Croacia, un rival de sumo cuidado

10/1/2018 | 06:30 |

Por
Néstor Ávila.

   Más allá de las dificultades que atravesó el proceso de su selección para conseguir el boleto a Rusia 2018 y del cambio de entrenador en un momento delicado de la eliminatoria europea, Croacia asoma como un duro oponente para las aspiraciones del equipo argentino en el próximo Mundial.

   El encuentro, que será válido por la segunda programación del Grupo D, se desarrollará el jueves 21 de junio, a partir de las 15, en el estadio Nizhni de Novgorod. Ese día, en primer turno, se enfrentarán también Islandia y Nigeria. 

   Croacia participará por quinta vez en el máximo certamen, registrando sus anteriores apariciones en 1998, 2002, 2006 y 2014. En 2010 se le escapó la clasificación tras caer por goleada ante Inglaterra, en Wembley.

   Esta vez, el conjunto balcánico debió disputar uno de los repechajes tras finalizar segundo en el Grupo 9 del Viejo Continente, con 20 puntos. Se ubicó detrás de Islandia (22), que se quedó con la clasificación directa, y más atrás figuraron Ucrania (17) y Turquía (15). En la repesca, frente a Grecia, el seleccionado croata se impuso por 4-1 como local e igualó sin goles como visitante, en el desquite.

   La escuadra albirroja cuenta con muy buenas individualidades, entre los que se destacan Luka Modric (Real Madrid) e Ivan Rakitic (Barcelona), quienes son los dueños mediocampo. Sin embargo, el gran desafío del entrenador Zlatko Dalic será rodearlos de otros volantes que les permitan soltarse y exponer su mejor versión.

   Milan Badelj (Fiorentina), Marcelo Brozovic (Inter) y Mateo Kovacic (Real Madrid) son alternativas que maneja el DT para conformar una línea media de equilibrio y buen pie que pueda abastecer a delanteros de probada capacidad como Mario Mandzukic (Juventus), Iván Perisic (Inter) y Andrej Kramaric (Hoffenheim).

   El dibujo 4-2-3-1 que suele plantear en sus compromisos, apuesta al cambio de ritmo y a llegar con mucho peligro por las bandas. Para ese juego es clave la presencia de Sime Vrsaljko (Atlético de Madrid), quien se ha convertido en uno de los principales motores del funcionamiento colectivo.

   Argentina y Croacia tienen un antecedente en mundiales, ya que se enfrentaron en 1998, en Francia. En aquella ocasión, por la tercera fecha de la fase de grupos, nuestro representativo venció por 1-0 con el gol del lateralista Mauricio Pineda, en Burdeos.

   Además chocaron en otros tres amistosos: empate 0-0 en 1994, victoria 3-2 de los europeos en 2006 y triunfo argentino 2-1 en 2014.

   Dependiendo mucho de lo que suceda cinco días antes en el debut ante Islandia, este cruce con Croacia puede resultar decisivo para las chances de Lionel Messi y compañía. Ojalá sea –como se espera– para asegurar la clasificación anticipada a los octavos de final y apuntalar la esperanza de todo un país… 

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias