"Nos cambió la vida por lo que resta por vivir", dijo la madre de Matías Streitenberger

Ocurrió el 1 de enero

"Nos cambió la vida por lo que resta por vivir", dijo la madre de Matías Streitenberger

13/1/2018 | 06:30 |

Los padres del chico que falleció tras ser atropellado por un automovilista se reunieron con el fiscal de la causa.

"Nos cambió la vida por lo que resta por vivir", dijo la madre de Matías Streitenberger

Fotos: Emmanuel Briane-LN.

   Los pocos días del nuevo año son vividos como “un horror” para la familia de Matías Streitenberger, el joven de 18 años que en la madrugada del pasado lunes 1 falleció tras ser atropellado por un automovilista, en inmediaciones del barrio Patagonia.

   Marcela Morini, madre de la víctima, asegura que “para nosotros todavía es totalmente increíble, pero tratamos de apoyarnos mucho. Tenemos contención afectiva y profesional. Esto no está en los planos de nadie, por eso aprendemos otra vez a vivir sin Matías”.

   La desgarradora ausencia representa la peor pesadilla para los padres del chico.

   “Vos te levantás a la mañana y no lo podés creer cuando tomás conciencia de que te levantaste y no está. Después lo ves en cada lugar, en cada cosa. No podés dejar de verlo; o estás esperando una llamada o un WhatsApp. Pero tenés que aceptar que no es de él”, dice Edgardo.

   El matrimonio fue convocado ayer por el fiscal Marcelo Romero Jardín, quien les comentó detalles de la causa en la que se encuentra detenido Galo Ochoa (41), quien está imputado de homicidio simple con dolo eventual.

   El acusado se movilizaba en un rodado marca Subaru que, según las pericias, circulaba a una velocidad superior a los 120 kilómetros por hora.

   Cabe destacar que en el sector de avenida Alfonsín y Milún, donde se produjo el trágico suceso, el máximo permitido es de 60.

   Por otra parte, el control de alcoholemia al que fue sometido Ochoa arrojó un resultado de 1,97 gramos de alcohol en sangre.

   “Está avanzada y agradecemos a todos los testigos que se han presentado. Todo sirvió para armar el cuadro de cómo fue el accidente. Ahora queda por definir la prisión preventiva (que será solicitada en lo inmediato). Estamos muy satisfechos con el trabajo de todos, tanto de la fiscalía, como del juez y de los testigos que han aportado”, agregó la mujer.

   Asegura que “para nosotros, la condena es simplemente nada. Nos cambió la vida por lo que resta vivir. Vivir sin Matías es todavía increíble. Hoy vivo por mis hijos que están con nosotros, pero es muy doloroso que te arranquen un hijo sin ningún justificativo. Sólo pedimos que la justicia se encargue de Ochoa; nosotros no nos vamos a encargar de él”. 

   El lenguaje gestual ratifica sus expresiones verbales cuando Marcela asegura que “estamos todos muy conmocionados, muy dolidos, muy perturbados. Es un momento de mucha confusión, en el que uno piensa que esto no pasó. Y cada uno en su medida y en su forma lo expresa... lo vamos llevando día a día y hora a hora, como podemos”.

"Tenía conciencia de lo que había sucedido"

   “Uno tiene que ser profesional y hablar técnicamente, pero es lógico que estas cuestiones afectan también a lo personal. No es fácil enfrentarse a estas situaciones”, sostuvo Marcelo Romero Jardín, quien se entrevistó con los padres de Matías.

   “Les expliqué el procedimiento, y les dije que tenemos que procurar que no pase demasiado tiempo entre la culminación de la investigación y el debate, porque hay cuestiones de las que se pueden ir olvidando los testigos”.

   El fiscal reconoció que “nadie vio el momento del impacto, pero mediante los testimonios y las pericias se puede reproducir. Y además también sirvieron para acreditar que el imputado tenía conciencia de lo que había sucedido, porque hizo comentarios a la policía. Tenía conciencia, porque preguntaba cómo estaba la persona a la que había atropellado”.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias