El mundo.

Rechazo local e internacional al anuncio de las elecciones en Venezuela

El Parlamento Europeo, la Organización de Estados Americanos (OEA) y los gobiernos de Chile y Estados Unidos se expresaron en contra.

   El gobierno de Venezuela formalizó hoy el llamado a elecciones presidenciales para el 22 de abril próximo, pese al rechazo explícito que la decisión provocó en la oposición local, el Parlamento Europeo, la Organización de Estados Americanos (OEA) y los gobiernos de Chile y Estados Unidos.

   La convocatoria a los comicios, anunciada ayer por el Consejo Nacional Electoral (CNE), fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) integrada exclusivamente por chavistas y autodeclarada por encima de todos los poderes públicos del país.

   El chavismo puso oficialmente fecha a las elecciones horas después de que se anunciara el fracaso del diálogo que sus delegados mantuvieron durante más de dos meses con los de la oposición, precisamente por no haberse puesto de acuerdo sobre las condiciones de los comicios.

"La comunidad internacional no dejará impune la farsa que pretende instalar la cúpula en el poder en Venezuela"

   Las negociaciones concluyeron cuando el chavismo no aceptó las últimas observaciones de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) al borrador de acuerdo elaborado la noche anterior.

   La MUD reclamó —y el gobierno denegó— la devolución de la personería política para sí misma y para los partidos Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP), así como el cese de las inhabilitaciones que recaen sobre decenas de dirigentes políticos, incluidos el ex candidato presidencial Henrique Capriles y el exacalde preso en su domicilio Leopoldo López.

   El diputado Julio Borges, que encabezó la delegación de la MUD en el fallido diálogo, afirmó que el gobierno convocó a los comicios “sin estar dadas las condiciones para celebrar dicho acto”.

   Pese a ello, la oposición todavía no resolvió si se presentará o no a las elecciones, ni, en caso de hacerlo, si irá con un postulante único o no, y de qué modo determinará sus candidaturas.

   Solo el diputado Luis Florido, de VP, se pronunció a favor de “definir un solo líder” que “pueda ser la expresión electoral en el momento adecuado para sustituir a la dictadura”.

   El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, afirmó en Santiago que el llamado a los comicios en los términos en que lo hizo el gobierno del presidente Nicolás Maduro “es malo para el pueblo venezolano” y no cumple “las garantías mínimas de una elección democrática”.

   Chile fue uno de los países acompañantes del diálogo entre el chavismo y la oposición, y anoche anunció se decisión de abandonar esa función.

   Paralelamente, Chile invitó a Maduro a la ceremonia de asunción del presidente electo, Sebastián Piñera, el 11 de marzo próximo, porque no se debe “confundir lo político con lo protocolar”, y luego “cada jefe de Estado evaluará si es bienvenido o no en el país al que va”, explicó Muñoz.

“Al negar la participación en el proceso electoral, el régimen de Maduro continúa desmantelando la democracia en Venezuela y revela su gobierno autoritario”

   Asimismo, Estados Unidos declaró que los comicios presidenciales en Venezuela “no tienen el acuerdo de todos los partidos políticos y limitan la capacidad de los individuos de presentarse como candidatos”.

   “Al negar la participación en el proceso electoral, el régimen de Maduro continúa desmantelando la democracia en Venezuela y revela su gobierno autoritario”, indicó un comunicado firmado por la vocera del Departamento de Estado norteamericano, Heather Nauert.

   En tanto, el Parlamento Europeo aprobó en Estrasburgo, Francia, una resolución que recomienda a la Unión Europea (UE) que amplíe a Maduro, al vicepresidente Tareck El Aissami y a otros altos funcionarios venezolanos las sanciones que impuso el 22 de enero pasado a varias figuras prominentes del chavismo.

   La decisión de la Eurocámara fue elogiada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien sostuvo en su cuenta de Twitter que “la comunidad internacional no dejará impune la farsa que pretende instalar la cúpula en el poder en Venezuela”. (Télam)