Mundo Midget.

Midget: números y variables a saber para la conformación final del playoff

Once pilotos tienen su plaza sellada y otros tres están cerca de lograrlo. Si se cumplen todas las alternativas, el mini certamen tendrá 15 integrantes. ¡Cifra histórica!

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com   

   Con 27 puntos en juego, la pelea por un lugar dentro de los 12 mejores del campeonato está al rojo vivo. El próximo viernes, ocasión en la que se dispute de la duodécima fecha del Campeonato Estival de Midget 2017/18, última del tramo regular, quedará sentenciada la suerte de quienes, desde el 9 de febrero, batallarán por el “1”.

   Matemáticamente, diez pilotos aspiran a adueñarse de los tres cupos restantes disponibles. A saber, Gustavo Zennaro y Daniel Altamirano, noveno y undécimo en el certamen respectivamente, están en inmejorables condiciones para asegurar dos de ellos.

   No tan así Fernando Caputo (12°), quien será la principal liebre a cazar por parte de los otros siete volantes que también merodean con chances de ganarse el lugar.

   El pasado viernes, Kevin Altamirano se transformó en el noveno ganador del ciclo y, por consiguiente, en el noveno hombre con lugar seguro en la batalla por la corona; algo que, a base de grandes cosechas de puntos, también lograron Sebastián Burgos, escolta del Flecha, y Luciano Franchi, noveno en la última final. 

   A falta de un peldaño para la confección definitiva de los aspirantes al trono, los clasificados hasta el momento son 11; cifra que, en términos reales, puede alcanzar los 15 pilotos. De concretarse sería un récord absoluto para este sistema de campeonato desde su llegada al Midget.

   Aquí repasamos los postulantes y las variables numéricas de cada uno para el viernes, y las apostillas que arrojó la fecha pasada.

Ganar o sumar

   La primera opción vale para todos por igual, puesto que aquel que gane automáticamente se acredita un lugar. La segunda, en tanto, se limita solo para los 7 pilotos encerrados dentro de los 27 puntos que otorgará cada cita.

   La referencia tomada es Fernando Caputo, dueño hasta el momento del último cupo clasificatorio (reúne 93.25 puntos). El Feti podrá perder el lugar en manos de los siguientes pilotos:

   Francisco Giambartolomei (14° a 11.25), Luis Vallejos (15° a 14.25), Emiliano Urretabiscaya (16° a 17,50), Federico Brezina (17° a 18), Federico Hidalgo (18° a 19.50), Nicolás Palma (19° a 24) y Mariano Pérez (20° a 27).

   Vale aclarar que Matías Lastra Meler (13°) y Roberto Calahorra (21°), ambos clasificados a través del triunfo, liberan dos plazas e incrementan las opciones de cerrar la planilla con 15 pilotos. Para ello, el viernes tendrá que haber un nuevo ganador y que el mismo no sea Gustavo Zennaro, Daniel Altamirano y Fernando Caputo, quienes además deben mantenerse dentro de los 12.

Aires renovados

   Por primera vez en sus 24 años de carrera deportiva en Midget, Daniel Altamirano corrió sin fierros preparados por Alejandro “Tito” Purretta, motorista con el que consiguiera tres títulos estivales y seis sub campeonatos.

   Continuando el lineamiento adoptado por su hijo menor, Roy, quien a raíz de un cortocircuito con Purretta decidió pegar el portazo, el Potro siguió su camino y también apostó por la potencia de la familia Etchegaray.

   “El auto se comportó distinto, especialmente en las curvas ya que el motor me permitió acelerar un poco más. No hay grandes diferencias ni tampoco me gusta hacer comparaciones", dijo el Potro.

   “A Tito le debo mucho porque con él gané todo. Pero era una decisión que venía elaborando hacía tiempo y que, por razones y motivos personales, me llevaron a tomarla. Es un halago que la familia Etchegaray nos haya abierto las puertas del taller y que haya trabajado en una semana para hacer tres motores", cerró.

   Un toque en la prefinal con Marcelo Weimann opacó las perspectivas de final de Daniel. Distinta suerte corrió para Kevin, quien tuvo un debut soñado con la potencia llegada de Río Colorado...

¿Se baja?

   Gastón Pérez atraviesa un deslucido presente en la categoría. Acostumbrado al protagonismo mayúsculo, el Mono hace un tiempo que no da pie con bola. De hecho, por segundo ciclo consecutivo, quedó muy lejos del playoff.

   El viernes último, más allá de un interesante andar en las primeras vueltas de la última serie, el cabildense terminó golpeando las gomas de la curva 1-2 (pudo continuar) y dejando abierta la posibilidad de tomarse un año sabático.

   “El auto venia bárbaro, andando muy fuerte, hasta que una barrida de trompa me desacomodó. Seguí a fondo para tratar de sacarlo pero se calzó y casi vuelca. Alcancé a sacarlo pero no pude evitar el golpe con las gomas", detalló.

   “Ojalá se pueda dar vuelta la suerte. Anímicamente estoy mal, porque hace dos temporadas que las cosas no salen. Se labura e invierte mucho, y no conseguir resultados te desanima y cansa. El desgaste es muy grande. Veremos cómo continúa esto”, dijo el Mono.

A contramano

   Un toque en la curva 1-2 dejó cruzada y en sentido contrario a la máquina de Gustavo Medina, quien en su intento por recuperar la marcha, no tuvo más remedio que maniobrar hacia la derecha y encarar para el medio.

   En ese momento, la máquina de César Birumbrales afrontaba el viraje a velocidad normal de carrera, por lo que la cosa, como bien estará imaginando, terminó mal...

   “Lamento haber dejado sin correr a César (Birumbrales). Mi intención fue no parar la carrera, como nos dice el Comisario Deportivo. Cuando avanzo un poco más para salir, veo que viene uno de frente, pero ya era tarde”, sostuvo el hombre del Sindicato.

   “Debemos ponernos de acuerdo en que vamos a hacer, porque si me quedaba parado no le estropeaba el auto a nadie y punto. Por querer tener una actitud positiva terminé haciendo una macana”, se sinceró.

   Por su parte, Birumbrales expresó: “Vi que el auto de Medina estaba detenido y cuando tiro el auto para girar por adentro en la 1-2 se empieza a mover. De golpe se vino encima y no quedó otra que cerrar los ojos y sentir el golpe. Lo que no pensé es que el auto se iba a partir al medio”.

Volcar sin correr

   Una experiencia que podrá contar el pobre de Ariel Lestrada, a quien un extremo de dirección lo llevó al vuelco en la variante de boxes, justo cuando se predisponía a engrillarse para formar parte de la quinta serie de la noche. ¡Insólito!

   ”Fui un espectador de lujo. Se cortó un extremo de dirección y luego creo que di varias vueltas. Tuve un golpe en el brazo, pero el médico me revisó para constatar que no haya fractura me dijo que era solo un dolor muscular”, sostuvo.

   “¿El auto? Impecable... Los chicos cambiaron el extremo de la rótula que se cortó, lo alinearon y lo dejaron listo para la próxima fecha en ese mismo momento”, concluyó.

El Fiat volador

   La victoria y el fabuloso andar de Martín Camilli en la cuarta batería hizo presagiar un gran registro en los relojes, algo que se constató al minuto, una vez que la computadora dio a conocer la información provista por los sensores.

   El Gringo giró en 1m 19s 000, mejor registro de la noche en primera instancia y tiempo récord de temporada para las cinco vueltas. El Fiat 125 que descansa debajo de su capot parece tener cuerda para rato...

   “Hace varias fechas que el auto mostró un salto competitivo impresionante. El presupuesto siempre fue un tema, pero gracias a la mano que me dio Luis Jorge en los amortiguadores y a unos cambios que pude hacerle, el auto dio el salto”, contó Camilli.

   “Con piso sabia que el auto es muy bueno y el motor en esas condiciones funciona espectacular. Teníamos el problema que patinaba hasta arriba del trailer, pero por suerte la cosa cambió. Mientras mi viejo siga lúcido como está, el Fiat no tendrá techo”, reconoció.

Llegan refuerzos

   Desde el próximo viernes, cuando se celebre el último capítulo del tramo regular, la tarea que encabeza el comisario deportivo, Hugo Álvarez, estará reforzada por las presencias de Rafael Baglioni y Eduardo Sotovia, quienes trabajarán conjuntamente con Álvarez en la toma de decisiones relacionadas a las competencias.

   “Federación decidió incorporar dos personas más para avalar mis decisiones y que sean lo más claras posibles, para así evitar dudas y perjudicar pilotos en esta etapa tan importante que se viene en el campeonato. Queremos ser exactos y no dejar nada librado al azar”, sostuvo Fresno.

   “Creo que es una consecuencia de un par de situaciones que ocurrieron el viernes. Puntualmente un error propio en la sexta serie, donde debí mandar a tercera fila a Brian Altamirano por falsa largada. Justo en ese momento no anduvieron los handys y pasó de largo”, redondeó.