Tecnología.

6 señales para darte cuenta si tu amigo de Instagram sufre depresión

   Un estudio de las universidades de Harvard y de Vermont logró identificar marcadores de depresión en Instagram a partir de un análisis de inteligencia artificial de casi 45.000 fotos de 166 usuarios, de los cuales 71 habían padecido la enfermedad. 

   Instagram es la red social de moda y es la de mayor crecimiento en el último tiempo. Se popularizó por los filtros y las historias y tiene más de 800 millones de usuarios.

   Dos profesores de esos centros de estudios midieron parámetros que van desde el total de posts que se publican por día en cada perfil hasta la detección de rostros en las fotos, pasando por el número de comentarios o el uso de color en las imágenes.

   Y las conclusiones a las que llegaron son claras: 

   * los usuarios deprimidos difundían fotos que tendían a ser más oscuras y con más tonos grises y azulados, algo que la literatura médica ya relacionaba hace años con los estados depresivos;

   * las personas que sufrían de depresión aplicaban muchos menos filtros a las imágenes y, cuando decidían aplicar alguno, la mayoría usaba el efecto Inkwell, que convierte las fotos a blanco y negro. En tanto que el grupo sano usaba más que nada el filtro Valencia, que da un tinte luminoso;

   Por otra parte, hubo otros hallazgos menos evidentes ya que se descubrió que, cuantos más comentarios recibía un posteo, más posibilidades había de que hubiese sido subido por participantes deprimidos. Sin embargo, en cuanto al número de Me gusta, el caso era al revés, un dato para el que los autores no tienen explicación y sobre el que animan a investigar más en el futuro.

   También se llegó a la conclusión de que los usuarios depresivos no solo publicaban más fotos al día, sino que además eran más proclives a mostrar imágenes con caras.

   Sin embargo, en esas fotos se podía contar un menor número de personas que en las subidas por usuarios sanos. Este factor, según los investigadores, se podría explicar si entendemos que las personas que sufren esta enfermedad interactúan en entornos sociales más pequeños que el resto, o al menos, eligen compartir solamente experiencias de este tipo en las redes. 

   Esta observación entroncaría con descubrimientos anteriores, que indican que una interactividad social reducida es un indicador de la enfermedad.

   "La depresión clínica es una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente en nuestro modo de sentir y de pensar, y suele tener como consecuencia deseos de alejarnos de nuestra familia, amigos, trabajo y escuela", dice el líder en promoción de la salud mental en Estados Unidos, Mental Health América. Y además agrega: "Puede causar ansiedad, pérdida de sueño y del apetito y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades".

 

   En Argentina, una de cada veinte personas sufre depresión.