EDITORIAL

Una solución posible

30/4/2017 | 18:35 |

La crisis por el pésimo estado de alojamiento de los presos en comisarías y en las cárceles es tan recurrente como insoluble, simplemente porque se requiere una inversión pública que nadie está dispuesto a realizar en un momento donde existen necesidades sociales mucho más prioritarias.

Esto es así, aun cuando se sostenga que las condiciones de arresto o prisión de un detenido no deben resultar en una tortura, más allá del duro castigo que significa la pérdida de la libertad.

Es decir, bajo las actuales condiciones presupuestarias, cualquier crítica por el mal estado de las penitenciarías no será más que un discurso de ocasión.

Ahora bien, ¿es posible imaginar soluciones distintas a los fracasos de siempre? ¿Es posible, por ejemplo, pensar en que el capital privado cumpla un papel en la construcción y administración de cárceles? Tal vez sea una idea para tomar en cuenta.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias