Midget: "Armar un motor me resulta más terapéutico que ir al psicólogo", dijo Patricio Venturino

Video: el mantenimiento de un impulsor

Midget: "Armar un motor me resulta más terapéutico que ir al psicólogo", dijo Patricio Venturino

26/1/2018 | 11:55 |

El preparador bicampeón no pierde el hambre de gloria. Por el contrario, junto a Esteban Mancini, piensan en revalidar los laureles. Hoy vuelven a rugir los motores luego de 14 días de parate. 

Midget: "Armar un motor me resulta más terapéutico que ir al psicólogo", dijo Patricio Venturino

Fotos y video: Emmanuel Briane- La nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com   

   Debatir cuál de las tres patas de la mesa es más preponderante en el funcionamiento de un Midget (chasis, motor y piloto) puede demandar largas y extensas mesas de café. Por eso, simplemente digamos que el porcentaje de importancia entre las partes está distribuido equitativamente. 

   En ese sentido, el papel de los preparadores puede resultar decisivo viernes tras viernes, al momento que el limitador llega al tope de las revoluciones. De allí, la responsabilidad con la que cada uno de ellos asume la función de ensamblar piezas y hallar los caballos de velocidad...

   Uno de los motoristas más codiciados en la actualidad es Patricio Venturino, proveedor de potencia del actual bicampeón, Esteban Mancini. Dos títulos en el curriculum es sustento más que suficiente para argumentar su condición de “experimentado”.

   “Después de ganar dos campeonatos seguidos estoy pleno, en mi mejor momento.  Creo que cualquier preparador estaría en las mismas condiciones. Últimamente no ha pasado que un motorista gane dos campeonatos consecutivos. Si bien se logró con el mismo piloto, no es para nada sencillo”, contó Venturino en su taller, emplazado en el galpón de la empresa familiar.

   Lejos de perder motivación, el éxito le renovó el hambre de gloria a Pato. De hecho, en el presente certamen, que hoy vuelve al ruedo tras el receso de 14 días, junto al Patito se encuentran en una inmejorable posición para ir en busca del “tri”. 

   “La motivación nunca se pierde, al contrario. El título te renueva completamente. En su momento se hizo un motor nuevo, que a priori era mejor, pero que Esteban no pudo aprovechar. Pero se sigue trabajando y consiguiendo resultados, y eso habla del hambre y las ganas que tenemos. El hecho de pelear contra grandes preparadores y grandes pilotos ya es de por sí una motivación", sostuvo un confiado Venturino.

Relación con los pilotos

   Un total de 6 motores tiene a cargo el bahiense. La dificultad del caso radica en trabajar con muchos de ellos a distancia (con los Mancini, Carlos Cardozo y Gustavo Orozco), por lo que algunas cuestiones resultan indispensables para lograr un buen vínculo…

   “La relación debe ser, ante todo, franca. Uno debe saber transmitir lo que hace el motor y el otro saber interpretar lo que le transmite la persona que va arriba. Si no hay confianza y franqueza mutua es muy difícil trabajar. Se debe confiar en que lo que el piloto nos dice sobre el motor; más allá que se pueda equivocar en la forma de transmitirlo o uno en la forma de interpretarlo", expresó sin titubear.

   “El mercado se agranda porque es una causalidad. Uno trabaja en pos del resultado, sabiendo que eso agranda el mercado, está claro. Después que se sumen nuevos pilotos y que aparezcan nuevos proyectos, bienvenido. Lo más importante de todo es el resultado, indistintamente del piloto", aclaró.

Una pasión de años

   “Mi papá me llevaba a Tiro Federal desde que tenía 9 años. Él, de joven, tuvo la misma pasión por la mecánica que yo, pero lo practicaba de forma mucho más amateur; todo a pulmón. Me acuerdo que preparaba un motor Renault Gordini para una categoría regional. Por suerte pude estudiar y seguir sus pasos", detalló.

   “Con los años empecé a tener relación con Gustavo Zennaro, quien me llevó a la pista y me hizo ingresar por primera vez a boxes. En ese momento descubrí un nuevo mundo, nunca más pude alejarme de esto. Hace más hace 20 años que estoy ligado a la categoría”, rememoró. 

De piloto a preparador

   “Mi etapa como corredor fue un paso necesario para ser motorista. Me di el gusto de correr (disputó la temporada 2003/04) un auto preparado por mí y eso fue todo. Después surgió la posibilidad que Fabio Rossini lo corra y ni lo dudé. Le dije: “Fabio, el auto es tuyo, haz lo que sea necesario", recordó.

   “El poder trabajar con el Negro me ayudó muchísimo a crecer como preparador. Siempre le voy a estar agradecido, porque parte de los resultados que conseguí, fueron gracias a que la confianza que el depositó en mis autos y mis motores. Nunca pudimos redondear un buen número, pero siempre tuvimos grandes resultados parciales", afirmó.

La anécdota

   “Debo ser uno de los pocos pilotos en la historia que haya volcado en la largada. Fue en un repechaje, largando desde segunda fila. El auto respondió demasiado bien, por lo que, cuando vi que no tenía a ninguno de los dos al lado mío, me cerré. El tema es que cuando lo hago, mi auto se cruzó totalmente de costado, porque la trasera impactó con la delantera del piloto de al lado. Claro, todavía no lo había superado. Así que, a 10 metros de haber largado, empezó a picar con la trasera hasta dar dos o tres tumbos en el aire. Necesité cuello ortopédico, ambulancia y todo. La hice completa (risas)", contó.

Una terapia

   “Yo no vivo de esto, lo hago como segunda actividad. Estar abocado como lo hago me genera una mezcla de sensaciones: me apasiona mucho, me da satisfacción personal y, fundamentalmente, representa un cable a tierra. Armar un motor me resulta más terapéutico que ir al psicólogo. Nunca hice terapia, pero creo que no le contaría las miles de cosas que pasan por mi cabeza cuando armo un motor. Es un cable a tierra muy grande", reconoció.

Vuelven a sonar los motores

   ¡Ajustarse los cintos! Se viene la undécima fecha del Campeonato Estival de Midget 2017/18, capítulo trascendental para la confección del listado final de pilotos que le darán forma al playoff; el mini certamen que definirá el nuevo monarca.

   Serán 54 los puntos que estarán en juego de aquí hasta el 9 de febrero, día que se dispute la decimotercera programación del certamen y la primera de la etapa decisiva; motivo por el cual no hay margen de error para quienes deben jugarse las últimas fichas por ingresar a ese selecto grupo.

   Ganar o sumar, no hay otra fórmula. A ello deberán apuntarle: Fernando Caputo (13°), a 5.50 puntos; Emiliano Urretabiscaya (14°), a 7; Francisco Giambartolomei (15°), a 7.75; Federico Hidalgo (16°), a 7.75; Luis Vallejos (17°), a 8.25; Federico Brezina (18°), a 11; Nicolás Palma (19°), a 14; Mariano Pérez (20°), a 17.25; Gonzalo Prozorovich (22°), a 24.50; Julio Piñeiro (23°), a 26.25 y Marcelo Weimann (24°), a 27.50.

   Aunque, en términos matemáticos, hasta Axel Garabán, ubicado 56° con 26.50 puntos, reúne chances de aspirar al Playoff. (está a 53.50 unidades de Roy Altamirano).

**Campeonato: 1) Esteban Mancini (x), 138.75; 2) Luciano Vallejos (x), 119.75; 3) Luciano Franchi, 113; 4) Claudio Roth (x), 112. 25; 5) Sebastián Burgos, 111.50; 6) José Giambartolomei (x), 108.75; 7) Brian Altamirano (x), 100.75; 8) Gustavo Zennaro, 97.50; 9) Daniel Altamirano, 88.25; 10) Kevin Altamirano, 83.25; 11) Matías Lastra Meler (x), 82 y 12) Roy Altamirano (x), 80.

**(x): pilotos clasificados al playoff.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias