El clima continúa firme hacia un ciclo La Niña

Informe de la Bolsa de Cereales porteña

El clima continúa firme hacia un ciclo La Niña

27/1/2018 | 18:25 |

La campaña 2017-2018 —actualmente en curso— no se verá mayormente afectada. La venidera, casi con seguridad.

El clima continúa firme hacia un ciclo La Niña

¿Otra vez sequía para el SOB? / Foto: Pablo Presti-La Nueva.

Guillermo D. Rueda
grueda@lanueva.com

   Para el ingeniero Eduardo Sierra, experto en climatología, es poco probable que la actual campaña 2017-2018 llegue a ser significativamente afectada por este cambio, aunque, de continuar la actual tendencia, La Niña podría imponer su presencia a partir del otoño próximo, afectando severamente los resultados productivos de la campaña 2018-2019.

   La Niña, en contraposición a El Niño, es el fenómeno que registra lluvias por debajo de los promedios normales.

   "Esta evolución determinaría el inicio a una posible fase climática negativa que podría extenderse durante varios años, como ya ha sucedido en el pasado, afectando a la producción agraria", sostuvo.

Eduardo Sierra, climatólogo.

   "El verano 2018 observará un acentuamiento de la tendencia descripta", agregó.

   En el informe estacional sobre clima de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Sierra explicó que el sistema sudamericano continúa observando un lento, pero firme cambio de signo hacia un episodio de La Niña.

   "Desde la campaña agrícola 2012-2013, hasta la 2016/2017, se observó una fase positiva, durante la cual predominaron condiciones tipo El Niño en el Océano Pacífico, a la vez que el Océano Atlántico experimentó un persistente calentamiento debido al fortalecimiento de la corriente cálida del Brasil", añadió Sierra.

   Esta combinación de factores positivos dio precipitaciones abundantes, que, aunque causaron eventos de inundaciones, favorecieron el logro de una sucesión de buenas cosechas.

   A partir del inicio de la presente campaña agrícola comenzó a notarse un enfriamiento del Océano Pacífico Ecuatorial. Paralelamente, el Océano Atlántico —según el informe— observó un debilitamiento de la corriente cálida del Brasil, aunque la fría de Malvinas mantuvo un promedio moderado a débil, no acentuando el proceso. Aunque todavía no alcanzó a establecerse un estado de La Niña, viene observándose una irregularidad.

   Sierra consideró que Perú, Bolivia, el norte de Chile, el NOA, la mayor parte del área agrícola de Paraguay, el norte y el centro del  área agrícola de Brasil, el oeste de la región de Chaco, el este de Cuyo y el noroeste de la Región Pampeana observarán precipitaciones cercanas o moderadamente superiores al promedio, con riesgo de tormentas severas, con granizo, vientos y aguaceros  torrenciales.

   "De todos modos, por el momento no es posible afirmar esto con certeza. El otoño 2018 podría presentar los primeros rasgos de un episodio de La Niña que alcanzaría su pleno desarrollo durante la campaña 2018-2019", aseveró Sierra.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias