Agua: los días tórridos desnudaron las deficiencias en varios distritos

Un verano complicado

Agua: los días tórridos desnudaron las deficiencias en varios distritos

14/1/2018 | 06:30 |

 Los vecinos de Stroeder, Villa Ventana, Coronel Suárez y Punta Alta son los que peor la vienen pasando en lo que va de enero. Un combo fatal: altísimos niveles de consumo, deficiente infraestructura y falta de inversiones. 
 

Agua: los días tórridos desnudaron las deficiencias en varios distritos

Fotos: archivo La Nueva y agencias punta alta, stroeder, coronel suárez y Tornquist

Juan Ignacio Schwerdt y Agencias de La Nueva. / laregion@lanueva.com

   El verano no cumplió un mes y ya dejó una de las semanas más tórridas que se recuerden en Bahía Blanca y la región, con máximas que rondaron los 40ºC y sensaciones térmicas por encima de ese registro. El calor, como se preveía, llegó acompañado de problemas con la provisión de agua en varios puntos de la región.

   De acuerdo con un sondeo de La Nueva., al menos cuatro distritos tuvieron problemas graves esta semana, en todos los casos por la falta de infraestructura adecuada para soportar el enorme pico de demanda que se produjo entre el fin de semana pasado y el último viernes.

   El que peor la está pasando, sin dudas, es Patagones.  Allí el problema está localizado en Stroeder, localidad que desde hace al menos tres semanas sufre el corte casi permanente del servicio.

   “Los vecinos no tienen agua casi todo el día. El líquido llega a la red a las 20, sin presión, y no alcanza para llenar los tanques domiciliarias”, contó la concejal Norina López (Cambiemos).

   “Esto es porque ABSA no hizo las inversiones que debía -disparó-. El año pasado el intendente José Luis Zara habían acordado con la empresa la instalación de un tercer módulo potabilizador para Villalonga y Stroeder, pero se retrasaron y recién lo están terminando ahora”.

ABSA envía 8 camiones de agua por día, a Stroeder, para reforzar el servicio. Así y todo, dicen los vecinos, de las canillas no sale nada durante gran parte del día.

 

   La versión de ABSA es que la localidad está recibiendo entre 600 y 700 metros cúbicos de agua por día a través del acueducto que nace en Villalonga, más lo que acarrean ocho camiones cisterna provenientes de Pedro Luro. Sin embargo -asegura-, se registra un consumo de 370 litros diarios por persona, lo que provoca que el sistema no dé abasto para satisfacer la demanda. Consultados por La Nueva., los vecinos niegan enfáticamente que estén siquiera cerca de consumir esa cantidad.

   Más allá de esta discusión, esta semana se confirmó la llegada a Villalonga del módulo potabilizador que ABSA instalará para mejorar el abastecimiento a esa localidad y Stroeder. La puesta a punto del equipo comenzará  mañana; una vez en marcha, se cree que la producción crecerá un 50% y Stroeder recibirá entre 900 y 1.050 metros cúbicos por día. 

   “Ojalá que alcance, porque nunca había pasado algo así -sostuvo López-. Con semejante calor, viento y tierra, y nada de agua, la situación es insostenible. Desde Navidad la situación es crítica”.

 

ABSA reforzó la provisión de agua en Punta Alta con puntos de distribución fijos en tres sectores de la ciudad, ya que el servicio no llega a todos y los cortes son frecuentes. 

 

Punta Alta: “Se paga por agua en la canilla, no un bidón", dijo el intendente 

   Punta Alta es otra de las ciudades de la región que la viene pasando mal en materia de provisión de agua. El intendente rosaleño Mariano Uset reconoció que el consumo es muy elevado -ronda los 524 litros diarios por persona-, pero también dijo que faltan obras para mejorar un sistema que ya tiene más de 40 años de antigüedad.

   “La ciudad creció y la infraestructura data del año 1970 -dijo a este diario-. Por eso, con los directivos de ABSA hemos acordado avanzar para resolver los problemas estructurales. Hay que hacer un estudio más serio y ver si la infraestructura actual es suficiente".

   El jefe comunal dijo que en febrero se licita el acueducto desde el río Colorado. "Con esa obra, el 100% del agua tratada en Grünbein vendrá a Punta Alta. El tema es si el ducto lo puede soportar", dijo.

   También señaló que hay que mejorar la red de distribución domiciliaria.

   "La coyuntura hoy se resuelve con camiones que llevan el recurso donde no hay, pero la gente merece mucho más que ello. Se paga por agua en la canilla, no un bidón", señaló.

   Referentes de ABSA reconocieron la caída de presión que se produjo esta semana en la red, pero recordaron que se llevan invertidos 40 millones de pesos para cambiar casi 8 mil metros de cañerías.

   También señalaron que, en esta coyuntura, se dispuso un plan de distribución alternativa de agua potable en los barrios ATE 3 (Pringles y Formosa), en la Nueva Bahía Blanca (17 de Febrero al 200) y en Villa Laura (Yrigoyen y Falucho).

   Según la empresa, la crítica situación actual es provocada por factores como las condiciones climáticas y las características de la red, pero también el uso abusivo del recurso. "En verano se provee (a Punta Alta) de 1.700m3/hora y, en el resto del año, 1.300/m3hora", graficó.

   

El intendente Sergio Bordoni (der.) supervisó el arreglo del acueducto y no ocultó su malestar por lo que encontraron los operarios de ABSA.

 

"Fue vergonzosa la tarea del SPAR"

   Tornquist también tuvo problemas con el agua en lo que va de enero. La localidad que peor la está pasando es Villa Ventana, donde la presión en la red bajó a niveles críticos durante algunas jornadas y varios vecinos sufrieron el corte del servicio. A tal punto llegó la situación que el municipio dispuso cortar a diario el suministro a la red, de 22 a 7 , para permitir el llenado de los tanques cisterna.

   La causa del problema no es la falta de agua, sino las serias deficiencias detectadas en el acueducto Esmeralda, que impulsa agua a la localidad desde los pozos de extracción de El Pinar. La bronca del intendente Sergio Bordoni fue tal que no ahorró crítica alguna hacia el ente provincial que hizo la obra.

   “Fue vergonzosa la tarea del SPAR (el Servicio Provincial de Agua y saneamiento Rural), tanto en la gestión anterior (con Juan María Viñales) como en la actual (con Ignacio Gómez)”, disparó.

   Según señaló, ABSA constató que la falta de presión en la villa se debía a la rotura de caños y no al mal funcionamiento de las bombas ni a la falta de agua. 

   “Las inspecciones de la obra (por parte del SPAR) fueron un desastre. Se utilizaron insumos que no eran los adecuados; en las uniones (de caños) se colocaron materiales para instalaciones hogareñas”, puntualizó.
“Además, en el acueducto colocaron un caño tan ordinario que la misma presión del agua hizo que reventaran”, señaló.

   Bordoni dijo que el SPAR nunca le permitió al municipio inspeccionar los trabajos.

   “Dos meses después de que nos entregaron la obra aparecieron los problemas. Otro ejemplo: la línea trifásica que alimenta al sistema va por la misma zanja de los caños de agua. Para trabajar tuvimos que cortar la tensión en toda la línea, porque era un riesgo para los obreros. Hicieron mal las cosas porque quisieron”, fustigó.

   “El acueducto no contaba con válvulas de corte entre pozo y pozo. La que se colocó ahora la trajo ABSA. La gobernadora María Eugenia Vidal hizo lo correcto al disolver el SPAR; era un agujero negro”, opinó.

   Bordoni dijo que, ante las falencias detectadas, se dispuso llenar las cisternas, colocar un tapón en el acueducto y realizar reparaciones provisorias que –reconoció- son “pan para hoy y hambre para mañana”.

   “Días pasados estuve en La Plata y comencé las gestiones, porque hay que hacer las obras de nuevo desde el pozo 1 al 6”, lamentó.

   “Lo curioso de todo esto es que el caudal de agua que sale desde el acueducto Esmeralda es impresionante: cada bomba extrae 20 mil litros/hora. Pero claro, las únicas bombas que están funcionando son la 1 y 2”, detalló. 

 

Ricardo Salerno, titular de Obras  Públicas de Coronel Suárez, reconoció que en la ciudad el servicio "no es eficiente".


Suárez: "el servicio no es eficiente", reconoció el titular de Obras Públicas

   En Coronel Suárez también hubo varios problemas de abastecimiento en la semana, hecho que el municipio atribuyó a la falta de obras clave y al sostenido aumento de la demanda.

   “La situación está complicada -dijo a La Nueva. el secretario de Obras Públicas, Ricardo Salerno-. Tenemos una producción de 600 mil a 650 mil litros por hora, el agua es buena y se potabiliza sin problemas, pero el consumo es muy superior”.

   “Suárez ha crecido mucho, pero el sistema de agua es de la década del '70, cuando se cubría una zona urbana inferior a la actual, y no se han hecho obras complementarias importantes”, añadió.

   El funcionario dijo que, como venía lloviendo poco, la gente riega, baldea veredas y llenas piletas.

   “En esta situación el tanque cisterna no se recupera y estamos siempre al límite, sobre todo en horas pico. Por eso tuvimos tres o cuatro días con poco caudal y baja presión, y en varios sectores de la ciudad algunos vecinos se quedaron sin servicio por hasta 24 horas”, contó.

   Salerno mencionó que en el día de menor demanda el tanque apenas se recuperó un 30%.

   “Esto es fruto de años de falta de inversiones. Tenemos 11 bombas funcionando las 24 horas del día, casi todo el año, y la situación es complicada. El año pasado llovió una vez por semana y el problema no se notó, pero este año es distinto”, sostuvo.

   El funcionario se esperanzó en que la situación cambie gracias a un convenio que se firmó hace poco con el Instituto Nacional del Agua para determinar el plan de obras a seguir. 

   “Actualmente se está construyendo una cisterna de un millón de litros, que nos va a permitir duplicar la capacidad de almacenamiento actual y tener mayor autonomía. Pero bueno, esa obra tiene un avance del 75% y hay que terminarla. Hoy somos conscientes de que el servicio no es eficiente”, reconoció Salerno.


En el resto de la zona: baja presión en las redes, pero sin cortes generalizados

Monte Hermoso. Si bien en lo que va del verano no se produjeron cortes en el suministro, para evitar el uso abusivo del recurso (sobre todo el riego) el municipio puso en marcha un plan de restricciones programadas. De esta forma, cada día, de 1.30 a las 6 y de las 13.30 a las 18, se reduce la presión en la red. 

Sin problemas. Desde los municipios de Coronel Dorrego, Puan, Adolfo Alsina y Tres Arroyos se indicó que no se registró escasez de agua en ninguna localidad de esos distritos. Sí hubo caídas puntuales de presión en las redes, pero se solucionaron a las pocas horas y sin que se produjeran cortes.

Villarino. El municipio no ha registrado problemas ni siquiera en Médanos, una ciudad que había tenido graves inconvenientes hasta hace muy poco. Ariel Reynafé, integrante del ya disuelto Comité de Crisis Hídrica, confirmó a La Nueva. que la provisión es normal y la cantidad de denuncias en ABSA bajó sensiblemente.

Saavedra. La comuna informó que la situación, hasta el momento, es normal. Durante la semana hubo algunos problemas en el barrio Angel Monasterio de Pigüé, pero se debió a un problema puntual que demandó la intervención del área de Obras Públicas.

Coronel Pringles. El último domingo se registró un corte del servicio que afectó a un sector de la ciudad cabecera, pero desde el municipio se aclaró que fue por un problema puntual del sistema de distribución (por  un corte de energía eléctrica, no funcionaron 4 de las 10 bombas). En lo que va del verano no se registraron otros incidentes.

 

Guaminí: Sólo cortes por obras de ampliación o de energía eléctrica

   En una recorrida por las cuatro localidades más importantes del distrito de Guaminí se pudo verificar que, si bien el consumo se ha elevado notablemente por las altas temperaturas, las dificultades que se han presentado han sido de menor importancia.

   En el caso de la ciudad cabecera, el fin de semana pasado, ante un nivel de consumo muy elevado, la planta potabilizadora de la empresa ABSA tuvo serios problemas para recuperar los niveles normales de almacenamiento. Tanto que, el pasado miércoles, se registraron en varios puntos de la localidad y durante períodos de algunas horas una pronunciada caída del caudal.

   Sin embargo, según informaron en la sede local de la empresa, no se llegaron a registrar cortes en el suministro.

   Lo que explican es que los niveles de consumo son elevadísimos, similares a otras poblaciones de muchos más habitantes y que, además, las escasas lluvias de los últimos meses también perjudicaron al sistema de captación.

   En el resto de las localidades la situación no es tan compleja.

   En Casbas, según afirmó el presidente de la Cooperativa de Provisión de Agua Potable y otros Servicios Públicos, Rubén Oscar Gadea, no se registraron cortes del suministro y si bien el consumo siempre crece en esta época del año, las siete perforaciones con las que cuentan hacen que la cantidad sea la suficiente.

   En Bonifacio se dan situaciones que generaron algunos cortes, pero no producto de insuficiencia de agua sino por obras puntuales.

   Es así que, la gerente de la Cooperativa de Agua Potable y otros Servicios Públicos de Laguna Alsina, Mirta Mateo, afirmó que sólo sufrieron esta semana un corte del suministro durante unas tres horas, pero debido a una obra de extensión del servicio a un barrio de la localidad.

   Sí reconoció que puede bajar el caudal en días de mucho consumo, sobre todo en las zonas más alejadas de la planta potabilizadora, y si se registraran cortes de energía eléctrica prolongados.

   En Garré sí se están produciendo cortes programados de dos o tres horas por días, pero no por una problemática de la Cooperativa de Agua Potable y otros Servicios Públicos de Garré, sino por una obra de cableado e instalación de nuevos postes de la distribuidora de energía en la zona rural.

   La obra que están ejecutando es en la zona donde está ubicado el sistema de captación de agua e impiden que funcione el bombeo hacia la planta de la localidad.

   Según explicó Mario Eleno, vicepresidente de la Cooperativa de Agua Potable garrense, el sistema de suministro de agua funciona perfectamente, pero la obra de la Cooperativa Eléctrica da por resultados estos cortes programados.

   Esto significa que una vez terminada esa obra en el sistema eléctrico, el suministro de agua volverá a la normalidad.

   "De cualquier modo -según informó-, aquellos usuarios que cuentan con tanque de almacenaje en sus domicilios, que están exigidos por la prestadora, no sufren graves consecuencias".

 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias