Cristiano, decidido a dar el portazo

18/6/2017 | 20:51 |

Por
Néstor Ávila.

La acusación de la Fiscalía de Madrid por estafa al fisco español disparó en los últimos días la sorpresiva pero firme intención de Cristiano Ronaldo de abandonar las filas del Real.

Mientras el ministerio público avanza en la investigación en su contra por la supuesta creación de una estructura societaria para defraudar al Estado por 14.768.897 euros de forma “consciente”, el futbolista portugués expresó su malestar por la falta de reacción del club merengue y el destrato recibido por la prensa.

Cristiano esperaba, al menos, una entrevista, un comunicado para respaldarlo o una campaña de apoyo en las redes sociales, como sucedió no hace mucho con el Barcelona, cuando debió salir en defensa de Lionel Messi y Neymar, en situaciones igualmente complicadas.

Al margen de una solución a su problema, CR7 busca ahora la protección que otros colegas sí tuvieron y que de momento sólo ha encontrado en la concentración de la selección de su país en Rusia, donde se disputa la Copa de las Confederaciones.

Pese a que los directivos madridistas intentan calmarlo por temor a perder a su megaestrella y también la consolidada hegemonía futbolística internacional, la decisión de marcharse ya parece estar tomada y sería comunicada por jugador lusitano una vez que concluya su participación en el certamen que antecede al próximo Mundial.

Claro que el Real Madrid no se quedará con las manos vacías. Por las dudas lo cotizó en la astronómica cifra de 200 millones de euros y a su vez evalúa la posibilidad de reemplazarlo con Kylian Mbappé (Mónaco), Paulo Dybala (Juventus), Ousmane Dembélé (Borussia Dortmund) o Robert Lewandoski (Bayern Munich), todos de reconocidas y destacadas aptitudes individuales.

En tanto, en el horizonte de Cristiano asoma con fuerza el Manchester United, club en el que jugó entre 2003 y 2009 logrando tres Premier League, una Liga de Campeones de Europa y un Mundial de Clubes.

Una segunda opción sería el París Saint Germain, otra entidad de caudalosa billetera y que a la hora de asegurare refuerzos para su plantel no anduvo con vueltas. Por ejemplo cuando en 2013 pagó 64,5 millones de euros para hacerse de los servicios del goleador uruguayo Edinson Cavani.

La novela se vislumbra larga y desgastante, aunque cada día su protagonista entrega un nuevo indicio sobre el desenlace. “Me voy porque me tratan como a un delincuente”, declaró ayer Ronaldo desde Kazán tal vez anticipando una eventual salida.

Hoy, ningún movimiento que se pruebe para retenerlo lo convence; por el contrario, lo aleja cada vez más del Real Madrid.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias