Midget: las apostillas de la octava fecha del Estival 2017/18

El viernes se disputa la novena

Midget: las apostillas de la octava fecha del Estival 2017/18

3/1/2018 | 09:48 |

José Giambartolomei volvió al triunfo después de mucho, Benedetti pecó de ansioso y Andueza debió tomar partido en la segunda semi. Además, estadísticas y testimonios. 

Midget: las apostillas de la octava fecha del Estival 2017/18

Fotos: Sebastián Cortes- La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com   

   La octava fecha del Campeonato Estival de Midget 2017/18, última del ciclo culminado hace tres días, le devolvió la sonrisa a José Giambartolomei, quien cortó una racha de más de cuatro años sin victorias veraniegas, además asegurar la participación en un Playoff por tercera vez en su carrera deportiva.

   Simultáneamente al momento en que Josito firmaba su cuarta victoria en la categoría, una situación desafortunada frustraba los intentos de llegada de Luciano Benedetti, Brian Altamirano y Sebastián Burgos, quienes quedaron enganchados contra el paredón de la recta principal, a pasos de la línea de meta.

   Previamente, una circunstancia inusual alteró el normal desarrollo de la segunda semifinal. A vuelta y media para el final, momento en que el triunfo de Esteban Mancini parecía inalterable, la bandera roja flameó por el aire, cuando en pista no había acontecido ninguna anomalía (ver abajo).

   Además de todo ello, como ocurre viernes tras viernes, nunca faltan los vuelcos, las curiosidades y las notas estadísticas que también vale la pena destacar. 

“Fue error mío”

   La batalla entre Luciano Benedetti y Brian Altamirano, por el quinto puesto del clasificador, fue uno de los pocos atractivos que tuvo la final. Pero, lamentablemente, la contienda no terminó bien.

   Al momento de ingresar a la recta principal para recibir la bandera de cuadros, la unidad negra N°124 intentó dar cuenta de Tuti por adentro, por un lugar inexistente, ocasionando el enganche de las máquinas y el posterior topetazo contra el paredón. De rebote, también la ligó Sebastián Burgos, quien se llevó su unidad bastante dañada.

   “¡Le erré yo! Pasó que quise hacer la tijera y nos enganchamos, una lástima. Les pido disculpas a ambos, porque sé que perdieron muchos puntos. La ansiedad por ser nuevo me jugó una mala pasada”, se sinceró Lucho tras el incidente.

“La salud de una niña estaba en peligro”

   La segunda semifinal desandaba los metros finales cuando, repentinamente, Claudio Andueza, director deportivo, detuvo la competencia, causando desconcierto total ante el normal desarrollo de la carrera.

   No obstante, desde el sector de boxes, automáticamente llegó la alarma sobre el estado de salud de una niña de 10 años, quien estaba sufriendo un principio de ataque de asma.

   “Se empieza a complicar la noche cuando se accidentan los chicos del Micromidget (ver aparte), porque una de las ambulancias (la unidad de traslado) se fue al hospital. En ese momento, el médico (Joaquín Sacchetti) me llama y me dice que si llega a haber un caso de riesgo hay que parar la carrera, ya que había un médico y una ambulancia menos”, contó.

   “Desde boxes, faltando una vuelta, empiezan a gritarme urgente que lo llame a Joaquín por un problema de salud de una nena espectadora, a lo que inmediatamente se exigió la detención de la carrera de urgencia”, agregó.

   “La orden de un médico es decisión más importante que la del presidente de la categoría. La salud de una niña estaba en peligro y eso va por sobre todo lo demás”, explicó Andueza.

¿Se acordarán?

   José Giambartolomei volvió a experimentar la sensación de subirse al escalón más alto del podio después de mucho. Su última victoria se había registrado el 22 de noviembre de 2013 (cuatro años, un mes y siete días después), en el marco de la segunda fecha de la temporada 2013/14.

   Su caso inspiró la búsqueda en el archivo de aquellos pilotos de la actualidad que atraviesen un período de tiempo similar o mayor sin triunfos estivales. Aquí repasamos los más significativos:

**Daniel Altamirano: 2 años, 11 meses y 27 días (octava fecha del Estival 2014/15).

**Sebastián Burgos: 3 años y 24 días (cuarta fecha del Estival 2014/15).

**Mariano Pérez: 7 años, 11 meses y 6 días (undécima fecha del Estival 2009/10).

**Fabián Colturi: 9 años, 10 meses y 7 días (decimoquinta fecha del Estival 2007/08).

**Gustavo Zennaro: 18 años, 10 meses y 19 días (decimotercera fecha del Estival 1998/99).

Un puma suelto en boxes

   “Hace varios meses que nos conocemos con Fede (Brezina), y bueno, justo se dio que no estamos viajando, ni jugando, y como tenía muchas ganas de venir acá estoy”, sostuvo Alejandro Montecchia, subcampeón del mundo albiceleste y medallista olímpico de básquet, hoy integrante del cuerpo técnico de Bahía Basket, quien presenció de cerca la competencia del viernes.

   “Esto es increíble, estoy asombrado por la movida. Es la primera vez que vengo, siempre de chico escuchaba las carreras por radio. Me asombra la cantidad de autos y cómo está montado el show”, agregó

   “La amistad con Fede surgió por Daniel Ginóbili (primo de Manu). Además de frecuentar el taller solemos pescar juntos y cumplí en venir a verlo”, explicó.

   —¿Como piloto es un buen pescador?

   —No puedo hablar de autos porque no tengo idea. Solo deseo que le vaya lo mejor posible. 

A los tumbos I

   Por tercera vez consecutiva, Ignacio Fernández se adjudicó una serie clasificatoria; lo cual no es poco para un piloto de escasos recursos económicos.

   “Estoy muy contento porque se labura mucho para exprimir el máximo potencial del auto. Por suerte hoy (por el viernes) se muestra contundente y me deja hacer lo que quiero arriba”, expresó Nacho, luego de ganar la duodécima batería.

   Pero, en la segunda semi, la mala suerte asechó la ilusión del puntaltense, quien se calzó en la curva de boxes y terminó dando vueltas por sobre su propio eje.

   Mucho trabajo tendrá en estos días Nacho para recuperar la integridad de la unidad naranja que atiende en su propio taller.

A los tumbos II

   Otros que deberán apelar a la soldadora serán los hermanos Saldamando, para recuperar la máquina volcada de Carlos Puccinelli, quien en su intento por superar a Nicolás Macazaga y saltar a la punta en la séptima serie sufrió un violento vuelco.

   “Se enganchó el auto con la defensa de Nico y empezó a dar vueltas. Lo normal hubiese sido que los autos se aplaudan, porque la maniobra no fue mala. Después me sentí mal por molestarlo y tocarlo, pero por suerte pudo seguir y ganar” expresó entre lamentos Carlitos.

   “Me siento bien, el golpe fue muy duro pero me bajé sin problemas. La jaula quedó intacta y de ello depende que yo ahora pueda hablar”, resaltó.

A los tumbos III

   No terminó volcando, pero sí con su auto torcido por donde se lo mire. “La cosa viene salada con gusto a agrio”, lamentó Javier Rouaix, luego del infortunio sufrido en la segunda serie, cuando encontró cruzado a Roy Altamirano y lo terminó embistiendo.

   “Traté de esquivarlo pero lo enganché en la rueda trasera con la mía delantera y le pegué a un tanque de guerra. Para colmo después me de golpea Larreguy (Hernán) de atrás y terminé de redondearla. Se rompió un amortiguador, la caja de dirección, las defensas y la cola”, agregó.

   “Habíamos arrancado con buen presupuesto y un auto competitivo, pero después de la segunda fecha fueron todas malas. Por suerte ya termina el año, esperemos que venga mejor 2018”, cerró.

Una más, ¿y van?

   Si no demuele en pista, Claudio Roth es víctima de la ingratitud de los fierros. Ya son incontables las veces que, en este campeonato, la máquina del Ruso se detiene por problemas mecánicos. En su momento fue la transmisión, luego el sistema eléctrico y, el viernes, el cardan.

   “Siempre vengo con la ilusión de probar algo nuevo en el auto, porque se trabaja mucho en la semana. Pero esto es una cosa de locos, ni siquiera puedo largar. Más allá de la conformidad por haber ganado y estar clasificado al playoff, es increíble que pasen estas cosas”, apuntaló el Ruso.

   “Cuando pudimos girar siempre anduvimos bien, pero fueron muy pocas veces. Venimos de cuatro roturas y mucha mala suerte. Es la primera vez en mi carrera que me pasa ésto”, concluyó.

Weimann cambió y Perugini se despidió

   Las grandes apuestas en el Team Salaberry eran Marcelo Weimann y Rodrigo Perugini. Tanto el Narigón, de incuestionable condición al volante, como Rodri, de prometedor retorno, apostaron fuerte solicitando los servicios de Patricio Venturino (motorista bicampeón) para la atención de sus respectivos impulsores. 

   Sin embargo, por una u otra razón, los resultados estuvieron muy lejos de lo esperado; motivo por el cual llegó la inminente ruptura comercial con el preparador bahiense, aunque con diferente destino.

   Weimann optó por volver a las huestes de Sergio Torres, quien atendió su motor en las primeras fechas del certamen pasado. Perugini, en cambio, decidió abandonar la actividad y poner a la venta su flamante unidad 0 km.

   “Reventamos el motor y no quedó nada. Me resulta imposible juntar plata para armar uno nuevo; gasté todo para este auto y del motor no quedó nada. Una lástima, pero tengo que dejar”, comentó el hijo de Leo.

Por suerte, solo un susto

   Nicolás Catalán y Pablo Masague sufrieron un encontronazo en la final de Micromidget, el cual terminó con ambos impactando el vallado del sector interno de pista.

   Rápidamente, los facultativos solicitaron la asistencia médica para Catalán, quien luego fue trasladado hacia el Hospital Privado del Sur para realizarse estudios en su muñeca derecha.

   Afortunadamente, luego se constató que no hubo fractura; solo un corte y un fuerte golpe que lo marginará algunas fechas.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias