Midget: "Se sufre más de lo que se disfruta", dijo Leonel Ramos

Video: "Lo veníamos buscando"

Midget: "Se sufre más de lo que se disfruta", dijo Leonel Ramos

12/1/2018 | 08:41 |

El piraña expresó las sensaciones luego de conseguir su primer podio en la categoría y el enorme sacrificio realizado en el taller. Hoy se corre la décima, la última antes del receso. 

Midget: "Se sufre más de lo que se disfruta", dijo Leonel Ramos

Fotos y video: Sebastián Cortes-La Nueva.

Por Tomás Arribas / tarribas@lanueva.com

   “Las frustraciones superan las alegrías”, sostiene Leonel Ramos. Sí, aquel piloto que consiguiera el último boleto del podio en la novena programación del Campeonato Estival de Midget 2017/18, disputada el pasado viernes en el Héctor Evaristo Plano.

   El Piraña es el fiel reflejo de aquellos pilotos que, con un modesto presupuesto y un enorme sacrificio humano (que involucra amigos, mecánicos y, fundamentalmente, familia) alistan una máquina viernes tras viernes en el sector de boxes.  

   He allí la emoción y locura tras recibir el banderazo a cuadros que lo consagró tercero en la pasada final, y que le permitió cristalizar las bondades de la unidad construida en el taller de la familia Altamirano.

   “Me saqué una espina muy grande de encima. Veníamos luchando desde que se armó el auto. Se puso en pista y en la primera fecha tuvimos mala suerte. En la segunda y tercera mejoramos un poco, pero después empezaron las roturas de diferencial que nos dejaron mal parados y mal posicionados en el campeonato. Eso nos bajoneó mucho”, contó Leo.

   El proceso de aprendizaje quedó atrás, así lo entendió Leo al cabo del pasado certamen Invernal. Por ello, juntó a su equipo, y en el afán de dar el salto de calidad esperado, decidió apostar por la construcción de una unidad 0 km. Y qué mejor que optar por los servicios de quien marcó su etapa de aficionado en la categoría…

   “Yo iba a la tribuna y me encontraba con el papá de Daniel (Altamirano), y ahí se intensificó el fanatismo hacia él. Después tuve la suerte de conocerlo a Nelson, y los dos nos poníamos a gritar por el Potro. Hoy, por estar en el taller y lograr un resultado de esta magnitud corriendo un auto de ellos, y con el mismo color, es un honor”, agregó.

El Piraña, en frases

   “Se sufre más de lo que se lo disfruta, son más las malas que las buenas. Pero con todo el equipo, con la familia y con los amigos, le metemos para adelante. Podemos tener mala suerte, pero el sábado el auto se lava y ya nos olvidamos del resto. Lo bueno es que al siguiente viernes ya tenés revancha”.

   “Tengo varias cábalas. Una es tirarle agua bendita al auto; otra, hecha por Lucio (uno de sus mecánicos), orinarlo (sí, ¡leyó bien!) y también le echamos vinagre. Hay una más pero ahora no me la acuerdo (risas). Tampoco puede faltar, en la pista, orinar siempre en el mismo lugar (no quiso develar el sitio). No sé si será suerte o qué, pero las mantenemos”.

La anécdota

   "El día del debut rompí el diferencial; se cortó un tensor y se hizo pelota un piñón, así que ya arrancamos torcidos. La primera fecha del primer estival también rompí el diferencial; al siguiente invernal lo mismo y en el arranque del otro campeonato de verano me cargué otro. O sea, en cuatro primeras fechas seguidas, siempre tuve el mismo problema."  

¿Pasatiempos?

   “Podés estar complicado, pero siempre hay tiempo para otra cosa. Hay semanas que tenés que dedicarle mucho tiempo, pero llega el fin de semana y uno hace lo que le gusta. En mi caso, el taller lo tengo en mi casa, así que sé repartir bien los tiempos. Acá se trabaja cuando se necesita y eso es una gran ventaja.”

   “El Sóftbol es una etapa cerrada. Me inicié con Juan Cruz Zara (jugador de la Selección Argentina) en El Nacional; creo que tenía 10 años. Habré jugado unos 4 años, más o menos. Uno encaró para un lado y el otro, para otro… Él triunfa en el Sóftbol y yo en el Midget (risas).”

Inicios en el automovilismo

   “En Autocross corrí dos años, porque después dejó de existir. Si siguiera no me hubiese arrimado al Midget. Era algo muy lindo y muy familiar; se corría una vez por mes, se lavaba el auto y quedaba listo para la fecha siguiente”.

   “Pero el midget es otra cosa; es especial en sí mismo. Por ahí la gente que habla y opina no tuvo la oportunidad de estar adentro, pero que no tenga dudas que es algo increíble.”

Leo Ramos, según Leo Ramos

   “Me considero una buena persona y carismática. Tengo una personalidad buena, tranquila y compatible con cualquiera. Soy feliz con pocas cosas; por ejemplo, con una sonrisa de mi hijo. Hemos pasado situaciones difíciles y eso a uno le hace ver todo de otra manera. Cuando vivís situaciones grosas, como las que me tocó pasar a mí (operaron a su hijo, a los pocos días de nacer, del corazón y en el cráneo), uno se emociona.”

Se viene el descanso

   Con nueve fechas desarrolladas, el Campeonato Estival de Midget 2017/18 completó el 50% de su recorrido total y el tercer cuarto del camino hacia a los Playoff, la etapa más emocionante del certamen de verano, que con la victoria de Brian Altamirano confirmó su octavo integrante.

   Pero hoy, cuando se dispute el décimo capítulo veraniego, última fecha antes del receso, las probabilidades de incrementar ese listado son altas, habida cuenta que 5 pilotos de los mejores 12 en la tabla numérica aún no conocieron la victoria.

   Ellos son: Luciano Franchi (3°), Gustavo Zennaro (6°), Sebastián Burgos (7°), Daniel Altamirano (9°) y Kevin Altamirano (10°). A excepción de Zennaro, quien partió en primera fila de final en 2 ocasiones, el resto subió alguna vez al podio; dato que incrementa aún más la posibilidad. Y ni hablar de Fernando Caputo, hoy fuera de los 12 (está 17° en el certamen), vencedor en pista de la séptima fecha.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias