Economía y finanzas.

La Bolsa, lo mejor del año que se fue

     Francisco Rinaldi

     frinaldi@lanueva.com

     Ni el dólar, las Lebacs o el plazo fijo. La mejor inversión del año pasado fueron las acciones, a punto tal que quien puso 1 peso en el Merval durante el difícil diciembre de 2016 obtuvo casi 1,78 un año más tarde. 
El Merval -un índice promedio representativo de las acciones más negociadas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires- creció en un año incluso por encima de la evolución del billete verde, pese al raid alcista del 17 por ciento de la última semana de diciembre de la divisa. 
      Con todo, el 77,7% del Merval se llevó puesto a las Lebacs (las Letras del Banco Central, un instrumento utilizado por la autoridad monetaria para absorber pesos excedentes) que rindieron 28,75% en las últimas licitaciones, y el tradicional plazo fijo, que ofrecía una tasa anual del 19% en promedio. 
     “Si se mira la película completa y no sólo lo sucedido en los últimos días, los que apostaron a las acciones fueron los grandes ganadores del año, incluso contra el índice de Bonos que ganó casi 20%”, explicó el especialista Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.
      “Los rendimiento en las acciones y en los bonos fue ron excelentes, en un escenario muy favorable para la Argentina”, dijeron desde Portfolio Personal.
      “Ayudó lógicamente una economía que finalmente muestra hoy una recuperación encaminada y generalizada, basta con mirar el último número de actividad económica de octubre que se ubicó en 5,2%, y el resultado de las elecciones legislativas que permitieron apuntalar al gobierno y el capital político necesario para avanzar en las reformas pendientes”, agregaron en Portfolio.
   

        No es para cualquiera
      Pese al gran entusiamo que generan estas noticias, los especialistas en inversiones personales recomiendan cautela. 
      “Ojo con poner toda la plata en acciones, es un mercado muy volátil. Cuando sube, todos estamos contentos pero cuando baja, agarrate”, advirtió el conductor del conocido programa ¿Qué hacemos con los pesos?, que se emite por la señal Canal 26, y  experto en planificación financiera, Mariano Otálora. 
      “Hay que aclarar que en general, todas las bolsas de del mundo anduvieron muy bien. Y la local no fue la excepción”, acotó el experto. 
     En EE.UU., el promedio industrial Dow Jones se disparó en un 25%, el S&P 500 aumentó un 20% y el índice Nasdaq, que pesaba mucho en tecnología, los eclipsó con un impresionante aumento del 29%.
      Los analistas señalan que los posibles recortes de las regulaciones que pesan sobre los mercados financieros estadounidenses y un ambicioso programa de rebajas de impuestos a las empresas ayudarían para apuntarlos aún más. 
       Los mejores precios del petróleo  a lo largo del año -el precio del barril de petróleo tocó este jueves los 68,27 dólares en su variedad Brent (que se usa como referencia), algo que no sucedía desde mayo de 2015- catapultó a la suba a las bolsas de los países productores, como Nigeria, cuyo “Nigerian All-Share” -el índice representativo de ese mercado bursátil- se recuperó un 43%, pese a estar alejado de los máximos históricos. 
Turquía (43%) y Hong-Kong (35%) completan el cuadro de las bolsas más exitosas, junto con el Merval argentino, que, pese a los problemas inflacionarios que no cesan, cerró un inmejorable año. 

Lo mejor de 2017
      A la hora de individualizar a las grandes ganadoras de este año que se fue, las especies relacionadas con los servicios públicos (en la jerga, utilities, compañías que ofrecen servicios de provisión y/o transporte de gas,  electricidad, mantenimiento de autopistas, etcétera) fueron las de mayor vuelo en el mercado accionario de nuestro país. 
      “Eran actividades muy perjudicadas por el fuerte atraso tarifario gestado durante el gobierno kirchnerista. 
“Eso ahora va en camino de revertirse, por lo cual, siguen siendo acciones con muy buen potencial en este año”, arriesgó Otálora. 
     Así las cosas, Transportadora de Gas del Norte (TGN), que trepó 446% a lo largo de doce meses, se llevó todos los laureles en el año que se fue.
     La firma se dedica al transporte de gas natural por gasoductos, abasteciendo a 14 provincias argentinas y a la populosa CABA. 
     Le siguió el Grupo Boldt, propietario del paquete que controla el Casino de Tigre, entre otras actividades, que se expandió, también en doce meses, a razón del 229,1%. 
      Acompañaron Transener (225,2%) y Distribuidora de Gas Cuyana (220,4%), otras dos utilities. 
     El podio de las acciones de mayor vuelo se completa con  Grupo Financiero Galicia (+ 189,7%); Transportadora de Gas del Sur (180,6%); Telecom (+133%); PGR (ex Andes Energía, +128,6%); Pampa Energía (+126,6%); Holcim (+121,3%); Edenor (+121%) y Banco Macro (+111,3%).
      En tanto, la energética estatal YPF no tuvo la misma suerte, ya que pese a su buen desempeño, los números fueron bastante menos espectaculares: 63,63% entre el 29 de diciembre de 2016 y el mismo día de 2017, última rueda bursátil del año que hace pocos días se fue. 
“     YPF es una empresa que no anduvo bien en 2017, pero está en una etapa de reorganización que dará sus frutos. Por eso, yo la anoto para este año”, destacó Otálora. 

Los fondos comunes
      Para quienes deseen subirse al cambiante tren de los mercados financieros, los especialistas aconsejan empezar por fondos comunes de inversión. 
“Lo más aconsejable es empezar por un Fondo Común de Inversión (FCI), te ahorrás tener que elegir vos las acciones y le dejás eso a un experto”, recomendó Otálora. 
    Pero ¿de qué se  trata? 
     De acuerdo con la Cámara Argentina de Fondos Comunes de Inversión (CAFCI) “un FCI se constituye cuando un grupo de personas con similares objetivos de inversión aporta su dinero para que un profesional lo administre, invirtiendo en una cartera diversificada de activos”.
      Sus principales ventajas -enumeradas en la web de la CAFCI, https://www.cafci.org.ar- son manejo profesional, ya que se delega la toma de decisiones en un grupo de profesionales dedicados específicamente a analizar los mercados locales e internacionales, quienes toman las decisiones de inversión que se consideren más correctas para el logro del objetivo de inversión del Fondo. 
    Otros beneficios son la diversificación, porque permite la inversión en distintos instrumentos financieros, minimizando el riesgo que se asumiría invirtiendo sólo en uno. y la liquidez, ya que se disponde del dinero en un plazo de hasta 72 horas como máximo. 
     “Un FCI es una buena alternativa. Igualmente, la elección del fondo corre por cuenta del inversor, porque hay fondos de renta fija, variable, mixta, todos con diferentes grados de riesgo”, explicó el especialista Claudio Zuchovicki, quien acompaña en la conducción del programa “El Inversor” a Santiago Bulat, el hijo del recordado Tomás.
     Traducido: el inversor deberá optar entre fondos de liquidez (Mercado de Dinero), una inversión muy conservadora, de rendimiento muy acotado,  apropiada para quienes deseen invertir su dinero a corto plazo, fondos de Bonos o de Renta Fija, una inversión a mediano/largo plazo, con mayor rendimiento, pero con fluctuaciones de precio algo mayores, aunque moderadas. 
     Luego están los Fondos  Mixtos, que combinan distintos activos financieros, como bonos, acciones y plazos fijos. 
      Y finalmente, están los  Fondos de Acciones o de Renta Variable, que represntan una inversión a largo plazo. 
      Aunque son de rendimientos potencialmente elevados, están sujetos a las fluctuaciones de precios de los mercados bursátiles.