Economía y campo.

Se aceleró el índice de precios en Bahía Blanca: 2,4%

Contraste: el INDEC ratificó la cifra de la inflación correspondiente al mes de enero, que fue del 1,8%.

Durante el mes de enero último, el Indice de Precios al Consumidor (IPC), que calcula el Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca Argentina (CREEBBA) para la ciudad, volvió a  sufrir una nueva aceleración: + 2,4%.


El promedio general de precios minoristas avanzó con respecto al mes anterior, registrando así la suba más importante de los últimos doce meses.


En términos interanuales se verifica un incremento general del 22,4% respecto a enero del año 2017.


Este jueves, el INDEC informó la cifra de la inflación correspondiente al mes de enero, que fue del 1,8%.


El mayor aumento, a nivel capítulos en Bahía Blanca, tuvo lugar en Esparcimiento, con un alza del 4,9%.


En este caso —de acuerdo con el informe del CREEBBA— intervinieron fundamentalmente repuntes de tipo estacional por la temporada alta estival con subas del 9,5% en hoteles y excursiones; 5% en transporte destinado al turismo; 4,9% en diarios y revistas y 0,9% en juegos, juguetes y rodados.


Vivienda se ubicó en tercer término con una suba del 2,7%.


En este caso puntual, respondió a alzas del 7,9% con la entrada en vigencia de las nuevas tarifas de electricidad para las categorías residenciales —supuestas en el índice— y a incrementos en la actualización de contratos de alquiler. 


Alimentos y Bebidas, el capítulo de mayor ponderación, cerró por debajo de la inflación general del mes con un aumento del 2,1%.


Las alzas más destacadas tuvieron lugar en helados (9%); frutas frescas (9%); pan fresco (8,9%); harinas de trigo (7,3%); alimentos semipreparados (6,6%); alimentos preparados y listos para consumir (4,9%); cereales y derivados (3,9%).


También en bebidas alcohólicas (3%); y azúcar, dulces y cacao (2,5%); aceites y grasas (2,1%) y carnes (1,8%).

 

El resto de los capítulos también se ubicaron por debajo de la inflación general del mes del 2,4%.

 

Las alzas más destacadas tuvieron lugar en helados (9%); frutas frescas (9%); pan fresco (8,9%); harinas de trigo (7,3%); alimentos semipreparados (6,6%); alimentos preparados y listos para consumir (4,9%); cereales y derivados (3,9%).


También en bebidas alcohólicas (3%); y azúcar, dulces y cacao (2,5%); aceites y grasas (2,1%) y carnes (1,8%).

 

 

El resto de los capítulos también se ubicaron por debajo de la inflación general del mes del 2,4%.


Transporte y Comunicaciones se ubicó en segundo término con un aumento del 3,7%, debido a incrementos del 13,6% en los pasajes de ómnibus urbanos; 3% en combustibles; 1,7% en cubiertas, repuestos y reparaciones de vehículos y 1,5% en vehículos de transporte personal.

 
También desde el Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca Argentina se presentó el informe de una clasificación del IPC Nivel general, de acuerdo con las categorías IPC Núcleo, Estacional y Regulado y según Bienes y Servicios.


Por Estacionales se entienden bienes y servicios con comportamiento estacional (frutas, verduras, ropa exterior, transporte por turismo y alojamiento y excursiones).


Por Regulados, bienes y servicios cuyos precios están sujetos a regulación o tienen alto componente impositivo (electricidad, servicios sanitarios, combustibles para la vivienda, medicamentos, servicios prepagos para la salud y auxiliares, transporte público de pasajeros, combustibles, telefonía, educación formal y cigarrillos).


Por el IPC Núcleo se entiende el resto de los bienes y servicios del IPC. La incidencia de una categoría en el Nivel general —según ha determinado el CREEBBA— mide lo que habría variado esa categoría si el resto de los precios se hubiesen permanecido constantes.


La suma total de las incidencias de las categorías es igual a la variación del Nivel general. Durante enero, la categoría de Regulados muestra el mayor incremento mensual (4,3%) impulsado por ajustes en el precio del transporte público y por el nuevo cuadro tarifario de la energía eléctrica.


El IPC Núcleo mostró un incremento de 1,6% (0,8 p.p. menos que el Nivel general), registrando un pequeño incremento respecto al mes anterior. 


En cuanto a la medición según Bienes y Servicios, el rubro de Servicios registró el mayor aumento (3%), correspondiente a variaciones en transporte público, alojamiento y excursiones, servicios de cuidado personal y tarifa eléctrica.


Con respecto a los precios de la canasta de veinte variedades básicas de alimentos en la ciudad, los ítems que más subieron fueron naranja (59%), pan (7,5%), fideos secos (4%), harina de maíz (3,2%), aceite de maíz (3%), harina de trigo (2,6%), azúcar (2,5%) y carne vacuna (2,3%).


En tanto, las bajas fueron lideradas por tomate (-27,8%), papa (-10,2%) y manzana (-9,9%).