Los créditos a valor producto entusiasman a los ganaderos

UN PUNTO DE PARTIDA

Los créditos a valor producto entusiasman a los ganaderos

19/3/2017 | 09:00 | Se trata de uno de los principales reclamos de las entidades gremiales en general, y del SOB en particular. Los bancos muestran interés, pero aún restan detalles para cerrar un programa.

Los créditos a valor producto entusiasman a los ganaderos

La ganadería en el sudoeste bonaerense requiere de nuevas herramientas para consolidar su desarrollo. El crédito a valor producto es una de ellas.

Por Guillermo D. Rueda | grueda@lanueva.com

“Es un tema que venimos planteando desde hace mucho tiempo. Hicimos un relevamiento con casi el 80% de los pequeños productores, especialmente en las economías regionales y de la zona extrapampeana, y advertimos que no son sujetos de crédito. Ciertamente, esta sería una respuesta formal a nuestra demanda”.

Lo aseguró Omar Príncipe, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), respecto del crédito a valor producto que, aunque lentamente, va tomando forma desde las bancas públicas y privadas, en conjunto con los principales actores de la cadena agropecuaria.

“Si van al Banco Nación no les da la carpeta (a los productores). ¿Eso quiere decir que son insolventes¿ ¿que tienen que quedar afuera del sistema? La respuesta es no”, agregó.

“Por eso hay que brindar otra opción al sistema financiero y esta es una de ellas”, sostuvo Príncipe, en diálogo con “La Nueva.”.

El dirigente gremial, que es productor sojero de la localidad santafesina de Iriondo, sostuvo que una medida de este tipo es adecuada para el sudoeste bonaerense.

“Por tratarse de una zona marcadamente distinta y que tiene una ley de Desarrollo, el crédito a valor producto es ideal. Desde FA siempre hablamos de políticas diferenciadas y de pequeños productores en regiones distintas. Y para La Pampa sería algo semejante”, explicó Príncipe.

“El crédito a valor producto es ideal, porque logra una cobertura total y sabe que, en la medida que se produzca, se estará cubierto”, aseguró, por su parte, Pablo Bullrich, gerente de Agro Negocios del Banco Santander Río.

Admitió, de todos modos, que para poder dar un crédito debe existir la contrapartida que es la inversión; es decir, el fondeo. “Si doy un crédito en pesos, porque puedo fondearme en pesos, tengo un costo, se lo agrego y después lo coloco. Ahora, para poder otorgar uno a valor producto necesito que haya apetito de los inversores en esa moneda, por decirlo de algún modo. Y esto es lo que a veces cuesta, ya que requiere de que tenga una cierta liquidez y determinado volumen”, argumentó.

Bullrich sostuvo que, en el caso de la carne, se estuvo trabajando con toda la cadena, y desde el lado público y privado, con la participación de muchos bancos. Hubo reuniones y promesas de más encuentros en las semanas venideras para seguir afinando el lápiz.

“No logramos cerrarlo aún. Insisto en que debemos obtener la cantidad necesaria de gente dispuesta a invertir en valor carne para que nosotros le demos una vuelta y lo coloquemos”, añadió.

“En la medida que la actividad ganadera crezca, que haya exportación y reglas claras, habrá mercados y ganas de hacer negocios”, dijo.

“El productor paga por lo que produce. Los intereses van en ese sentido. Es algo que se reclama desde hace tiempo y ojalá se pueda concretar”, declaró Jorge Grimberg, consejero del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

Respecto del eventual destino de un crédito de valor producto, Grimberg sostuvo que puede ser orientado para retener hacienda o para aumentar rodeos.

“Pero para nuestra región sería importante, en esta coyuntura, destinarlo a los productores afectados por los incendios en el sudoeste bonaerense y el sur de La Pampa, por ejemplo”, explicó el dirigente gremial bahiense.

El productor ganadero Adrián Achinelly sostuvo que “siempre buscamos un crédito que esté vinculado a la producción real, y este lo es, ya que quien lo tome tiene certeza de que está parado en algo que podrá pagar con el producto que comercializa”.

Para Achinelly, quien es vocal titular de Asociación de Ganaderos de Bahía Blanca, un crédito de estas características sería ideal para la zona donde se produjeron los importantes incendios en este verano.

“La recuperación llevará tiempo y los productores tendrían una salida. Allí hubo mucho daño y hay que rearmar toda la explotación, como infraestructura y alambrados, más allá de intentar recuperar los animales”, recordó.

Visión desde la política

“Una perspectiva previsible a largo plazo”

“En la medida de que la actividad ganadera crezca, que haya exportación y reglas claras, habrá mercados y ganas de hacer negocios”, añadió.

En ese sentido, no pocos dirigentes políticos se ocuparon del tema y lo sacaron a la luz en más no una ocasión.

En plena campaña proselitista, a mediados del año 2015, Sergio Massa (FR) alentó esta alternativa diferente para los ganaderos.

“Es una perspectiva previsible en el largo plazo, porque el productor podrá tomar un crédito con una tasa de interés ajustable por el valor de la soja, o del trigo, o de lo que produzca", explicó.

“Con esta medida se logra que la capacidad de pago vaya de la mano de la capacidad de producción", dijo.

El economista Martín Redrado, de la misma agrupación política que Massa, amplió al asegurar que este tipo de financiamiento se impulsaría desde los bancos públicos, “los cuales comenzarán a cumplir en nuestra gestión un fuerte rol en el impulso de las economías regionales".

“Se debe poner fin a la absorción de recursos del campo y darle las herramientas necesarias para que sea uno de los motores del país que viene, porque el campo será el socio natural del país", aseguró oportunamente Redrado.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias