Opinión.

CON LAS FORMAS DEL AYER

Maldita moneda

15/08/2015 | 00:07 | Escribe Mario Minervino

Hace 46 años, en agosto de 1969, Olimpo quedó eliminado de la carrera por llegar al Campeonato Nacional del Fútbol, por culpa de una moneda.

Las eliminatorias regionales terminaron en parte cuando a Olimpo no le alcanzó vencer como visitante a San Lorenzo de Mar del Plata por 2 a 1. Pasó así a una “ronda complementaria”, donde debió enfrentar a Sportivo Desamparados de San Juan.

En el primer partido, jugado en la provinicia cuyana, los aurinegros recuperaran su fortaleza y obtuvieron un significativo empate en cero.

La revancha se celebró el domingo 17 de agosto, en el estadio de Colón y Brunel.

Partido difícil, trabado. Olimpo comenzó perdiendo (0-1), dio vuelta el marcador (2-1) y le empataron a los 31 minutos del complemento. Igualdad en punto y en goles, definición por penales. El árbitro Oscar Veiró pidió a cada equipo que designara un único jugador para ejecutar tres remates consecutivos, según la modalidad de la época.

Comenzó la serie Desamparados. Angel Vega “casi” falla el primero (arquero-poste-gol) y convierte los siguientes. Por Olimpo, Juan Carlos “Tato” Zapata, “con notable precisión”, dejó parado en las tres oportunidades al golero visitante.

Empatados en todo, quedaba la instancia final: el sorteo con una moneda, a todo o nada.

Veiró citó a los capitanes, tomó una moneda de un peso. García, capitán aurinegro, eligió “cara”. Moneda al aire, silencio en el Carminatti... y “ceca”, con el salto enloquecido de los jugadores de San Juan. La leyenda urbana asegura que los sanjuaninos no esperaron que cayera la moneda para celebrar de manera enloquecida, sin dejar que nadie verificara el resultado verdadero.

Como sea, el aurinegro vio frustrado su sueño de jugar en primera, algo que hoy verifica cada semana.