Sociedad.

Las Abuelas de Plaza de Mayo, candidatas por sexta vez al Nobel de la Paz

El Comité Noruego del Nobel confirmó 329 candidaturas, entre personas y organizaciones.

   La asociación Abuelas de Plaza de Mayo, dedicada a la búsqueda de los hijos de víctimas de la última dictadura (1976-1983) apropiados por los represores, será una de las candidaturas al Premio Nobel de la Paz, según informaron hoy sus promotores.

   La de este año es la sexta vez que el Comité Noruego del Nobel acepta la nominación de las Abuelas al galardón, al que fueron presentadas por el diputado del Frente para la Victoria Daniel Filmus.

   "Las Abuelas han logrado localizar y recuperar la identidad de 127 argentinos", afirmó en su carta al Comité el diputado.

   En sus cuatro décadas de actividad, la asociación se consolidó como "un actor fundamental en la organización de la lucha por la memoria, la verdad y la justicia en relación con los delitos del terrorismo de Estado, no solo en nuestra sociedad, sino también en la comunidad internacional", añadió Filmus en su misiva.

   Para que una propuesta a este galardón sea aceptada por el Comité, debe ser presentada por académicos, miembros de asambleas nacionales y gobiernos, tribunales internacionales, personas u organizaciones que ya han recibido el premio o bien, miembros actuales o antiguos del Comité.

   Para el Nobel de la Paz de este año, la institución confirmó 329 candidaturas, entre personas y organizaciones.

   Las Abuelas de Plaza de Mayo realizarán mañana un acto en la Cámara de Diputados para la presentación oficial de su candidatura, con la presencia de su presidenta, Estela de Carlotto, legisladores y representantes de organizaciones de derechos humanos.

   En declaraciones a la agencia estatal Télam, Carlotto aseguró que "es un mérito ser aceptadas", pero "no les quita el sueño".

   Las Abuelas de Plaza de Mayo estiman que cerca de 500 bebés fueron robados a sus padres asesinados por la dictadura, y llevan décadas buscando a esas personas para tratar de restituir su identidad. (EFE)