El país.

Procesaron con prisión preventiva a Cristina por encubrimiento del atentado a la AMIA

Además a Héctor Timerman, Oscar Parrilli y Andrés Larroque.

   El juez federal Claudio Bonadio dictó esta mañana la prisión preventiva de Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

   También pidió el desafuero del Senado de la Nación.

   Bonadio consideró que debido a sus contactos, la actual senadora "puede entorpecer la causa" que investiga el encubrimiento.

   Por otro lado, Bonadio procesó al excanciller Héctor Timerman con prisión preventiva pero le otorgó el beneficio de arresto domiciliario por su delicado estado de salud. En este momento, Timerman está en Nueva York, Estados Unidos.

   Además, procesó sin prisión preventiva al extitular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli y al diputado Andrés Larroque, y les prohibió salir del país.

   Por su parte, el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, afirmó que las detenciones se dieron porque el magistrado "conocerá algo que no conocemos, o tendrá dudas".

   Cohen Sabban aseguró que la DAIA busca "que la Justicia esclarezca si hubo, o no, un pacto de impunidad con la República Islámica de Irán". 

   "Siento que es un respeto a los argentinos la investigación (de la denuncia de Nisman). Siento que la Justicia ha vuelto al rumbo que nunca tendría que haber dejado", subrayó.

   "La pregunta es por qué la DAIA tuvo casi dos años de una lucha judicial, por qué hubo interesados en que no se abra la causa, en que se archive", comentó.

   La detención de Cristina, Timerman, Parrilli y Larroque se sumarían a las de Carlos Zannini, Luis D'Elía y Jorge "Yussuf" Khalil.

El contexto

   El 14 de enero de 2015 el fiscal Alberto Nisman acusó públicamente a la entonces presidenta y a su canciller Héctor Timerman de haber ideado un "plan criminal orquestado y puesto en funcionamiento" con participación del resto de los acusados, que derivó en la firma del fallido Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán, y tuvo como fin último, según el fiscal, "dotar de impunidad" a los iraníes con captura internacional y apuntados como responsables del atentado a la AMIA.

   Cuatro días más tarde, Nisman apareció muerto y la Justicia investigó si se trató de un homicidio o un suicidio; para peritos de la Gendarmería, se trató de un asesinato.

   Para Nisman, la expresidenta ordenó avanzar en un "plan de impunidad" y "sacrificando la Justicia en el caso AMIA" con tal de privilegiar intereses comerciales con Irán. (Infobae, Télam y La Nueva.)