Horror en California: acusan a una pareja de torturar a sus 10 hijos

Vivían en un gran desorden

Horror en California: acusan a una pareja de torturar a sus 10 hijos

16/5/2018 | 11:23 |

Los chicos tienen entre cuatro meses y 12 años.

Horror en California: acusan a una pareja de torturar a sus 10 hijos

Fotos: TN

   La policía de California rescató a 10 chicos de entre 4 meses y 12 años que vivían en condiciones deplorables y sus padres están acusados de torturarlos.

   En las imágenes difundidas se ven las habitaciones repletas de basura y excrementos humanos. 

   Según se indicó, la pareja torturaba, quemaba, golpeaba y hasta le disparaba con una escopeta de aire comprimido a sus 10 hijos. 

   La vicefiscal Sharon Henry se mostró "horrorizada" al describir la situación deplorable en la que vivían las víctimas: dormían rodeados de basura, alimentos podridos, excrementos y un gran desorden.

   "Los oficiales los encontraron en condiciones inseguras e insalubres. Había partes de la casa que eran intransitables", dijo el teniente Greg Hurlbut.

   La policía descubrió este escenario extremo cuando encontraron al hijo mayor, de 12 años, que había sido reportado como desaparecido después de una discusión con su mamá. Como la mujer le quitó su tablet, el chico se escapó y lo hallaron escondido en un arbusto. Al llevarlo ante sus padres, los oficiales quedaron sorprendidos por cómo estaba la vivienda.

La defensa de los padres

   El padre, Jonathan Allen, de 28 años, se declaró inocente y permanecerá detenido por una fianza fijada en 5 millones de dólares. La Justicia lo acusó por seis delitos de tortura y nueve de abuso infantil.

   Mientras que su pareja y mamá de las víctimas, Ina Rogers, de 30 años, fue liberada tras el pago de una fianza de 10 mil dólares. La mujer argumentó que ambos eran "excelentes padres" y que las lesiones de sus hijos eran típicas de la edad. "Solo tenían moretones por jugar entre ellos. No había cicatrices mayores ni huesos rotos", agregó.

Detuvieron a un matrimonio que encerraba a sus hijos mientras convertía su casa en un prostíbulo

   Los acusados sostuvieron su inocencia y denunciaron que los estaban juzgando por su apariencia.

   "Quiero a mis hijos y mi marido también", afirmó Rogers."Él tiene muchos tatuajes y su apariencia da algo de miedo. Por eso es fácil pensar que es un monstruo, pero no lo es", expresó.

   La mujer denunció que los estaban juzgando por tener muchos chicos y por haberlos educado en su propia casa.

Antecedente

   En enero de este año, se conoció el caso de la familia Turpin, una pareja acusada de torturar y mantener cautivos a sus 13 hijos en California.

   Una de las hijas consiguió escapar y le contó a la policía lo que sucedía en su casa. (TN y La Nueva.)

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias