La unión aún es una materia pendiente

En busca de un destino común

La unión aún es una materia pendiente

19/6/2017 | 08:54 | Gay puntualizó que se trabaja en conjunto por el proyecto de autopista entre Bahía y Dorrego, que obviamente también beneficiará a Punta Alta.

La unión aún es una materia pendiente

Fotos: Archivo La Nueva.

Federico Moreno / fmoreno@lanueva.com

Claudio Falzoni / cfalzoni@lanueva.com

A 22 años de la creación de un consorcio intermunicipal que apuntó a solucionar problemas comunes y potenciar intereses conjuntos, pero que poco después cayó en la nada, la relación entre Bahía Blanca y Punta Alta sigue siendo una asignatura pendiente.

Mas allá de los nuevos esfuerzos entre los actuales gobiernos comunales, el acercamiento parece depender más cerca del crecimiento urbano entre ambas ciudades, que quizás en un par de décadas logre unirlas definitivamente en el plano espacial, que en otras cuestiones.

En una economía tan globalizada, el concepto de región adquiere un valor determinante. Bahía Blanca y Punta tienen muchas cosas en común. Punta Alta formó parte de Bahía Blanca hasta el año 1945.

Un puntaltense fue intendente interino de Bahía Blanca.

El mar les brinda innumerables oportunidades para crecer.

Confluyen otros temas cotidianos: el comercio, el transporte, la educación, la cultura, el turismo y el deporte: el fútbol y el básquetbol. El imbatible Altense quedó en la historia grande.

Apenas 30 kilómetros separan a estas localidades vecinas y, sin dudas, las cosas que las unen son más que aquellas que las separan, las que probablemente se asemejen más a celos y peleas entre hermanos que a asperezas insalvables entre completos desconocidos.

En cuanto a la rivalidad, un término tan asociado al deporte, tranquilamente se podría circunscribir la descripción precisamente a ese campo, el deportivo, más precisamente el basquetbolístico. Los puntaltenses aseguran –probablemente con razón- que, luego de que Altense ganara 7 años consecutivos el torneo bahiense de básquet, “los de acá” decidieron echarlos y mandarlos a jugar únicamente con “los de allá”. Luego de eso la pica deportiva continuó en los torneos regionales, en los que ya competían una ciudad contra otra y no a nivel clubes y en los que se siguen enfrentando hasta el día de hoy con total normalidad, a veces con un marcado predominio de la poderosa liga bahiense, otras emparejado por la tradicional perserverancia del básquetbol rosaleño.

Pero en las cuestiones que afectan a toda la sociedad, las que se vinculan con el progreso, el trabajo y la calidad de vida, a Bahía y a Punta siempre les convino trabajar de manera conjunta, constituyendo un frente común lógico de dos ciudades con una similitud tan importante como lo es depender de las posibilidades que brinda el estuario que las comunica con el resto del mundo.

Los puertos, la zona franca común, que después de muchos años en punto muerto comienza a despegar y la firme promesa de contar dentro de dos años con una autopista que las acerque un poco más con el resto del país son motivos suficientes para hablar de amistad y de compañerismo en vez de rivalidad entre dos baluartes del sudoeste bonaerense.

 

Las opiniones de los dos intendentes

Desde el punto de vista político, luego de la creación en 1995 de un consorcio intermunicipal para tratar temas comunes que duró menos de lo esperado, 2017 encuentra a ambos distritos con el mismo color partidario que encima coincide con los gobiernos provincial y nacional.

Para el intendente bahiense, Héctor Gay, a partir del cambio de gobierno en ambos distritos, en 2015, se concretó una sintonía política.

"Más allá de que ambos intendentes compartimos el espacio político, de algún modo teníamos una deuda porque en los últimos años la relación entre Bahía y Punta Alta no había sido del todo fructífera ni frecuente. Entonces nos propusimos reanudar ese diálogo y hay temas comunes sobre los que hemos ido trabajando este tiempo", señal.

En tal sentido, mencionó que se está viendo cómo se puede unificar el trabajo con respecto a los basurales.

"Punta Alta tiene un problema de larga data con un basural a cielo abierto y nosotros tenemos que decidir pronto nuestro futuro porque está finalizando el contrato por el relleno sanitario.

"La posibilidad es que dentro del nuevo sistema o contrato que tenga Bahía se incluyan los residuos de Punta para ser tratados conjuntamente".

Dijo que también desde la Zona Franca se está haciendo un trabajo conjunto.

"Cuando designamos las autoridades y el directorio del Consorcio pusimos especial énfasis en que tenían que trabajar en conjunto y, que las posibles radicaciones o trabajos que hubiera, beneficiaran a ambos distritos. Creo que también desde el punto de vista del puerto podemos empezar a recorrer un camino juntos".

Gay puntualizó que se trabaja en conjunto por el proyecto de autopista entre Bahía y Dorrego, que obviamente también beneficiará a Punta Alta.

"Estamos tratando de que el proyecto –todavía en etapa de elaboración-- contemple una doble trocha también para el acceso a Punta ya que, si bien está en buenas condiciones, es muy angosto".

Para el intendente rosaleño, Mariano Uset, son muchas las cuestiones que ponen de manifiesto la necesidad de una unión

"Son innumerables las razones para que un capricho o una diferencia personal entre los dirigentes, como pasó históricamente, nos haga perder las oportunidades que existen a la hora de pensar las cosas en conjunto".

Dijo que Coronel Rosales, Bahía Blanca y Villarino son los distritos que comparten el estuario del accidente geográfico bahía blanca.

"Las actividades económicas son complementarias, más allá de las cuestiones que puedan existir para desarrollarlas en uno u otro lugar. Es inevitable e incontrolable que se propague el recurso. Basta con pararse en la ruta 229 y ver el tráfico que hay entre Bahía y Punta Alta".

"Es en los dos sentidos. Los jóvenes que vienen a estudiar, las personas que van a trabajar. Hay un intercambio comercial. Por una medida local, el comercio aquí no atiende los domingos. Por ello, movemos un volumen muy grande que se va a gastar el dinero a la vecina ciudad. Y esto tiene un impacto para Bahía Blanca".

Consideró que en los temas puntuales pueden surgir tensiones pero son las que surgen entre los socios, entre los hermanos tras la intención y la voluntad de crecer juntos.

Opinó que los dirigentes tiene que pararse en el hecho de convivir.

"Son muchas las oportunidades que están detrás de la posibilidad de pensarnos regionalmente: el frente costero, la Zona Franca, la posibilidad que hay de descomprimir las actividades que se encuentran en el puerto de Bahía Blanca con el frente marítimo que tenemos".

La importancia de la ruta nacional 3

Destacó luego el transporte y las vías se comunicación. "¿Cómo no vamos a peticionar juntos para tener una ruta 3, que es altamente transitada, comunicada con el norte del país: con una mano de ida y otra de vuelta? Esto es de interés local. Y lo tenemos que gestionar con todos los usuarios de este transporte".

"Bahía es la ciudad con la mayor cantidad de habitantes. Su aeropuerto es el de la zona. Esperamos pronto que sea internacional. En el tema turístico estamos trabajando juntos para promover los destinos en la zona. Y Bahía Blanca es un socio estratégico. Me parece que no tenemos que competir en ese sentido. Todos tenemos que sumar para que la oferta se la mejor y competir con otras provincias y con otros destinos".

Desde el plano empresarial, Ricardo Rabbione, director ejecutivo de la Uniòn Industrial de Bahía Blanca ( UIBB), dijo que esa entidad trabajó en la consolidación de una mesa de trabajo que se conformó el año 2013 con localidades de la Sexta Sección.

"Una muestra de este trabajo se plasmó, entre otras acciones, en el reciente pedido que desde la UIBB elevamos a los legisladores provinciales para que Bahía Blanca sea incluida al Area Patagónica Bonaerense, para lo cual tuvimos en cuenta a Punta Alta”.

Rabbione dijo que en la UIBB están convencidos de la necesidad de establecer una vinculación permanente con los distintos actores de la región.

"Se deben implementar estrategias para y por el crecimiento y desarrollo del sudoeste bonaerense. Reconocernos como región hará que las diferentes visiones que establecen o marcan una separación entre Bahía Blanca y Coronel Rosales queden en la historia”, concluyó Rabbione.

Jorge Bonacorsi – presidente de la Corporación de Comercio, Industria y Servicios de Bahía Blanca, dijo que la entidad siempre ha tenido una relación excelente con su par puntaltense.

"La gente de allá siempre se mostró bien predispuesta, cada vez que nos reuníamos ellos hacían el esfuerzo de venir, siempre tuvieron un comportamiento muy bueno, tal vez hasta mejor que el nuestro", admitió.

Dijo que para fortalecer la relación entre las dos ciudades, ambas deben estar unida en las cosas que les son comunes, como el puerto, la ría, la zona franca y los accesos a los puertos.

"La relación está muy bien y hay que trabajar para que esté mejor todavía, somos ciudades complementarias y no opuestas".

Dos ciudades con un destino parecido

Sobre el tema también fue consultado Genaro García, vicepresidente de la Unión del Comercio, la Industria y el Agro de Punta (UCIAPA) .

"Las dos ciudades comparten la región. Esto no es poca cosa. Comparten un espacio geográfico, la cultura, el clima. Las dos comunidades crecieron de distintas maneras. Eso no quita que tengamos un destino bastante parecido".

A su entender, Bahía supo acompañar el crecimiento del puerto de Ingeniero White.

"La creación del Consorcio de Gestión ha sido una cuestión muy favorable para todo el sistema portuario. Anhelamos que a Puerto Rosales, mediante una administración propia, le ocurra lo mismo en otro formato diferente y con un rol complementario".

"Somos parte de un estuario con un conjunto de puertos. No podemos escindirlos, pero sí cada uno, en función de lo que determinan sus comunidades, tienen que tener cierta independencia y fijar sus objetivos y el futuro".

"Desde el sector gremial empresario hay muchas cosas en común. Tenemos muy buenas relaciones. Considero que se entiende mejor el tema de la vecindad que los propios políticos. Tenemos un acompañamiento muy bueno. El tema de la Zona Franca Bahía Blanca Coronel Rosales es un claro ejemplo. Allí tuvimos el acompañamiento firme de la Corporación del Comercio y de la Industria hasta que se conformó el comité de Vigilancia".

1995

Consorcio Intermunicipal. Creado el lunes 4 de septiembre con la firma de los intendentes Jaime Linares y Osvaldo Rigoni, el consorcio tuvo apenas un lustro de esplendor. La crisis del agua, en el año 2000, fue la última de sus batallas.

La política de otros tiempos, los puertos y la educación

Ciudades portuarias. El profesor Gustavo Chalier dijo que ambas son ciudades puerto. "Bahía Blanca tiene los comerciales (Ingeniero White, Cerri y Galván) y Punta Alta, la Base Naval Puerto Belgrano y Puerto Rosales".

Escisión en 1945. "Punta Alta, históricamente, nace dentro del partido de Bahía Blanca y se escinde el 12 de mayo de 1945. Personas de aquí fueron figuras políticas de la Municipalidad de Bahía Blanca: Ayala Torales fue intendente interino en 1928 y José Pedro Varela fue concejal del Partido Conservador, en el Concejo Deliberante",

Otros puntos de unión. También señaló que antiguamente las ciudades compartían las líneas ferroviarias. "El primer ferrocarril que llegó a Punta Alta fue el del Sud. Era un ramal del ferrocarril que iba desde Buenos Aires a Bahía. El deporte es otro punto de unión. Las universidades e institutos también, al que la música . Muchas bandas de rock tocan en Bahía y viceversa", sostuvo.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias