AmeriCup: Argentina se despidió de Bahía jugando a muy alto nivel

Victoria demoledora

AmeriCup: Argentina se despidió de Bahía jugando a muy alto nivel

29/8/2017 | 23:42 | Con rendimiento colectivo de excelencia, la Selección superó a Islas Vírgenes, por 104 a 58. Se lesionó Gabriel Deck.

AmeriCup: Argentina se despidió de Bahía jugando a muy alto nivel

Fotos: Facundo Morales-La Nueva.

   Argentina se despidió de Bahía Blanca a todo nivel, mostrando respeto por el juego y por el público que una vez más colmó el Casanova y vio cómo superó con rotunda autoridad a Islas Vírgenes, por 104 a 58.

Mirá el homenaje a Pepe Sánchez

   Lo más emotivo, el reconocimiento del público a Lucio Redivo. Lo peor, el esguince de tobillo que dejó afuera a Gabriel Deck.

   En el juego, un verdadero recital de básquetbol dio la Selección desde el primer minuto, concentrado y no regalando absolutamente nada, a pesar de estar clasificado.

   Esta actitud intimidante, sumada a que no jugaba por nada, puso en evidencia las limitaciones de un rival que jugó, por lejos, su peor partido de esta fase.

   La mano de Brussino para clavar 3 triples consecutivos ante una ingenua defensa zonal definitivamente marcaron el rumbo del partido.

Estadísticas del partido

   El resto nació a partir de una defensa asfixiante, doblando arriba e impidiendo que Hodge generara juego fue el arma del local para salir a atacar.

   Abriendo la cancha, pasándose la pelota y con mucha fluidez, mostró a una Selección diferente, sin la dependencia de Campazzo.

   Los mismos 5 jugaron el primer cuarto, a excepción de Facu, que salió a falta de 4 segundos.

   El, Brussino, Deck, Gallizzi y Delía jugaron a alto nivel, aprovechando las ventajas, el pick and roll, los tiros abiertos y los rompimientos.

   De todos modos, lo más importante fue que no mermaron la intensidad defensiva.

   El 29-10 del primer cuarto fue un indicio. Y no decayó en el segundo, con los recambios. Porque Oveja mandó a otros 4 –dejó a Brussino-.

   Lo que cambió fue el ritmo con Laprovíttola, aunque, afortunadamente encontró gol perimetral y eso permitió, también, jugar con pases en la pintura.

   Sirvió el trámite tan sencillo, para replegarse en zona, ante el 3-11 en triples de Islas Vírgenes.

   Y el primer tiempo terminó 48 a 27. Poco había para ver de estrategia. Sí de entrega, energía y mucho entusiasmo por ser cada uno mejor.

   Estos jugadores saben que están bajo la lupa porque, inconscientemente, caen en la comparación con los que no están.

   Pero estos pibes han mostrado recursos. Y entre ellos estuvo Lucio Redivo, que se despidió de la ciudad con 4-6 en triples en el tercer cuarto (4-7 en total) y un reingreso final, a falta de 3m07, con el público coreando su nombre.

   Argentina ganó y el públicó festejó el resultado de este partido pero, más aún, que hay futuro.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias