona Franca

Bitcoin y tecnología Blockchain, una oportunidad para la Zona Franca

27/1/2018 | 09:00 |

Según especialistas, por distintas características de nuestra región no sería una utopía fabricar criptomonedas en Bahía Blanca-Coronel Rosales.

Bitcoin y tecnología Blockchain, una oportunidad para la Zona Franca

Bitcoin. La criptomoneda alcanzó en 2017 un alza acumulada del 2.000%, llegando a los USD 20.000 por unidad.

Bitcoin, Ripple, PeerCoin, Litecoin y Dogecoin son monedas virtuales o criptomonedas cuya transacción se realiza exclusivamente a través de computadoras y no tiene representación física como los billetes ni supervisión de ninguna autoridad monetaria. Son algunas de las de más de 700 monedas virtuales --4 millones de usuarios-- que existen actualmente en todo el mundo y todas tienen en común que utilizan tecnología blockchain.

Hoy el mundo se debate si las criptomonedas son ficción o realidad. La falta de regulación o el altísimo consumo de energía eléctrica hacen que muchos como el multimillonario inversor Warren Buffett las consideren una burbuja real y que no se las puede valorar porque no son un activo que produzca valor. Pero otros observadores virtuales del mercado cambiario las ven como verdaderas monedas y no un fraude, y si bien son extremadamente volátiles, hoy tienen un valor de USD 11.000 por cada bitcoin, mientras que hace un año cotizaba USD 987,35 la unidad.

El ingeniero y especialista en economía del petróleo, Martín Blanes, explica que el alza acumulada del 2.000 % que atravesó el bitcoin durante 2017 y bajas como la de semanas atrás del 50 %, sobre el pico de USD 20 mil por unidad que alcanzó en diciembre último, son parte de la fluctuación. Blanes pone el foco de dudas en el altísimo consumo de energía eléctrica que demanda la “minería” para fabricar bitcoins ya que un proyecto que requiere una inversión de unos 4 a 5 millones de dólares demanda un consumo inicial de 5 mw/h e irá en crecimiento a medida que avance el proyecto.

“Las posibilidades para el desarrollo de tecnologías basadas en la tecnología Blockchain son vastas en una Zona Franca moderna y preparada para recibirlas. Entre las más obvias o inmediatas se encuentra el minado y gestión de criptomonedas, que requiere una alta rotación de tecnología, con lo que cualquier instalación en ZF se convierte en un proveedor global de recursos muy competitivo”, sostuvo el licenciado Leonardo Valente.

El economista y reconocido emprendedor continuó explicando que “sin embargo, y apuntando siempre a la tecnología de Bases de Datos distribuidas con autenticación criptográfica de contenidos, los mayores beneficios se dan en situaciones en las que se demanda transparencia y confianza".

"El comercio exterior es una de ellas, y la voluntad de todos los actores --en especial el sector público, reguladores y fiscalizadores-- permitiría agilizar notoriamente los procesos logísticos, aduaneros y arancelarios al incorporar este tipo de tecnologías: ciertos activos podrían flexibilizar sus condiciones de uso y operación, aplicando al régimen cuando corresponde y tributando las diferencias cuando resulte necesario, brindando una productividad excepcional de la inversión y condiciones de óptima utilización del concepto de zona franca”, agregó Valente.

Asimismo, esta transparencia podría ofrecer novedosos beneficios a toda la cadena de valor, incluyendo importadores y exportadores, almacenadores, transportistas, clientes y autoridades, que encontrarían en una estructura de este tipo una plataforma de servicios excepcionalmente ventajosas en términos de tiempo, costos y sinergia de recursos, respecto de aquellas que no la ofrezcan.

En cualquier caso, y a modo de recomendación, Valente expresó que resulta importante no obnubilarse con el concepto, sino buscar estos espacios con fallas de mercado o circuitos imperfectos de información en los que el concepto se pueda aplicar de manera productiva y sustentable. La tecnología Blockchain no es una moda, o al menos no es capaz de generar beneficios si se la entiende solo como tal.

Si bien el alto consumo de energía eléctrica es el talón de aquiles del desarrollo de las criptomonedas, la Zona Franca Bahía Blanca - Coronel Rosales ofrece condiciones únicas en el país que permiten proyectar su desarrollo. El sistema interconectado nacional de 500 kv/h pasa por nuestra ciudad y tenemos un desarrollo avanzado de líneas de 132 kv/h, facilitando el suministro de energía eléctrica a los denominados Grandes Usuarios Mayoristas, a diferencia de otros centros urbanos que promueven los servicios del conocimiento y la industria tecnológica, como Tandil y Mar del Plata, que deben hacer más de 100 kilómetros para sumarse al sistema interconectado nacional de 500 kv/h, condición necesaria para poder ofrecer un servicio confiable.

Pero además, dentro de la zona franca el usuario no va a pagar los impuestos por el uso de la energía eléctrica, ahorrándose un 53 % que es la carga impositiva sobre el servicio. Eso lo convierte en un lugar altamente competitivo para instalarse.

Ventajas regionales

Lisandro Ganuza, presidente de ZFBBCR, afirmó que “teniendo en cuenta que la región posee una muy buena red de fibra óptica y la cercanía a Las Toninas, que es por donde ingresa el cable submarino que provee internet a toda la Argentina, un clima no tan húmedo como Tandil y Mar del Plata, pero por sobre todo los beneficios de la zona franca, es que estamos trabajando con distintos actores de la región para ofrecer soluciones integrales en infraestructura para asegurar confiabilidad de las operaciones y permitir la radicación de proyectos de este tipo”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias