El bahiense que “rescata” patentes del que todos hablan en las redes

Cada vez que llueve...

El bahiense que “rescata” patentes del que todos hablan en las redes

6/12/2017 | 07:40 |

Se le caen a muchos autos por un badén que hay en su cuadra. Las publica en Facebook y lo llaman. Le cayó La Nueva… Y también la policía.  

El bahiense que “rescata” patentes del que todos hablan en las redes

Fotos: Facundo Morales-LaNueva.

Pablo Goicochea / pgoicochea@lanueva.com

   Luciano Ruppel es un bahiense de 39 años que en un día de lluvia encontró un extraño hobbie junto a uno de sus hijos: rescatar patentes para devolverlas a sus dueños.

   Vive en la zona de Castelli y Biggio, donde hay un badén que todos los conductores se comen cuando hay agua acumulada y no se llega a ver qué hay abajo.

   En las últimas 2 lluvias fuertes en Bahía encontró más de 30. Y las publicó en Facebook para que las pasen a buscar. Y le cayó la policía a buscarlas. Y le cayó La Nueva. a entrevistarlo.

   “Todo arrancó porque en la primera lluvia salimos a dar una mano con mi hijo y su amigo a la gente que volvía al lugar a buscar sus patentes. Entonces esta vez, fuimos a buscarlas y las publicamos”, cuenta Luciano, mientras muestra la zona que se inunda cada vez que llueve.

   Después de la publicación, la mayoría de las personas que las perdieron le escribieron y la fueron a buscar. Solo 8 quedaron sin entregar.

   “Estaban reagradecidos porque nos decían que es caro hacer el trámite para pedirla de nuevo”, agrega.

   El lunes, a pedido del fiscal Marcelo Romero Jardín, 2 policías fueron hasta su casa y se llevaron las que quedaban. La Nueva. intentó comunicarse para tener más información sobre el tema pero el fiscal no atendió.

   Los efectivos le dijeron que no las junte más y las deje tiradas. Pero Luciano no les va a hacer caso.

   “Lo voy a seguir haciendo porque lo hago de corazón. Me sale así. A mí me ayudaron cuando falleció uno de mis hijos y me gusta ayudar. Lo único que falta es que vaya preso por ayudar a gente que pierde patentes”, bromea, aunque no tanto.

   El jueves pasado diluvió y la esquina se volvió una laguna. Otra vez.

   “La gente no ve el badén, pasan como si nada y no se dan cuenta de que pierden las patentes. Encontramos algunas a 3 cuadras”, explica Luciano, que se lo atribuye a la mala fama del barrio.

   “Tienen miedo de que les roben”.

La solución

   Luciano vive en en el barrio Estomba hace 34 años y dice que una de las soluciones no sólo para el problema de las patentes es el asfalto.

   “Hicieron la parte nueva sobre Castelli pero sigue corriendo mucha agua porque Biggio es de tierra y parece un arroyo”, sostiene.

   También hace hincapié en la ayuda que podría dar la Policía y no hace: “Estaría bueno que den una mano con el tránsito cuando llueve mucho. Parar un patrullero y avisar que vayan despacio. Se llegó a juntar una cola de 40 autos”.

Críticas

   Hubo varios comentarios en la publicación que hizo en Facebook criticando lo que hizo.

   Luciano hizo silencio, miró a su familia que estaba sentada a la puerta de su casa y habló.

  “Imaginate que a mí se me murió un hijo cuando tenía 8 años. Que hablen mal sin conocerme por juntar patentes no significa nada. Es como una yapa como le dicen”, cerró.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias