Olimpo en la Superliga.

Abel Da Graca, ex DT de Olimpo, volvió al Carminatti 30 años después

Dirigió al aurinegro en aquella recordada final de la Liguilla Pre Libertadores ante Boca, en 1986. “Cierro los ojos y me acuerdo que el estadio estaba a reventar”, rememoró el entrenador.

Por Sergio Daniel Peyssé / speysse@lanueva.com

   Cuando la voz del estadio anunció que estaba en la zona central de plateas, los que pintan canas y los que siguen a Olimpo desde los “viejos” torneos Regionales, comenzaron a aplaudir y a buscarlo con las miradas.

   Ahí estaba él, a sus 74 años, con una gorra blanca y rodeado por algunos de los jugadores que dirigió y que lo fueron a saludar, como Raúl Daniel Schmidt, Alfredo Oviedo y José Ramón Palacio.

   Abel Da Graca, de él se trata, ex DT de Olimpo en 1986 y 1987, quien volvió al Carminatti, a ver un partido de Olimpo, después de 30 años. Porque desde que se fue, tras dirigir dos partidos en el torneo Oficial de la Liga del Sur en 1987, no había vuelto nunca más.

   “El estadio está muy distinto, pero la pasión sigue siendo la misma. Acá se respira fútbol del bueno”, lanzó Da Graca, quien como orientador del aurinegro salió campeón liguista en 1986, perdió la final del Regional '85-'86 frente a Belgrano de Córdoba y en el torneo del Interior 86-87, tras ser el mejor clasificado de la provincia de Buenos Aires, no pudo ascender al Nacional B al caer en la final --al mejor de tres-- de la Liguilla ante Douglas Haig (1-0 en Bahía, 1-2 en Pergamino y 0-1 en el tercer y decisivo encuentro en Tandil).

   Pero muchos, o la gran mayoría, asocian a Da Graca con aquel equipo que perdió el ida y vuelta final de la Liguilla Pre Libertadores ante Boca. El era el técnico de aquel equipo que en la ida igualó 1-1 en la Bombonera y en Bahía cayó 3-2 en tiempo suplementario.

   “Cierro los ojos y me acuerdo como estaba la cancha. La gente era apretada contra el alambrado, había desbordado la capacidad del estadio y, encima, 15 minutos antes de que arranque el partido, ingresó la barra de Boca haciendo lugar”, recordó Da Graca.

   “De Bahía y de Olimpo tengo gratísimos recuerdos. Dirigí a un equipo con un potencial enorme, con jugadores talentosos y de mucha técnica. Ese Olimpo era demoledor”, sostuvo.

   Actualmente, Da Graca, quien en nuestra Liga también dirigió a Rosario Puerto Belgrano en 1985, es miembro de la Asociación Argentina de Técnicos de Fútbol, coordinando 34 escuelas de entrenadores en el conurbano bonaerense.

   Fue a presenciar Olimpo-Belgrano especialmente invitado por su compadre Miguel Martín, ex futbolista del tricolor puntaltense. Da Graca es padrino de Macarena, hija de Martín.

   Sus pasos como DT: All Boys, Rosario, Olimpo, Arsenal, Los Andes, Deportivo Armenio, Temperley y Deportivo Cali.

   Como futbolista: Lanús, Almagro, Los Andes, Deportivo Cali, Cúcuta de Colombia, Talleres de Perico y Eveready de Dolores. En su carrera disputó 397 cotejos y señaló 123 goles.