Los bomberos organizaron un plan para combatir incendios forestales

Coordinación y equipamiento

Los bomberos organizaron un plan para combatir incendios forestales

3/12/2017 | 08:00 | Pablo Gorosito, titular del cuartel Central, señaló que se espera una temporada igual de complicada que la anterior, con la salvedad de que las lluvias pronosticadas pueden beneficiarlos. Piden precaución para evitar siniestros.

Los bomberos organizaron un plan para combatir incendios forestales

Fotos: Archivo LN.

Por Claudio Rodríguez Kiser/crodriguez@lanueva.com

   “El 2016 fue un año muy duro. Tuvimos alrededor de 30 salidas diarias y es un promedio muy alto. No solamente en nuestra ciudad, sino también en localidades como Saavedra, Algarrobo, Tornquist y Mayor Buratovich, por eso aconsejamos que se tome conciencia para evitar desgracias”.

   La frase corresponde al comisario Pablo Gorosito, titular del cuartel Central de Bomberos, quien adelantó que durante los próximos meses tendrán una dotación extra dedicada a combatir incendios forestales.

   “Suponemos que este año será muy similar. Quizás nos favorecerá un poco la lluvia pronosticada”, contó el uniformado a “La Nueva.”.

   “Las tareas de extinción en pastizales y descampados empezaron días atrás, y en las últimas semanas ya tuvimos las primeras salidas”, agregó.

   Detalló que “los tres cuarteles que dominan el sector de Bahía tienen una dotación puntual para estos siniestros y, en vista de lo que se anuncia que será nuevamente un verano caluroso, si bien nos aseguran que habrá varios días de lluvias, tenemos previsto sumar otra dotación a las tres que están permanentes, que sería exclusiva para incendios forestales”.

   “Estamos tratando de acondicionar todo lo que tiene que ver con la logística, no solamente de los vehículos, sino también las herramientas de zapa, como lo llamamos, ya sea mochilas, mangueras, etcétera”, explicó.

   El cuartel Central tiene tres dotaciones permanentes, más otro grupo que se sumará con una camioneta equipada.

   “A lo largo del año trabajamos con el Municipio en un relevamiento integrado, viendo la necesidad en la apertura de caminos, conociendo los accesos a los establecimientos rurales y teniendo en claro los lugares para abastecimiento de agua”, sostuvo.

   Siguió diciendo que “en Hilario Ascasubi tuvimos un encuentro con gente del INTA para conocer la dinámica de trabajo y hacer un sondeo de las necesidades que existen en cada cuartel. Desde ese aspecto pudimos realizar compras de materiales por intermedio de la cooperadora policial”.

   Al mismo tiempo, pidió prudencia a la comunidad “en el manejo del fuego, en no arrojar colillas de cigarrillos encendidas y en tener el control desde el inicio hasta la finalización de una quema”.

“Aunar esfuerzos”

   Ante el comienzo de la época conflictiva en materia de incendios de pastos, el cuartel de bomberos de White sumó equipamiento.

   El segundo jefe Cesar Mendiondo contó que “adquirimos ropa especial para incendios forestales. Son 70 equipos que cubren la totalidad del cuerpo, que es ignífuga y mucho más liviana que la utilizada en incendios de estructura”.

   “Contamos con una forestación importante, pastizales altos y se supone que con el calor la situación puede complicarse. Se habla de que será un verano bastante lluvioso, tal vez tengamos un aliado desde ese lado”, opinó.

   Ante esto, apuntó que “el cuartel de White tratará de llevar a cabo un trabajo muy similar al Proceso Apell".

   “La idea es aunar esfuerzos para que los trabajos sean más acotados y tengamos una rápida respuesta. La temporada pasada fue muy movida”, señaló.

   “El año pasado sufrimos mucho lo que pasó en Cerri. Hay que tener cuidado con cada uno de nuestros actos. Tuvimos en 2016 alrededor de 700 salidas en lo que es forestal, mientras que llevamos unas 400 en 2017. Es un número muy alto”, cerró.

Cabildo concientiza

   Adrián Bares, titular interino del cuartel de bomberos de Cabildo, detalló que "estamos realizando campañas de concientización con los productores rurales".

   También dijo que están poniendo en condiciones los elementos para realizar su trabajo.

   “El período pasado (fin de 2016 y principios de 2017) fue devastador. Tuvimos 45 salidas en un mes", describió.

   “Estamos en el grupo de incendios forestales por intermedio del Proceso Apell. Tuvimos reuniones con la Asociación de Ganaderos, con Ferrosur, bomberos de la Policía y buscamos estar preparados para afrontar las diferentes situaciones. Cada una de las partes tendrá que cumplir un protocolo ante cada incendio”, expresó.

   Respecto a esto último, indicó que “cuenta con tres tipos de colores: rojo, amarillo y verde, que depende del nivel de cada evento y habrá un trabajo coordinado entre Defensa Civil y el proceso Apell. Será una tarea organizada entre todos”, finalizó.

"Lo del año pasado nos tocó seriamente"

   El 16 de diciembre pasado marcó un antes y un después para General Cerri. Un incendió de pastizales afectó a siete viviendas y tuvo en vilo a toda la comunidad.

   Néstor Fabián Fabrizi, titular del cuerpo de bomberos de esa localidad, detalló cómo piensan combatir esta problemática.

   “Se viene otra temporada difícil y con antelación estuvimos trabajando con el INTA y participando de distintos cursos. Nos habían dicho que la temporada empezaba a mediados de noviembre y así fue, ya que tenemos un promedio de 2/3 salidas por día. Por las lluvias, el pastizal está muy alto”, abrió.

   El servidor público señaló que “si bien no hay tanta carga de fuego como en años anteriores por la quema mencionada, la altura de los pastos sorprende y puede complicarse cuando suban las temperaturas”.

   “Hay que tomar precaución, porque el fuego se desplaza más rápido. Tras lo vivido el año pasado, se trabajó con el municipio”, contó.

   “Días atrás nos reunimos en White con gente de Defensa Civil, de los cuarteles bomberos, de la Dirección General de Riego y de Vialidad e hicimos un trabajo de relevamiento que comenzó en Cerri, marcando los lugares críticos, los de abastecimientos, teléfonos de los dueños de los campos, accesos y tranqueras”, agregó.

   Fabrizi comentó que se logró tener “una base de datos que posibilitó armar un protocolo de emergencias de incendios rurales, donde se define cada alerta y los pasos a seguir. También intentamos recordarles a los productores el tratamiento de los cortafuegos”.

   Dijo que “lo del año pasado nos tocó seriamente y estamos trabajando con la comunidad para que cuide sus terrenos baldíos, que los cercos tengan entradas para vehículos, evitar el acumulamiento de maderas en las casaquintas y la desprolijidad de los arbustos favorece a una mayor voracidad del fuego”.

   Por último, comentó que "en el verano pasado llegamos a tener hasta doce salidas diarias. Muy superior a años anteriores".

   "Más allá de que aquel 16 de diciembre la noticia fue que se quemaron tres casas y se vieron afectadas otras cuatro, luego de hacer un relevamiento constatamos que en esas 33 hectáreas había 69 viviendas. Eso nos marca el gran trabajo que hicieron nuestros bomberos y los de la zona”, culminó.

Mustang Cloud - CMS para portales de noticias