Tras el éxito del debut, se vivió la segunda experiencia con carga rodada en el puerto local

MIRÁ LOS VIDEOS

Tras el éxito del debut, se vivió la segunda experiencia con carga rodada en el puerto local

3/3/2018 | 08:10 |

El buque Torrens, con bandera británica y procedencia de Estados Unidos, comenzó a operar pasadas las 21 del jueves. Descargó, al igual que su "gemelo" llegado a mediados de febrero, equipos de perforación para Vaca Muerta.

Tras el éxito del debut, se vivió la segunda experiencia con carga rodada en el puerto local

Fotos: Rocío Zabalza

   Amarró a las 18.54 del jueves y pasadas las 21.30 los primeros camiones comenzaron la descarga de los equipos de perforación con destino Vaca Muerta. El buque gigante Torrens, de la empresa Wallenius Wilhelmsen Logistics, bandera británica y gemelo del Toronto que operó a mediados de febrero –al igual que en esta oportunidad-- en el muelle multipropósito de Patagonia Norte, llegó procedente de Estados Unidos y en unas cuatro horas completó su descarga.

  “Se trata de 19 equipos petroleros para perforación en Vaca Muerta, descargan acá –sitio 21-- y quedan en la plazoleta primaria hasta que se haga la liberación aduanera. La carga del buque anterior –Toronto-- también sigue estando en la plazoleta, en ese caso son 24 piezas, todas con la provincia de Neuquén como destino final”, explicó el responsable comercial de Patagonia Norte, Germán Larralde. 


   El novedoso sistema de carga rodada –roll on-roll off en inglés-- permite la operación sin el empleo de grúas, ya que los camiones pueden ingresar en la nave en busca de la carga. Sobre la complejidad de la operación, Larralde expresó que “como en toda operación portuaria hay que tener los cuidados necesarios, pero en sí las operaciones no son complicadas, sino que la complejidad pasa por el hecho de que los equipos son muy costosos y el principal cuidado a tener en cuenta es la inclinación de la rampa de popa según las mareas”.

   Finalmente, el responsable comercial de la empresa concesionaria del muelle contó que la primera experiencia había sido altamente satisfactoria y que si bien por el momento no hay anunciados más buques de este tipo, las puertas quedan abiertas porque ya se demostró la viabilidad de las maniobras.

 

Características del buque


   Sus dimensiones no pasaron desapercibidas en los muelles locales : 199,99 metros de eslora, 32,29 metros de manga y 36,02 metros de puntal. En este tipo de buques el acceso a la zona de carga se realiza mediante una rampa ubicada en popa. Además, cuenta con rampas que unen las diferentes cubiertas, e incluso su cubierta exterior, en la que el buque puede cargar otro tipo de cargas, como piezas para parques eólicos, también accesible desde el interior, lo que reduce el uso de grúas.

   La acomodación del buque (donde habitan los tripulantes) se encuentra a proa, repartida en dos cubiertas, e incluye camarotes para 36 personas en una cubierta, así como oficinas y zonas de descanso en la otra.
La cámara de máquinas, a popa del buque, cuenta con un motor principal que hace girar una hélice y dos hélices transversales más, una en proa y otra en popa que aseguran la maniobrabilidad del buque.
Crowley opera el barco Ro-Ro más grande del mundo entre Estados Unidos y Puerto Rico.

   Lleva camiones, contenedores, coches usados y nuevos, y mercancías en tres plantas. Estos barcos son arrastrados por remolcadores y navegan cuatro veces a la semana desde Jacksonville (Florida) a San Juan (Puerto Rico).

 

Mirá los videos

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias