Aborto, trabajo doméstico y violencia: la mirada de 5 profesionales bahienses

3 puntos de debate

Aborto, trabajo doméstico y violencia: la mirada de 5 profesionales bahienses

7/3/2018 | 15:17 |

Mañana se realizará un paro a nivel nacional por el Día Internacional de la Mujer y se harán distintos reclamos.

Aborto, trabajo doméstico y violencia: la mirada de 5 profesionales bahienses

Fotos: Rocío Zabalza-La Nueva.

   “Si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”.

   Con ese lema, mujeres de todo el mundo se sumarán a un paro internacional en su día (#8M) para proclamarse contra la violencia de género, contra la brecha salarial, para frenar la discriminación y para luchar por la igualdad y por el derecho a decidir libremente su maternidad. En Bahía Blanca, se hará una marcha a partir de las 18:30 desde la Plaza Rivadavia.

  En la previa, 5 profesionales bahienses analizan 3 puntos de la marcha por el Día de la Mujer: aborto, violencia simbólica (indirecta) y trabajo doméstico.

Aborto

   Julieta Gallardo, docente del colegio San Cayetano: Estoy como dividida… Creo que es un derecho que le compete al Estado y se debe debatir. En situaciones creo que la mujer tiene derecho a decidir qué hace con su cuerpo. Creo que existe concepción desde el momento del acto sexual, pero se tiene que debatir. El aborto tiene que ser legal, ¿por qué accede un grupo selecto y algunas pierden su vida o se enferman?. Es un tema delicado.

   Los chicos preguntan en las escuelas y se les contesta todos: en el nuevo diseño educativo, tanto las tecnologías como la educación sexual integral tienen que atravesar a todas las áreas. 

Julieta, docente

   Selva Lamtzev, médica: No pensamos en la maternidad o no maternidad como algo autónomo. Es terrible escuchar que las mujeres tienen la responsabilidad: los varones se desligan y se juzga a la mujer. Pensar la maternidad como un castigo es terrible: una no quisiera pensar que su madre la tuvo porque no tenía alternativa, quisiera pensar que la tuvo porque la deseaba. Entonces también se discute el deseo de las mujeres, el deseo sexual. Quienes son violadas tienen derecho a un aborto legal y mucha gente no está en contra de eso. Entonces lo que está en discusión es el placer sexual de la mujer: si tuviste relaciones porque querías tenerlas entonces ahí tenés que ser castigada.

Qué opinan las concejalas bahienses sobre la despenalización del aborto

   Andrea Romero, periodista: Las mujeres desean abortar: se dan 500 mil abortos clandestinos en Argentina. Es responsabilidad del Estado que esas mujeres puedan hacerlo cuando lo deciden de forma segura. También es necesario un programa integral de educación sexual en las escuelas, somos un estado laico y los anticonceptivos deben ser accesibles. Y, ¿por qué todos son para mujeres y para los hombres solo están el preservativo y la vasectomía? Siempre recae en la mujer la protección del no embarazo. 

   Miriam Larrea, abogada: Así como dicen "hay mujeres que tienen hijos para cobrar la asignación", después dicen que esas mujeres "son asesinas porque matan una vida". Por otro lado, se sacraliza la maternidad cuando hay mujeres que no quieren ser madres y si quedan embarazadas dicen "lo quiso enganchar", como si el hombre no supiera cómo no embarazar. Siempre vamos a estar juzgadas y sometidas a este juicio de que pertenecemos a los hombres.

   Los médicos critican cuando se realiza en un hospital público, pero en clínicas privadas nadie dice nada. Está legalizado el aborto en caso de violación o de mujer demente, pero igualmente piden autorización a los jueces. Yo no estoy a favor del aborto, no pienso que las mujeres tienen que abortar, pero la que quiera debe hacerlo en condiciones seguras y gratuitas cuando no pueden. 

Los 10 puntos principales del proyecto de Ley que prevé despenalizar el aborto

   Alba Picardi, psicóloga: Debe ser legal y tiene que debatirse, no se puede cuestionar el derecho de una persona a decidir sobre su cuerpo. Uno escucha cosas crueles en contra del aborto. No estamos en contra de una vida o de la otra. Ya hay muchas mujeres que están muriendo, pero ese no es el único argumento: hay que respetar la decisión de cada una sobre su cuerpo, es un derecho que no se le puede quitar a nadie.

   El aborto no necesariamente va a ser algo traumático, tiene que ver con cómo lo significa cada persona.

Violencia simbólica

   Selva, médica: Al nacer una niña o un varón se construye una serie de prejuicios que consisten en quitar poder a la mujer y dárselo al hombre y esto es en todas las instancias: en lo económico y social esto no es criticado y en lo simbólico es cuestionado hasta cierto punto. Cuestionamientos como la vestimenta hacen ver que el espacio público sigue siendo del hombre...

   No es generación espontánea el femicidio, no es generación espontánea la violencia simbólica. No es casual, se construye. Lo positivo es que lo estamos cuestionando.

Selva, médica

   Miriam, abogada: Se pone a la mujer como responsable de los actos violentos que hacen los hombres: no solo es objeto sino responsable cuando un hombre mata.

   Andrea, periodista: Los medios cumplen un rol muy importante en lo que es la transmisión: la cosificación y la fijación de la mujer que es lo que contribuye a la violencia simbólica, por esto de utilizar recursos “socialmente aceptados" y poner a la mujer en un rol de objeto. Los concursos de belleza contribuyen a conformar este estereotipo de mujer objeto-accesorio y a la conformación de violencias que, en el caso más extremo, terminan en femicidio.

   Alba, psicóloga: Hay pequeñas violencias que se dan en lo cotidiano, a veces vienen desde la crianza y cuesta reconocerlo. Vienen desde que los niños son pequeños y van construyendo estos estereotipos de "lo que es de nena" y "lo que es de nene", "lo que corresponde a la nena" y "lo que corresponde al nene", desde colores, nombres, disfraces, juguetes...

Alba, psicóloga

   Julieta, docente: La base está en lo que se siembra en la familia, desde que son pequeños. Las redes y la comunicación ayudan a que las niñas sepan que tienen otro lugar más allá del estereotipo. Vivimos en una sociedad que está cambiando. 

Trabajo doméstico

   Alba, psicóloga: Las mujeres son las primeras en autocuestionarse cuando no pueden hacer un trabajo doméstico o de cuidado. Asumen que es su función, pero eso se va modificando.

   Miriam, abogada: La idea del paro es demostrar qué sucede con la economía cuando las mujeres paramos. Realmente es muy importante el trabajo de las mujeres y si realmente paramos, aunque sea en lo doméstico, como no hacer compras, se va a notar una bajada importante de la economía.  

Miriam, abogada

   Selva, médica: Las mujeres seguimos gastando nuestro tiempo en tarea de cuidado y eso para el sistema no vale porque no hay un sueldo. Pero valen muchísimo: sin esas tareas no estaríamos en nuestros puestos de trabajo. Una parte de esas tareas tiene que ser realizada por los hombres que deben cuestionarse sus privilegios y también el Estado tiene que hacerse cargo ya que nos necesitan para que el sistema gire.

   Andrea, periodista: El trabajo de mujeres es importantísimo dentro y fuera de la casa. Muchas veces tenemos una visión crítica de la que se queda en la casa pero hay que celebrarlo y valorarlo, es muy distinto cuando ocurre por sometimiento.

Andrea, periodista

   Julieta, docente: La mujer es todo. Es mamá, papá, maestra, abuela, investigadora, médica, enfermera, y eso termina enfermando. Vi muchas mamás llorando por diferentes motivos, por no poder compartir las tareas del hogar, de la escuela, del jardín, que tampoco son valoradas.

 

Por Brenda Ghiberti, Belén Uriarte, Sol Azcárate y Sofía Frugoni.

 

Mañana, toda la cobertura de La Nueva. sobre el Día Internacional de la Mujer

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias