El primer elevador

3/3/2018 | 06:30 |

por Mario Minervino

Hace 110 años, en marzo de 1908, se inauguró el primer elevador de granos construido por el Ferrocarril del Sud, en el puerto de Ingeniero White.
La actividad cerealera local había colapsado años antes, por la falta de un equipamiento acorde a la creciente demanda. 
Fue así que las autoridades portuarias decidieron construir dos modernísimos elevadores de granos, resueltos mediante la avanzada tecnología que los ingleses desarrollaban como líderes que eran de la revolución industrial.
Las estructuras metálicas fueron fabricadas en talleres ingleses y enviadas a nuestro puerto. 
Exteriormente, se revistieron con chapas y su particular diseño los convirtió en una obra relevante a nivel mundial. “Son edificios de colosales proporciones, levantados en base a acero y cemento armado, con maquinarias modernas que lo convierten en una obra maestra”, senaló una crónica. 
Desde cada elevador se podían cargar 12 mil toneladas diarias (8.000 a granel) y, a través de sus 7 tubos telescópicos, atender dos buques por día.
El elevador Nº 1 fue habilitado hace 110 años, con el vapor “Hautton”, consignado por Bunge y Born, cuya llegada fue recibida por el superintendente marítimo. La empresa cerealera organizó una fiesta con personalidades bahienses. 
A las 2 de la tarde, el señor Diego Geddes abrió las escotillas, iniciando la carga. 
Poco después, en el puente del “Hautton”, se celebraba con champagne. “Ha triunfado la ingeniería, dotando al crecimiento bahiense de otro elemento cuyas proporciones benéficas se han de experimentar en el terreno de la industria”, aseguró un entendido.
Los elevadores se convirtieron en una postal del puerto. Pese a su valor histórico, cultural y arquitectónico, ambos fueron demolidos en 1978.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias